Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

9.5: Conclusión

  • Page ID
    50112
  • Los niños pequeños tienen un interés natural, curiosidad y competencia para explorar y construir conceptos matemáticos. Las matemáticas son una forma de pensar y organizar el mundo que nos rodea. Es una parte natural de las actividades y eventos del día a día. Las matemáticas en el preescolar se aprenden a través del juego y la exploración de los niños, como en el área de bloques o en el cajón de arena, a través de rutinas diarias como poner la mesa y limpiar, y mediante la participación en actividades iniciadas por el maestro. Algunas actividades iniciadas por maestros están diseñadas con un enfoque en matemáticas, y otras pueden enfocarse en arte, movimiento, alfabetización o ciencias, pero presentan oportunidades para el aprendizaje de matemáticas.

    Cuando los maestros reconocen el potencial de exposición a las matemáticas en diferentes situaciones, pueden convertir los acontecimientos cotidianos en experiencias emocionantes y efectivas de aprendizaje de las matemáticas. Los niños están entusiasmados por explorar el tamaño o el volumen de los objetos, descubrir y crear patrones, manipular y construir con formas, clasificar y clasificar objetos, y tratar de averiguar "cuántos". Los maestros experimentan con los niños la emoción cotidiana de aprender y descubrir las matemáticas. Este proceso es alegre para los niños y para el maestro, que los guía y los desafía en la construcción de conceptos matemáticos, habilidades y lenguaje.[1]

    Pausa para reflexionar

    Muchos adultos (incluidos padres y maestros) evitan las matemáticas porque "no son buenos en eso". ¿Cómo te sientes acerca de las matemáticas? ¿Qué tan cómodo estás "enseñando" matemáticas? ¿La forma en que este capítulo presentó las matemáticas afectó eso? ¿Si es así, cómo?

    Referencias

    [1] The California Preschool Curriculum Framework, Volume 1 por el California Department of Education usado con autorización