Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

13.6: Cómo favorecer las habilidades perceptivo-motoras y los conceptos de movimiento

  • Page ID
    50140
  • Las habilidades percepto-motoras y los conceptos de movimiento son esenciales para todas las facetas de la vida de los niños pequeños. La coordinación percepto-motora es el proceso de recibir, interpretar y usar información de todos los sentidos del cuerpo. El desarrollo percepto-motor requiere que los niños integren habilidades sensoriales y motoras para realizar actividades físicas. Todo movimiento voluntario implica un elemento de percepción, y la coordinación percepto-motora juega un papel importante en el desarrollo de las habilidades de movimiento de los niños.

    Los conceptos de movimiento son el componente cognitivo del movimiento. Los preescolares adquieren conocimientos importantes sobre cómo pueden mover su cuerpo de un sin fin de maneras diferentes. Por ejemplo, aprenden a moverse a diferentes velocidades y con diferentes grados de fuerza, en varios caminos, alrededor de diferentes tipos de obstáculos y en relación con otras personas. También adquieren nuevo vocabulario (por ejemplo, en zigzag, debajo o detrás) que describe sus experiencias de movimiento. Los conceptos de movimiento permiten a los niños resolver problemas sobre cómo debe moverse el cuerpo durante ciertas actividades y situaciones. Los conceptos de movimiento proporcionan bases fundamentales para aprender a moverse en situaciones novedosas (por ejemplo, cuando se practica un deporte nuevo). Para convertirse en motores competentes, los niños necesitan adquirir tanto las habilidades de movimiento como los conceptos de movimiento en los que se basan dichas habilidades.

    Los niños ingresan a preescolar con diversas experiencias y habilidades de coordinación percepto-motora y comprensión de conceptos de movimiento. El crecimiento de los niños en cuanto a habilidades percepto-motoras y conceptos de movimiento resulta en un mayor logro y más confianza al explorar, realizar cuidados personales y jugar de forma cooperativa con los demás. Las habilidades percepto-motoras y los conceptos de movimiento también son elementos clave para el futuro aprendizaje en áreas como lectura, escritura y matemáticas.

    Las habilidades percepto-motoras y la comprensión de los conceptos de movimiento incluyen la conciencia corporal, la conciencia espacial y la conciencia direccional.[1]

    Conciencia corporal

    El conocimiento de los niños sobre su cuerpo se vuelve más preciso y específico. Desarrollan una comprensión clara de cómo se interrelacionan las partes del cuerpo (por ejemplo, el hombro está conectado con el brazo, que está conectado con la mano). Los niños también están aprendiendo a identificar, describir y diferenciar un mayor número de partes del cuerpo. Además, pueden demostrar diferentes formas de mover partes específicas del cuerpo (por ejemplo, el hombro puede moverse hacia arriba y hacia abajo, hacia un lado o en un movimiento circular). La conciencia corporal es necesaria para coordinar los movimientos físicos cuando se aprenden nuevas habilidades, como saltar o lanzar. El conocimiento preciso sobre las partes del cuerpo también mejora la capacidad de los niños para cuidar sus propios cuerpos, por ejemplo, al ir al baño, bañarse y vestirse.

    clipboard_eddc3ea2ba77c23961b74488b60e53dc6.png
    Figura 13.7: Epígrafe: Estos niños están interpretando la canción "Cabeza, hombros, rodillas y dedos de los pies". Algunos niños tienen una conciencia corporal más desarrollada.[2]

    1.0 Conciencia corporal

    Alrededor de los 48 meses de edad.

    Alrededor de los 60 meses de edad.

    1.1 Demuestra que conoce los nombres de las partes del cuerpo.

    1.1 Demuestra que conoce un mayor número de partes del cuerpo.

    Los maestros pueden favorecer el desarrollo de la conciencia corporal de los niños de las siguientes maneras:

    • Utilizar estrategias de enseñanza multisensoriales para reforzar el aprendizaje de los niños.
    • Usar vocabulario de las partes del cuerpo en la lengua materna del niño.
    • Utilizar métodos de comunicación alternativos, según corresponda, para enseñar vocabulario de las partes del cuerpo.
    • Usar el vocabulario de las partes del cuerpo en el contexto natural de las actividades cotidianas y del juego iniciado por los niños.
    • Introducir vocabulario de partes del cuerpo durante juegos grupales estructurados.
    • Involucrar a los niños en actividades de canto y movimiento a fin de enseñarles las partes del cuerpo.
    • Animar a los niños a identificar y describir partes del cuerpo en libros o en imágenes de ellos mismos y de miembros de su familia.
    • Brindar oportunidades para el juego de disfraces.
    • Brindar oportunidades para que los niños vean representaciones externas de sus cuerpos.
    • Proporcionar juegos de construcción para que los niños armen o junten partes del cuerpo.
    • Pedir a los niños que describan sus dibujos de personas.

    Conciencia espacial

    La comprensión de los niños sobre su ubicación y la ubicación de los objetos y personas que los rodean. Los preescolares están aprendiendo a calcular cuánto espacio ocupan sus cuerpos y otros objetos y si algo está "cerca" o "lejos". También están desarrollando vocabulario para describir la posición de dos objetos relativos el uno del otro, como, por ejemplo, si una pelota está "delante" o "detrás" de ellos. Los niños adquieren conciencia de las dimensiones y la posición de su cuerpo explorando físicamente su mundo y maniobrando alrededor de diferentes obstáculos (tanto personas como objetos) durante el juego.

    clipboard_eaca65a9bcbd1ef1e40d083fcc2d42fcc.png
    Figura 13.8: Saltar “sobre” la cuerda le ayuda a eta niña a desarrollar su conciencia espacial.[3]

    2.0 Conciencia espacial

    Alrededor de los 48 meses de edad.

    Alrededor de los 60 meses de edad.

    2.1 Utiliza su propio cuerpo como punto de referencia al ubicar o relacionar otras personas u objetos en el espacio.

    2.1 Usa su propio cuerpo, el espacio general y el espacio de otras personas al ubicar o relacionar otras personas u objetos en el espacio.

    Tabla 13.1: Secuencia de desarrollo de la conciencia espacial

    Edad

    Capacidad de Conciencia Espacial

    Alrededor de 3 años de edad

    Los niños chocan con otros que están cerca durante todo tipo de actividades.

    Alrededor de 4 años de edad

    Los niños pueden participar en actividades estando sentados sin chocar con otros.

    Alrededor de 5 años de edad

    Los niños pueden participar en actividades de pie (principalmente permaneciendo en su lugar) sin chocar con otros.

    Alrededor de 5 años y medio de edad

    La mayoría de los niños mantienen espacio alrededor de sí mismos sin chocar con los demás, obedeciendo las indicaciones durante una actividad locomotriz en la que los niños se mueven en la misma dirección

    Alrededor de 6 años de edad

    Los niños mantienen espacio alrededor de sí mismos sin chocar con otros durante una actividad locomotriz o de movimiento en la que se mueven en diferentes direcciones (por ejemplo, en juegos de persecución o al bailar)

    Los maestros pueden fomentar el desarrollo de la conciencia espacial de los niños por medio de:

    • Hacer carreras de obstáculos
    • Brindar a los niños oportunidades para que experimenten movimientos en diferentes niveles de posicionamiento del cuerpo, que van de mayor a menor.
    • Llevar a cabo juegos para que los niños exploren cambiando el tamaño de sus cuerpos.
    • Realizar juegos que permitan a los niños moverse con objetos balanceados en diferentes partes de su cuerpo.
    • Hacer juegos de empujar y jalar junto con sus compañeros.
    • Realizar juegos que requieran que dos o tres niños trabajen juntos para transportar un objeto grande y liviano.
    • Usar juegos de baile y juegos musicales para promover el desarrollo de la conciencia espacial y el control del cuerpo.
    • Usar vocabulario de conceptos posicionales dentro del contexto natural de las rutinas diarias.
    • Hacer que los niños participen en las rutinas de limpieza guardando juguetes.
    • Involucrar a los niños en la función de ayudantes mediante la realización de actividades de "trabajo pesado".
    • Narrar o hacer preguntas sobre el juego de los niños usando el vocabulario de conceptos posicionales en español y en la lengua materna del niño.
    • Involucrar a los niños en canciones y rimas con movimientos corporales o conceptos espaciales.
    • Reforzar conceptos espaciales al leer o mirar libros.
    • Usar accesorios u objetos de juego para guiar a los niños sobre cómo posicionar su cuerpo.
    • Usar la lengua materna del niño para introducir vocabulario de conceptos espaciales.
    • Ofrecer formas alternativas para que los niños con discapacidades físicas u otras necesidades especiales aprendan conceptos espaciales.
    • Proporcionar señales y apoyo adicionales según sea necesario para garantizar la seguridad de los niños que tienen problemas de conciencia espacial.
    • Permitir oportunidades para tomar riesgos.

    Conciencia direccional

    La comprensión de los niños de lo que significa y cómo se siente al moverse hacia arriba, hacia abajo, hacia adelante, hacia atrás y finalmente hacia los lados. La mayoría de los preescolares comienzan a comprender que sus cuerpos tienen dos lados, pero aún no pueden identificar el lado izquierdo o derecho de su cuerpo. Los niños también están aprendiendo a identificar la parte superior, inferior, frontal o posterior de los objetos, pero no entienden claramente que los objetos tienen un lado izquierdo o derecho. Los preescolares también disfrutan de seguir caminos en el piso o crear sus propios caminos de movimiento, tales como un camino recto, curvo o en zigzag.

    Image result for children hokey pokey
    Figura 13.9: Puedes ver la incapacidad de los niños para diferenciar la izquierda de la derecha cuando llevan a cabo el "Hokey Pokey".[4]

    3.0 Conciencia direccional

    Alrededor de los 48 meses de edad.

    Alrededor de los 60 meses de edad.

    3.1 Distingue los movimientos que van hacia arriba y abajo y hacia un lado del cuerpo (por ejemplo, entiende "usa ese lado, ahora el otro lado").

    3.1 Comienza a comprender y distinguir entre los lados del cuerpo.

    3.2 Avanza y retrocede o sube y baja con facilidad.

    3.2 Puede cambiar de dirección de forma rápida y precisa.

    3.3 Puede colocar un objeto encima o debajo de algo con cierta precisión.

    3.3 Puede planificar un objeto o cuerpo propio delante, a un lado o detrás de otra cosa con mayor precisión.

    3.4 Usa dos partes del cuerpo juntas.

    3.4 Demuestra mayor precisión y eficiencia durante las actividades de motricidad fina que se realizan con dos manos.

    Tabla 13.2: Secuencia de desarrollo de la conciencia direccional

    Edad

    Capacidad de conciencia direccional

    Entre las edades de 2 y 3 años

    Los niños pueden identificar el frente / la espalda y la parte superior / inferior de sus propios cuerpos.

    Alrededor de los 4 años

    Los niños son conscientes de que sus cuerpos tienen dos lados distintos y están aprendiendo a determinar qué lado es el izquierdo y qué lado es el derecho.

    A los 6 o 7 años

    Los niños pueden identificar con precisión los lados izquierdo y derecho en sus propias partes del cuerpo.

    Alrededor de los 8 años

    Los niños se dan cuenta de que los objetos también tienen un lado izquierdo y otro derecho

    De 10 años en adelante.

    Los niños pueden dar instrucciones a otra persona, como "Ve por el pasillo y gira a la izquierda para llegar a la oficina de la escuela".

    Pueden identificar con precisión los lados izquierdos y derechos de otra persona, incluso si la persona está mirando en una dirección diferente.

    Los maestros pueden apoyar el desarrollo de la conciencia direccional de los niños por medio de lo siguiente:

    • Brindar oportunidades para el juego iniciado por los niños en áreas con espacios abiertos.
    • Proporcionar entornos seguros en los que los niños puedan trepar y descender.
    • Motivar a los niños a moverse en diferentes direcciones y en diferentes tipos de vías (por ejemplo, rectas, curvas o en zigzag) durante los juegos de movimiento grupales.
    • Diseñar actividades para que los niños practiquen moverse juntos o en línea con otras personas.
    • Desarrollar juegos que requieran que los niños coordinen el movimiento junto con otros para manejar un objeto físico o un accesorio.
    • Brindar oportunidades para que los niños se muevan y usen sus cuerpos con fuerza.
    • Brindar oportunidades para que los niños se muevan y usen sus cuerpos de forma ligera.
    • Involucrar a los niños en actividades de juego que usen las dos manos.
    • Posicionar las actividades de dibujo de forma vertical.
    • Realizar actividades de simulación para reforzar los conceptos direccionales.
    • Usar la lengua materna del niño para introducir vocabulario de conceptos direccionales.
    • Adaptar las experiencias de movimiento según sea necesario para los niños con discapacidades físicas.
    • Permitir oportunidades para tomar riesgos.[5]

    Viñeta

    A varios niños en la clase del Sr. Clay les interesan los trenes, y durante la hora de actividades en círculo leen un libro sobre trenes. Más tarde ese día, un grupo de niños hace la carrera de obstáculos al aire libre. Spencer pregunta: "Me pregunto si un tren podría pasar por nuestro túnel". Ming responde: "Sí, el tren en el libro atravesó túneles de montaña". El Sr. Clay sugiere: "Bueno, ¿y si esta carrera de obstáculos es una vía férrea hoy?" Todos los niños concuerdan con entusiasmo.

    Los niños comienzan a atravesar el obstáculo simulando ser trenes y diciendo "chu-chu" a lo largo del camino. Después de un tiempo, el Sr. Clay pregunta: "¿Alguno de ustedes quiere transportar carga?" "¡Yo!" Mei se ofrece con entusiasmo. El Sr. Clay saca una cubeta con pelotas blandas, que serán la carga de los trenes. El maestro le pregunta a Mei: "Tren Mei, ¿dónde llevarás tu carga?" Mei responde "aquí" mientras señala su hombro. “¿En tu hombro? ¡Buena idea!" responde el Sr. Clay. A medida que los niños continúan con la actividad, el Sr. Clay les ayuda a encontrar otras variaciones, como hacer que todos se alineen en una fila y se mantengan juntos como un tren largo. Cuando Ming llega al túnel de cartón, el maestro levanta la caja de cartón para dejar espacio para que Ming y su silla de ruedas entren por el túnel. Más tarde, el maestro pregunta: "Me pregunto si sería divertido que los trenes vayan en reversa". "¿Qué es reversa?" pregunta Spencer. Ming responde: "¡Yo sé! Mira esto ", y lo demuestra girando su silla de ruedas hacia atrás.[6]

    Una pausa para reflexionar

    Piensa en otras actividades de movimiento que los niños disfrutan. ¿Cómo podría modificarse cada una de ellas para incluir a niños con diferentes discapacidades y necesidades especiales?

    Referencias

    [1] The California Preschool Curriculum Framework, Volume 2 por el California Department of Education utilizado con autorización

    [2] Imagen de Tech. Sgt. Mike Tateishi de dominio público

    [3] Imagen de Lance Cpl. Tabitha Bartley de dominio público

    [4] Imagen de Tech. Sgt. Brian Jones de dominio público

    [5] The California Preschool Curriculum Framework, Volumen 2 del California Department of Education utilizado con autorización (pág.178, 181, 186);

    Contenido de Clint Springer bajo licencia CC BY 4.0; The California Preschool Learning Foundations (Volume 2) del California Department of Education utilizado con autorización

    [6] The California Preschool Curriculum Framework, Volumen 2 del California Department of Education utilizado con autorización