Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

7.7: Propiedades

  • Page ID
    53342
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    El caos no se define con precisión en las matemáticas, sino que ocurre donde:

    1. La dinámica poblacional parece oscilar erráticamente, sin influencia externa.
    2. La población tiene un conjunto ilimitado de diferentes patrones de oscilación, todos para los mismos valores de parámetro.
    3. El más mínimo cambio en el número de individuos puede cambiar la población de un patrón de oscilaciones a cualquier otro patrón.

    No es importante que aprendas todos los detalles del caos. El punto científico importante aquí es que la complejidad puede surgir de la simplicidad. El comportamiento complejo de algo en la naturaleza no implica causas complejas de ese comportamiento. Como se ha visto, tan solo dos líneas de modelado de código de computadora tales sistemas pueden generar dinámicas extremadamente complejas. El punto biológico importante es que las poblaciones pueden oscilar caóticamente por sí mismas, sin influencias externas que las molesten, y que su curso futuro preciso puede ser impredecible.

    El caos y la aleatoriedad en los sistemas deterministas fueron descubiertos por el matemático Henri Poincaré a finales del siglo XIX, pero el conocimiento apenas escapó del dominio de las matemáticas. En la década de 1960, el meteorólogo Edward Lorenz descubrió sus efectos en modelos meteorológicos, y en la década de 1970 el ecologista teórico Robert May hizo más descubrimientos, publicando un artículo de alto perfil que aterrizó en campos científicos como una bomba. Los detalles del caos fueron luego elaborados por una gran variedad de matemáticos y científicos durante el último cuarto del siglo XX. La ecuación logística de tiempo discreto examinada en este capítulo ahora es designada por Ian Steward como el número dieciséis de diecisiete ecuaciones que cambiaron el mundo.

    six equations.JPG

    Fi gure\(\PageIndex{1}\). El seis final de diecisiete ecuaciones que cambiaron el mundo, según lo designó Ian Steward.


    This page titled 7.7: Propiedades is shared under a CC BY-NC 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Clarence Lehman, Shelby Loberg, & Adam Clark (University of Minnesota Libraries Publishing) via source content that was edited to the style and standards of the LibreTexts platform; a detailed edit history is available upon request.