Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

2.5: Una mirada a las prácticas de gran calidad

  • Page ID
    49840
    • Contribuido por

    Una de las características de “Las prácticas de gran calidad” es la práctica de monitorear y evaluar continuamente la efectividad general de un programa con el propósito de rendir cuentas. Por lo tanto, además de cumplir con las regulaciones estatales de licencias, los programas de gran calidad pueden utilizar herramientas y recursos de evaluación notorios (Por ejemplo: ECERS, CLASS, QRIS, la práctica apropiada para el desarrollo de NAEYC) para evaluar su centro y su personal. Para guiar las prácticas de gran calidad, los educadores de la primera infancia a menudo recurren a la “Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños, (NAEYC)” para proporcionar una pedagogía ética. NAEYC es una organización profesional reconocida, comprometida con la promoción de experiencias y el aprendizaje en la primera infancia de calidad para niños, desde el nacimiento hasta los 8 años. Basado en los principios de investigación y teoría. NAEYC promueve las mejores prácticas para niños, familias, maestros, administradores, partes interesadas y formuladores de políticas. Para garantizar que se implementen prácticas de calidad, se sugiere que los maestros sigan el “Marco de Prácticas Adecuadas para el Desarrollo (DAP)” de NAEYC:

    • Los maestros alientan a los niños a ser participantes activos en su propio aprendizaje.
    • Los maestros establecen expectativas razonables, basadas en lo que saben sobre la edad y la etapa de desarrollo del niño.
    • Los maestros se basan en lo que los niños saben, utilizando una variedad de estrategias de aprendizaje, materiales y experiencias significativas.
    • Los maestros planean actividades para apoyar todos los aspectos del desarrollo: social, emocional, físico y cognitivo.
    • Los maestros valoran las prácticas familiares, lingüísticas y culturales de cada niño.
    • Los maestros son conscientes de los intereses, fortalezas, habilidades y necesidades individuales de cada niño.
    • Los maestros reconocen el juego como un contexto primario en el cual los niños pequeños aprenden.
    • Los maestros establecen relaciones cálidas, afectuosas y respetuosas con niños, familias y colegas.
    • Los maestros evalúan regularmente el desarrollo de los niños, el medio ambiente, y reflexionan sobre sus propias prácticas (Gordon y Browne, 2016, Principios esenciales en la educación de la primera infancia 3e).