Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

4.8: Salud

  • Page ID
    49985
  • La salud de los bebés depende de que los adultos, que se preocupan por ellos, promuevan y protejan su salud. La siguiente sección aborda el tema de las condiciones físicas que afectan a los bebés, como el sacudir violentamente a los bebes y la importancia de la vacunación.

    Condiciones y problemas físicos comunes durante la infancia

    Algunas condiciones y problemas físicos son muy comunes durante la infancia. Muchos son normales y los cuidadores del bebé, pueden lidiar cuando estos pasen. Mayormente, es cuestión que los cuidadores aprendan que sería normal en un bebé y estar tranquilo con la nueva rutina en casa. Los padres y cuidadores primerizos tienen las siguientes preguntas:

    Movimiento Intestinal

    Existen muchos cambios en el movimiento intestinal de un bebé, tanto en color como en consistencia, incluso en los primeros días de recién nacido. Mientras, el color, consistencia y frecuencia de las deposiciones cambian, las deposiciones duras y secas pueden indicar la deshidratación y las deposiciones aguadas indican diarrea.

    clipboard_ec7ba1ed33e7274ae28005566933cefa9.png
    Figura 4.21: cambio de pañal de un bebé. (Imagen por Kevin Phillips bajo licencia CC BY 2.0)

    Cólicos

    Muchos bebés se irritan por las noches, pero si el llanto no para y empeora durante el día, puede ser causado por un cólico. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, una quinta parte de los bebes desarrollan cólicos empezando la 2da y 4ta semana de vida. Pueden llorar inconsolablemente o gritan, extienden o levantan sus piernas y evacuan gases. Su estómago se agranda. Los episodios de llanto pueden suceder en cualquier momento, aunque empeoran en las primeras horas de la noche.

    Los cólicos podrían mejorar o desaparecer a los 3 o 4 meses del bebé. No existe una explicación de por qué algunos tienen cólico. Los profesionales de salud pueden asegurar que no hay una razón médica detrás del llanto.

    Algunos bebés se tranquilizan cuando los cargan, los mecen o los envuelven ceñidamente en una manta. A algunos les gusta el chupón

    clipboard_e833f35beaf2c45c9e7a1465108720822.png
    Figura 4.22: Padre sosteniendo a su bebé. (Imagen suministrada por David D bajo licencia CC BY 2.0)

    Síndrome del bebé sacudido

    Aquí un anuncio de servicio público del Centro de Control de Enfermedades (CCE)

    El llanto.

    La alimentación avanzada la noche.

    El cambio de pañal.

    El agotamiento.

    Si alguna vez han estado con un bebe que no para de llorar, es muy probable que uno se frustre. Debemos enfocarnos en tranquilizarnos y entender que quizás no podamos calmar al bebé. No es nuestra culpa o la del bebé.45

    Es normal que los bebés sanos lloren y hasta algunos lloran más que otros. Algunas veces es difícil poder consolarlos y es muy probable que el cuidador llegue a su límite. Cuando los cuidadores pierden el control y sacuden al bebe puede resultar en algo desastroso.

    Síndrome del Bebé Sacudido (SBS) es un tipo de abuso infantil, ocasionado al agitar vigorosamente los hombros, los brazos o las piernas del niño. El “Latigazo cervical” puede causar una presión intracraneal (en el cerebro) o sangrado intraocular (en los ojos). Generalmente, no hay un trauma externo en la cabeza. Aun así, los niños con SBS mostrarán algunas señales:

    SBS puede resultar en muerte, retraso mental o retraso en el desarrollo, parálisis, deficiencia motriz severa, espasticidad, ceguera y ataques epilépticos.

    ¿Quién está en riesgo?

    Los niños pequeños son los más vulnerables a este tipo de abuso. Sus cabezas son más grandes en comparación de sus cuerpos y los músculos de su cuello son débiles. Los niños menores de un año corren mayor riesgo, pero SBS también se ha dado en niños de 5 años. La zarandeada generalmente ocurre cuando el bebé llora o se tiene un accidente en el entrenamiento de ir al baño. Los culpables suelen ser varones, principalmente el padre biológico, el novio o compañero de la madre. Los cuidadores son los causantes en los 9% a 21% de los casos. La explicación que normalmente da el cuidador es - “estaba jugando con el bebé”— no se da cuenta de la severidad del trauma. En muchos casos existe un historial de abuso infantil.

    ¿Se puede prevenir?

    SBS si se puede prevenir. Aunque, la educación no puede prevenir este tipo de abuso. El programa de visitas en casa es una muestra de prevención a cualquier abuso infantil. Como el padre del bebé o el compañero de la madre son generalmente los causantes de SBS, ellos deben estar incluidos en el programa de visitas. Este programa trae recursos para la familia. Los profesionales médicos brindan información, ayuda para el cuidado de salud, apoyo psicológico y otros servicios que pueden ser efectivos para los padres y cuidadores.

    En conclusión

    clipboard_ef62ac3da20f1587c5ad74fdaac03e7d8.png
    Figura 4.23: El cuidado de un profesional médico. (La Imagen por U.S. Air Force es de dominio público )

    Traumatismo Craneoencefálico

    El Síndrome del bebé Sacudido causa el traumatismo craneoencefálico, este es un abuso físico infantil grave, ya que causa daño en el cerebro del niño. Es muy importante recalcar este punto porque:

    Dentición

    A pesar de que no se ven los dientes en los recién nacidos, los dientes de leche aparecen 6 meses después del nacimiento. Durante los primeros años, los 20 dientes de leche empiezan a brotar de las encías, la mayoría de los niños tendrán todo su conjunto de dientes de leche a los tres años.

    Los cuatro dientes frontales del bebé aparecen alrededor de los 6 meses, aunque es probable que algunos no tengan su primer diente hasta los 12 o 14 meses. A medida que los dientes van brotando, los bebés se irritan, pierden el apetito y babean más de lo usual.

    El FDA no recomienda el uso de medicamentos para el adormecimiento de las encías, especialmente las que contengan benzocaína, porque pueden causar daños severos en los niños pequeños. Algunas formas seguras de calmar la molestia en las encías, sería darle un mordedor frio, o frotar suavemente sus encías con un dedo limpio.

    Regurgitación/Vómitos

    La regurgitación es muy común en los bebés, y normalmente no es señal de algún problema más serio. Pero si un bebé no aumenta de peso o muestra señales de dolencia, debe recibir atención médica.

    clipboard_ef01c3b2be9bc1716425d9345b2764836.png
    Figura 4.24: Un padre sosteniendo a su bebé con una tela protectora en su hombro por la regurgitación. (Imagen por Colin bajo licencia CC BY 2.0)

    Orina

    Los bebés a menudo orinan cada 1 a 3 horas y si no es tan frecuente lo hacen cada 4 a 6 horas. Si está enfermo o el clima está muy caliente, producen la mitad de orina de lo normal. Si un bebé muestra dolor al orinar o si se ve sangrado en el pañal, se debe buscar ayuda médica.

    Dermatitis del Pañal

    El sarpullido en la piel donde se usa el pañal es muy común. Es causada por la irritación de la piel en contacto con las deposiciones y la orina. Puede empeorar durante la diarrea. La dermatitis del pañal se puede prevenir con los cambios frecuentes de pañal.

    Ictericia

    Esta puede causar que la piel, ojos y boca del bebé se vuelvan de color amarillo. El color amarillo se debe al aumento de bilirrubina. La bilirrubina es una sustancia amarilla que el cuerpo produce cuando reemplaza los glóbulos rojos viejos.

    Normalmente el hígado ayuda da descomponer la bilirrubina, pero en muchos bebés, los primeros días de nacimiento, el hígado no trabaja con normalidad. Como resultado el nivel de bilirrubina en la sangre es muy alto, causando que el tono de pie del bebé se torne amarilla – a esto se denomina ictericia.

    A pesar de que la ictericia es muy común y usualmente no es una situación seria, en algunos casos, los niveles altos de bilirrubina pueden causar daños cerebrales. Todos los bebés que sufren de ictericia deben recibir asistencia médica profesional. Algunos bebés no necesitan tratamiento. Se regula el funcionamiento de su hígado e inicia eliminando la bilirrubina más o menos unos días después de nacer. Para algunos bebés, los médicos recomiendan la fototerapia – es un tratamiento en que se expone a una luz especial – la cual ayuda a eliminar la bilirrubina del cuerpo.

    clipboard_e66ce043fe6d756d6eb80243d6a0eee0f.png
    Figure 4.25: El bebé recibe el tratamiento contra la ictericia. (Imagen por Andrés y Antoinette Ricardo usando bajo su permiso)

    Protección de la salud a través de la inmunización

    Una forma de proteger la salud del niño (y de quienes lo rodean) es a través de la inmunización. Las vacunas (que se dan mediante inyecciones) pueden doler un poquito, pero las enfermedades de las que nos previenen pueden doler mucho más. Las inyecciones inmunológicas, o vacunas son esenciales. Estos nos protegen de enfermedades como: el sarampión, paperas, rubeola, hepatitis b, poli, difteria, tétanos, tos ferina. La inmunización es importante tanto para adultos como para los niños. Debido a estas son las razones:

    El Sistema inmunológico ayuda al cuerpo humano a pelear contra diferentes virus, produciendo sustancias que puedan combatirlas. Una vez que las produce, el sistema inmunológico “recuerda” el virus y puede eliminarla otra vez. Las vacunas contienen virus, que pueden eliminarla. Cuando esta se coloca en una persona sana, la vacuna lleva a que el sistema inmunológico responda y construya inmunidad.

    Antes de la vacunación, las personas se vuelven inmunes solo al enfermarse y al haber sobrevivido a la enfermedad. Las inyecciones inmunologías son más fáciles y menos riesgosas de convertirse inmune a ellas.

    Las vacunas son la mayor defensa en contra de enfermedades, serias, prevenibles y mortíferas que son contagiosas. Las vacunas son los productos más seguros, pero al igual que otros productos médicos, pueden tener riesgos. Una información precisa acerca del valor de las vacunas y sus efectos secundarios nos ayudaran a estar informados para tomar una decisión sobre una vacuna.

    clipboard_ec8ba14e89533354a9944d15b8118c07b.png
    Figura 4.26: Una enfermera vacunando a un bebé. (Imagen por Maria Immaculata Hospital bajo licencia CC BY-SA 4.0)

    Posibles efectos secundarios

    Como todo producto médico, las vacunas pueden causar efectos secundarios en algunas personas. Muchos de estos efectos secundarios son menores, como enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección. Puedes buscar más información para aprender sobre posibles efectos secundarios hacia las vacunas.

    Cualquier vacuna puede causar efectos secundarios. La mayoría son menores (por ejemplo, un brazo adolorido o un poco de fiebre) y se quitan dentro de unos días.52 Serios efectos secundarios después de la vacuna, como reacción alérgica severa, es muy raro.53

    Recuerda, las vacunas son monitoreadas continuamente por seguridad, y como cualquier medicina, las vacunas pueden causar efectos secundarios. Sin embargo, la decisión de no inmunizar al niño también envuelve riesgos y puede ponerlo a él y a otros que están en contacto en riesgo de contraer alguna enfermedad mortal.

    ¿Cuán bien funcionan las vacunas?

    Las vacunas funcionan muy bien. Ninguna medicina es perfecta, claro, pero la mayoría de las vacunas en la niñez producen inmunidad alrededor del 90–100% del tiempo.

    ¿Qué hay de lo que muchos argumentan sobre las vacunas, que estas ya no son efectivas…? ¿Que las enfermedades desaparecerán por sí solas debido a mejor higiene, incluso sin vacunas? Simplemente esto no es cierto. Es verdad que mejor higiene puede ayudar a prevenir el esparcimiento de alguna enfermedad, pero los gérmenes que causan las enfermedades, seguirán alrededor y mientras existan continuarán enfermando a las personas.

    Todas las vacunas deben ser aprobadas por la Administración de Alimento y Medicinas (FDA) antes de ser usada en los Estados Unidos, y una vacuna debe estar bajo pruebas extensas para demostrar que si funciona y que es seguro antes que la FDA la apruebe. Entre estos exámenes están pruebas clínicas, que comparan grupos de personas que obtienen la vacuna con grupos de personas que tienen un control. Una vacuna es aprobada solo si la FDA determina que es seguro y efectivo usarla.

    Si miras la historia de cualquier enfermedad evitable mediante la vacunación, virtualmente siempre se muestra que el número de casos de enfermedades empieza a bajar cuando una vacuna es aprobada. Las vacunas son la herramienta más efectiva para prevenir enfermedades infecciosas.

    Oposición a las vacunas

    En 2010, una tos ferina brota en California enfermando a 9,143 personas y resulta en 10 muertes de bebés: el peor brote en 63 años (Centro de Control de Enfermedad 2011b). Investigadores, sospecharon que la principal causa del brote fue la decreciente fortaleza de las vacunas en niños mayores, así que recomendaron una vacuna de refuerzo para 11–12 años de edad y también para mujeres embarazadas (Zacharyczuk 2011). La tos ferina es más seria en bebés: uno de cinco necesita ser hospitalizado, y como son muy jóvenes para la vacuna, es crucial que las personas alrededor de ellos estén inmunizadas (Centros de Control de enfermedades 2011b). Varios estados, incluyendo California, han requerido el refuerzo de la vacuna contra la tos ferina para niños mayores en recientes años con la esperanza de evitar otro brote.

    ¿Pero qué hay de las personas que no quieren que sus hijos tengan esta vacuna o ninguna otra? Esa pregunta es el centro del debate que ha estado latente por años. Las vacunas son preparaciones biológicas que facilitan la inmunidad contra ciertas enfermedades. Las vacunas han contribuido a la erradicación y debilitamiento de numerosas enfermedades infecciosas, incluyendo viruela, polio, paperas, varicela y meningitis.

    clipboard_e22bfec29aeab5a9a889134d74327111c.png
    Figura 4.27: Estos dos niños contrajeron Polio. (La Imagen por el CDC es de dominio publico)

    Sin embargo, muchas personas expresan preocupación sobre los efectos negativos de las vacunas. Estas surgen desde miedos acerca de la sobrecarga del sistema inmunológico del niño hasta reportes sobre los devastadores efectos secundarios de las vacunas.55

    Aunque el niño continúe teniendo varias vacunas hasta su segundo año, estas vacunas no sobrecargan su sistema inmunológico. Cada día, el sistema inmunológico saludable de un bebé pelea exitosamente contra miles de antígenos, las partes de los gérmenes que causan que el sistema inmunológico responda. Incluso si tu hijo recibe varias vacunas en un día, estas contienen solo una pequeña cantidad de antígenos comparado con los que él bebé encuentra cada día.

    Este es el caso incluso si tu hijo recibe vacunas combinadas. Estas consisten en combinar dos o más vacunas que puedan ser otorgadas individualmente y ponerlas en una inyección. Los niños reciben la misma protección que tienen de vacunas individuales otorgadas por separado, pero con menos inyecciones.56

    Un malentendido es que la vacuna en sí puede causar la enfermedad de la que se supone debe inmunizar.57 Las vacunas ayudan a desarrollar inmunidad al imitar una infección, pero esta “imitación” de la infección no causa la enfermedad. En cambio, causa que el sistema inmunológico desarrolle la misma respuesta en el futuro como si fuera una infección real así el cuerpo reconoce y pelea la enfermedad gracias a la vacunación. A veces después de una vacuna, la imitación de la infección puede causar pequeños síntomas, como fiebre. Tales síntomas son normales y debe esperarse que el cuerpo construya inmunidad.58

    Otra preocupación común es que las vacunas, específicamente la MMR (MMR por sarampión, paperas, y rubeola), están entrelazados con el autismo. La conexión con el autismo ha sido controversial. En 1998, un británico físico llamado Andrew Wakefield publicó un estudio en la revista Lancet de Gran Bretaña que unió la vacuna del MMR con el autismo. El reporte recibió mucha atención de los medios, resultando en que la taza de inmunización británica cayó del 91 por ciento en 1997 hasta el 80 por ciento para el 2003, acompañado por el aumento en los casos de sarampión (Devlin 2008). Una investigación prolongada por el periódico médico británico probó que no solo este estudio era inexistente, sino también que el Dr. Wakefield había falsificado información para apoyar sus quejas (CNN 2011). Dr. Wakefield fue desacreditado y se le quitó la licencia, pero la duda quedó permanente en la mente de muchos padres.

    En los Estados Unidos, muchos padres aún creen en el desacreditado MMR-autismo enlace y se rehúsan a vacunar a sus hijos. Otros padres escogen no vacunarlos por varias razones como por ejemplo creencias religiosas o de salud. En un caso, un joven a quien sus padres escogen no vacunarlo retorna a casa a los Estados Unidos después de un viaje al extranjero; nadie sabía entonces que ya estaba infectado con sarampión.

    El joven expuso a 839 personas a la enfermedad y causo 11 casos más de sarampión todos en otros niños no vacunados, incluyendo uno que tuvo que ser hospitalizado.

    clipboard_e563c4e915a2eaff3dc452266f3ea649e.png
    Figura 4.28: Un bebé con sarampión. (La Imagen por CDC Global bajo licencia CC BY 2.0)

    De acuerdo a un estudio publicado en Pediatría (2010), el brote costó al sector público $10,376 por diagnosticar el caso. El estudio mostró que la no vacunación de los infectados ocurrió en estudiantes de colegios privados, escuelas subvencionadas y colegios públicos en áreas de nivel socioeconómico alto (Sugerman et al. 2010).60

    El programa de inmunización

    La vacuna a tiempo durante la niñez es esencial porque provee inmunidad antes que se expongan a enfermedades peligrosas. Las vacunas están probadas para asegurar que son seguras y efectivas para que los niños las reciban a las edades recomendadas.61 Los niños vacunados en Estados Unidos están protegidos contra dieciséis potenciales enfermedades dañinas. Vacunas preventivas pueden ser muy serias, quizás requieran hospitalización o incluso morir, especialmente en bebés y niños pequeños.62

    Aquí está el programa del CDC para asegurarse que un niño está vacunado:

    Figura 4.29: Horario de inmunización. (La Imagen por el CDC es de dominio publico)
    Figura 4.30: Vacunas para prevenir enfermedades. (La Imagen por el CDC es de dominio público)

    Seguridad

    Hay diferentes riesgos que los bebés corren. De acuerdo con el CDC, la tasa de lesiones no mortales varía por la edad del grupo.

    Y las razones principales de heridas de muerte también difieren por edad de grupo

    Seguridad en el asiento del auto

    Lesiones en el vehículo son la principal causa de muerte entre niños de Estados Unidos. Pero muchas de esas muertes pueden prevenirse.

    Si los niños de la edad y el tamaño apropiado tienen asientos para auto, asientos elevadores y cinturones de seguridad se reducirá el riesgo de accidentes serios.

    Figura 4.31: Los diferentes tipos de asiento de auto de acuerdo a la edad. (Imagen por el CDC es de dominio publico)

    Contribuyentes y atribuciones

    45. Coping with Crying 3 PSA por el CDC es de dominio publico

    46. Shaken Baby Syndrome por the CDC de dominio publico

    48. Preventing Abusive Head Trauma in Children por el CDC dominio público

    52. Disease Prevention and Healthy Lifestyles referencias Contemporary Health Issues por Judy Baker, Ph.D., bajo licencia CC BY-SA 4.0

    53. Making the Vaccine Decision por el CDC es de dominio publico

    55. Disease Prevention and Healthy Lifestyles referencias Contemporary Health Issues por Judy Baker, Ph.D., bajo licencia CC BY-SA 4.0

    56. Making the Vaccine Decision por el CDC es de dominio publico

    57. Disease Prevention and Healthy Lifestyles referencias Contemporary Health Issues por Judy Baker, Ph.D., bajo licencia CC BY-SA 4.0

    58. Making the Vaccine Decision por el CDC es de dominio público

    60. Disease Prevention and Healthy Lifestyles referencias Contemporary Health Issues por Judy Baker, Ph.D., bajo licencia CC BY-SA 4.0

    61. For Parents: Vaccines for Your Children por el CDC es del dominio público

    62. Vaccines for Your Children: Protect Your Child at Every Age para la CDC es de dominio público

    65. Protect the Ones You Love: Child Injuries are Preventable por el CDC es de dominio público

    66. Child Passenger Safety: Get the Facts por el CDC es de dominio público

    67. Child Passenger Safety: Get the Facts por el CDC es de dominio público