Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

11.4: Procesamiento de información: aprendizaje, memoria y resolución de problemas

  • Page ID
    49944
  • Durante la infancia media y tardía, los niños avanzan en varias áreas de la función cognitiva, incluida la capacidad de la memoria de trabajo, su capacidad de prestar atención y el uso de estrategias de memoria. Ambos cambios en el cerebro y la experiencia fomentan estas habilidades. En esta sección, veremos cómo los niños procesan la información, piensan y aprenden, lo que les permite aumentar su capacidad de aprender y recordar debido a una mejora en la forma en que atienden, almacenan información y resuelven problemas.29

    Memoria de trabajo: la capacidad de la memoria de trabajo se expande durante la infancia media y tardía, la investigación ha sugerido que tanto un aumento en la velocidad de procesamiento como la capacidad de evitar la entrada de información irrelevante en la memoria están contribuyendo a una mayor eficiencia de la memoria de trabajo durante esta edad (de Ribaupierre, 2002). Los cambios en la mielinización y la poda sináptica en la corteza probablemente están detrás del aumento en la velocidad de procesamiento y la capacidad de filtrar estímulos irrelevantes (Kail, McBride-Chang, Ferrer, Cho y Shu, 2013).

    Figura 11.17: La memoria de trabajo se expande entre la infancia media y la tardía. (Image por Anchor con licencia de CC BY-NC-SA)

    Atención: Como se señaló anteriormente, la capacidad de inhibir la información irrelevante mejora durante este periodo de edad, con una gran mejora en la atención selectiva desde los seis años hasta la adolescencia (Vakil, Blachstein, Sheinman y Greenstein, 2009). Los niños también mejoran su capacidad para cambiar su atención entre tareas o diferentes características de una tarea (Carlson, Zelazo y Faja, 2013). Un niño más pequeño al que se le pide que clasifique los objetos en pilas según el tipo de objeto, automóvil versus animal o color del objeto, rojo versus azul, probablemente no tenga problemas para hacerlo. Pero si les pide que cambien de la clasificación basada en el tipo a que ahora las clasifiquen según el color, tendrían dificultades porque esto les obliga a suprimir la regla de clasificación anterior. Un niño mayor tiene menos dificultades para hacer el cambio, lo que significa que hay una mayor flexibilidad en sus habilidades intencionales. Estos cambios en la atención y la memoria de trabajo contribuyen a que los niños tengan enfoques más estratégicos para tareas desafiantes.

    Estrategias de memoria: Bjorklund (2005) describe una progresión del desarrollo en la adquisición y uso de estrategias de memoria. Estas estrategias a menudo faltan en los niños más pequeños, pero aumentan en frecuencia a medida que los niños progresan en la escuela primaria. Ejemplos de estrategias de memoria incluyen ensayar información que desea recordar, visualizar y organizar información, crear rimas, o inventar siglas. Schneider, Kron-Sperl y Hünnerkopf (2009) informaron un aumento constante en el uso de estrategias de memoria de las edades de seis a diez en su estudio longitudinal. Además, a la edad de diez años, muchos niños usaban dos o más estrategias de memoria que les ayuda a recordar información. Schneider y sus colegas encontraron que había diferencias individuales considerables en cada edad en el uso de estrategias, y que los niños que utilizaban más estrategias tenían un mejor rendimiento de memoria que otros de su misma edad.

    Contribuyentes y atribuciones

    29. Lifespan Development: A Psychological Perspective por Martha Lally y Suzanne Valentine-French con licencia de CC BY-NC-SA 3.0