Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

4.6: Defensa contra tramposos sociales

  • Page ID
    52943
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Ahora surge una pregunta interesante: dentro de una organización social, como un grupo de microbios cooperantes o cazadores 127, podemos esperar que, a través de la mutación (o a través de otros mecanismos conductuales), surjan tramposos. ¿Qué queremos decir con tramposo? Imagínese una bacteria dentro de un enjambre, una célula en un organismo, o un animal en un grupo social que no obedece las reglas. En el caso de los agregados de moho de limo, imagine que una célula puede evitar convertirse en un tallo no reproductivo, sino que siempre se diferencia para formar una espora reproductivamente competente. ¿Qué pasa con el tiempo? Un escenario plausible sería que esta célula de esporas inicie su propio clon de ameba migratoria, pero cuando las condiciones cambian para que se produzca la agregación y la formación de cuerpos fructíferos, la mayoría de las células evitan formar el tallo. Predeciríamos que el tallo resultante, requerido para levantar la región formadora de esporas por encima del suelo y necesario para la dispersión de esporas, sería corto o inexistente y por lo tanto reduciría la eficiencia de dispersión entre diferentes agregados en función del número de individuos con un fenotipo tramposo presente. Si la dispersión es importante para el éxito reproductivo, habría selección para quienes la mantienen y contra los tramposos.

    Ahora la pregunta es, una vez que un comportamiento social ha evolucionado, bajo qué condiciones pueden mantenerlo los mecanismos evolutivos. Un enfoque es vincular la capacidad de unirse a un grupo social con diversos mecanismos internos y externos. Esto hace que los cooperadores sean reconocibles y trabaja para mantener un rasgo cooperativo o altruista incluso ante los costos individuales. Hay una serie de mecanismos plausibles asociados con rasgos sociales específicos. Este es, sin embargo, un tema que puede ampliarse fácilmente a un curso completo. Nos centraremos en estrategias comunes con referencias ocasionales a situaciones específicas. Para ilustrar estos mecanismos, utilizaremos como ejemplo los tejidos humanos. Podemos considerar al organismo multicelular como un sistema social. Las células que lo componen han renunciado a su capacidad de reproducir un nuevo organismo para la capacidad de potenciar el éxito reproductivo de todo el organismo. En este contexto, el cáncer, particularmente los cánceres tempranos en el set y en la infancia, son enfermedades que surgen de mutaciones que conducen a una pérdida del control social. Las células cuya supervivencia y reproducción normalmente están estrictamente controladas pierden ese control; se vuelven antisociales y comienzan a dividirse de manera incontrolada, alterando la organización normal del tejido en el que se encuentran, e incluso pueden desprenderse, migrar y colonizar otras áreas del cuerpo, proceso conocido como metástasis. El crecimiento controlado del tumor primario y estas colonias metastásicas conduce finalmente a la muerte del organismo como un todo.

    Cuando pensamos en mantener un comportamiento social, podemos pensar en dos mecanismos generales: la vigilancia intrínseca y la extrínseca. Por ejemplo, supongamos que un rasgo asociado con el comportamiento social también está vinculado o requerido para la supervivencia celular. En este caso, una mutación que lleve a la pérdida del rasgo social puede llevar a la muerte celular. Considera esto en el contexto del cáncer. Las células normales pueden considerarse adictas a la normalidad. Cuando se altera su normalidad se someten a apoptosis, un tipo de muerte celular activa (ver arriba). Una célula portadora de una mutación que le permita crecer de manera incontrolada e inapropiada probablemente se matará antes de que pueda producir un daño significativo 128. Para que un tumor crezca y progrese, otras mutaciones deben de alguna manera interrumpir e inactivar el proceso apoptótico. El proceso apoptótico refleja un modo intrínseco de control social. Es un poco como la culpa que experimentan (algunas) personas cuando rompen las reglas sociales o transgreden las normas sociales. La pérdida de culpa social o vergüenza es análoga a la inhibición de la apoptosis en respuesta a diversas señales asociadas con comportamientos anormales.

    En los seres humanos, y en varios otros organismos, también existe un sistema de control social extrínseco. Esto es análogo a la presencia de policías externos (la culpa y la apoptosis son policías internos). Las mutaciones asociadas a la pérdida de la integración social —es decir, la transformación de una célula a un estado canceroso— pueden conducir a cambios en el carácter de la célula. Las células especializadas del sistema inmune pueden reconocer estos cambios y matar a la célula mutante 129. Por supuesto, dado que los tumores ocurren y matan a las personas, podemos suponer que existen mutaciones que permiten que las células tumorales eviten dicha vigilancia del sistema inmunológico. Como veremos, una parte del fenotipo canceroso suele ser una pérdida de mutación normal y sistemas de reparación del genoma. En efecto, la célula mutante ha incrementado el número de mutaciones, y en consecuencia, la variación genética en la población de células cancerosas. Si bien muchas de estas variantes son letales, el efecto general es aumentar la tasa de evolución de las células cancerosas. Esto lleva a una raza evolutiva. Si el cáncer es asesinado por sistemas de control social intrínseco y extrínseco, no se presenta ninguna enfermedad. Sin embargo, si el cáncer evoluciona lo suficientemente rápido como para evitar la muerte por estos sistemas, el cáncer progresará y se diseminará. Al observar una gama de sistemas sociales, desde bacterias cooperantes hasta sociedades complejas, vemos ejemplos de control intrínseco y extrínseco.

    Preguntas para responder y reflexionar

    • ¿Por qué una señal de quórum necesita ser secretada (liberada) del organismo?
    • ¿Qué componentes son necesarios para la señalización de quórum?
    • ¿Por qué r (la relación entre organismos) nunca es 0 (aunque puede ser bastante pequeña).
    • ¿Qué tipos de mecanismos se pueden utilizar para abordar los efectos de los tramposos en una población?
    • ¿Cómo se aplicarían estos mecanismos a las interacciones sociales?
    • Hacer un modelo de los mecanismos que pueden conducir a la evolución de las interacciones sociales dentro de un organismo y dentro de una población.

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 4.6: Defensa contra tramposos sociales is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by Michael W. Klymkowsky and Melanie M. Cooper.