Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

3.2: Grupos naturales y no naturales

  • Page ID
    53221
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Cabe reiterar que si bien una especie puede ser vista como un grupo natural, los niveles más altos de clasificación pueden o no reflejar información biológicamente significativa. Tal clasificación de nivel superior es un artefacto de la necesidad humana de darle sentido al mundo; también tiene el valor práctico de organizar la información, al igual que la forma en que se organizan los libros en una biblioteca. ¡Podemos estar seguros de que estamos leyendo el mismo libro, y estudiando el mismo organismo!

    Los géneros y otras clasificaciones de nivel superior generalmente se basan en la decisión de considerar uno o más rasgos como más importantes que otros. La asignación de un valor particular a un rasgo puede parecer arbitraria. Consideremos, por ejemplo, el género Canis, que incluye lobos y coyotes y el género Vulpes, que incluye zorros. La distinción entre estos dos grupos se basa en cráneos de menor tamaño y más planos en Vulpes en comparación con Canis. Ahora examinemos el género Felis, el gato común común, y el género Panthera, que incluye tigres, leones, jaguares y leopardos. Estos dos géneros se distinguen por características craneales y si (Pathera) o no (Félix) tienen la capacidad de rugir. Entonces, ¿qué hacemos de estas distinciones, son realmente suficientes para justificar grupos distintos, o deberían fusionarse Canis y Vuples (y Félix y Panthera)? ¿Las diferencias entre estos grupos son biológicamente significativas? La respuesta es que a menudo las bases para las clasificaciones de orden superior no son biológicamente significativas. Esta falta común de significación biológica se ve subrayada por el hecho de que la clasificación de orden superior de un organismo puede cambiar: un género puede convertirse en familia (y viceversa) o una especie puede trasladarse de un género a otro. Considera los tipos de organismos comúnmente conocidos como osos. Hay una serie de diferentes tipos de organismos parecidos a osos, hecho que reconoció el esquema de clasificación de Linneo. Al observar todos los organismos parecidos al oso, reconocemos ocho tipos. 59 Actualmente consideramos que cuatro de estos, el oso pardo (Ursus arctos), el oso negro asiático (Ursus thibetanus), el oso americano (Ursus americanus) y el oso polar (Ursus maritimus) son significativamente más similares entre sí, en base a la presencia de diversos rasgos, que a otros tipos de osos. Por lo tanto, los colocamos en su propio género, Ursus. Hemos colocado cada uno de los otros tipos de organismos parecidos a osos, el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), el oso perezoso (Melurus ursinus), el oso sol (Helarctos mayalanus) y el panda gigante (Ailuropoda melanoleuca) en su propio género separado, porque los científicos consideran estas especies más diferentes de una otros que son los miembros del género Ursus. El problema aquí es ¿qué tan grandes tienen que ser estas diferencias para justificar un nuevo género?

    Entonces, ¿dónde nos deja eso? Aquí se unen la teoría de la evolución junto con la teoría celular (continuidad de la vida). Se trabaja en el supuesto de que cuanto más estrechamente relacionadas (evolutivamente) estén dos especies, más rasgos compartirán y que el desarrollo de un nuevo rasgo biológicamente significativo es lo que distingue en grupo de otro. Los rasgos que subyacen a un esquema de clasificación racional se conocen como sinapomorfias (término técnico); básicamente se trata de rasgos que aparecieron en uno u otro punto de ramificación de un árbol genealógico y sirven para definir ese punto de ramificación, de tal manera que el organismo en una rama forma parte de un grupo “natural”, distinto de los de la otra rama (linaje). De la misma manera que la distorsión del espacio-tiempo proporcionó una razón de por qué existe una ley de la gravedad, por lo que las relaciones ancestrales entre organismos proporcionan una razón de por qué los organismos pueden organizarse en una jerarquía linnaea.

    Entonces la pregunta restante es, ¿cómo determinamos la ascendencia cuando vivieron los antepasados, miles, millones o miles de millones de años en el pasado? Como no podemos viajar atrás en el tiempo, tenemos que deducir las relaciones a partir de estudios comparativos de organismos vivos y fosilizados. Aquí el biólogo Willi Hennig jugó un papel clave. 60 Estableció reglas para utilizar rasgos compartidos, empíricamente medibles para reconstruir las relaciones ancestrales, de tal manera que cada grupo debería tener un solo ancestro común. Como descubriremos más adelante, uno de los rasgos ahora comúnmente utilizados en los estudios modernos es la secuencia génica (ADN) y los datos de organización genómica, aunque incluso aquí hay muchas situaciones en las que quedan ambigüedades, debido a los tiempos muy largos que separan a los antepasados y los organismos actuales.

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 3.2: Grupos naturales y no naturales is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by Michael W. Klymkowsky and Melanie M. Cooper.