Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

14.3: ¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes a establecer metas y monitorear su propio aprendizaje?

  • Page ID
    135922
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    por Elizabeth Donoghue

    Objetivos de aprendizaje

    • El lector podrá explicar los beneficios para los estudiantes que se fijan metas y monitorean su aprendizaje.
    • El lector podrá enumerar estrategias para ayudar a los estudiantes a establecer metas y monitorear su aprendizaje.

    Introducción

    Es el sueño de un maestro: estudiantes curiosos, motivados para aprender, cada uno se deleita con su propio progreso. Rebobinar a una escena común donde los estudiantes están soñando despiertos, cabezas en escritorios, mientras un maestro está exponiendo sobre la importancia de conocer las fechas de las batallas de la Guerra Civil. ¿Cómo puede un maestro evitar a los alumnos inactivos y crear un aula de ensueño con alumnos involucrados en su aprendizaje? Este artículo describirá formas de involucrar a los estudiantes en el establecimiento de sus propias metas de aprendizaje y monitoreo de su propio progreso.

    El aprendiz activo

    Rick Stiggins y Jan Chappuis (2005) del Assessment Training Institute en Portland, Oregon, han enfatizado la importancia de involucrar a los estudiantes en el establecimiento de sus propios objetivos de aprendizaje y monitorear su propio progreso. “Cuando [los estudiantes] están involucrados en recopilar evidencia de su logro, trazar su crecimiento y establecer metas para el aprendizaje futuro, los estudiantes desarrollan una visión de sí mismos como aprendices. Además, tanto el logro como su compromiso con el aprendizaje aumentan” (Stiggens & Chappuis, 2004, en la sección Condición #4).

    Para comenzar a establecer metas personales de aprendizaje, Chappuis sugiere que los alumnos se pregunten: “¿A dónde voy? ¿Dónde estoy ahora? y ¿Cómo puedo cerrar la brecha?” (Chappuis, 2005, p39). Chappuis (2005) sugiere siete estrategias para ayudar a los maestros a crear evaluaciones que ayuden a los estudiantes a aprender:

    • 1. “Proporcionar una visión clara y comprensible del objetivo de aprendizaje.
    • 2. Usa ejemplos de trabajo fuerte y débil.
    • 3. Ofrecer comentarios descriptivos regulares.
    • 4. Enseñar a los alumnos a autoevaluar y establecer metas.
    • 5. Lecciones de diseño para enfocarse en un aspecto o calidad a la vez.
    • 6. Enseñar a los alumnos la revisión enfocada.
    • 7. Involucre a los estudiantes en la autorreflexión y déjelos documentar y compartir su aprendizaje”.

    (Chappuis, 2005, pp. 40 — 42)

    Establecer metas

    Hacer que los alumnos se fijen sus propias metas es más fácil decirlo que hacerlo. De hecho, a muchos estudiantes les resulta difícil establecer sus propias metas. McDevitt y col. (2008) encontró que los estudiantes de secundaria querían ayuda para establecer metas que no fueran demasiado fáciles ni demasiado desafiantes. Schleomer y Brenan (2006) también encontraron que los profesores universitarios necesitaban guiar a los estudiantes de primer año de la universidad para establecer metas que contuvieran la cantidad correcta de desafío.

    En lugar de asumir que los estudiantes saben cómo establecer metas, Rader (2005) sugirió que las escuelas enseñaran a los estudiantes exactamente cómo establecer metas. “Las escuelas están etiquetando números récord de estudiantes como desordenados por déficit de atención (ADD), porque esos estudiantes no pueden enfocarse, y sin embargo las escuelas prácticamente no pasan tiempo enseñando a esos estudiantes cómo enfocarse. Debido a que el establecimiento de metas es una habilidad crucial para el éxito, es necesario introducirla” (Rader, 2005, p. 123).

    Nota

    “Establecimiento de metas para estudiantes y maestros: seis pasos hacia el éxito”

    • 1. “Elige un objetivo específico y escríbalo.
    • 2. Decide un momento en el que se logrará tu objetivo.
    • 3. Desarrolla un plan para lograr tu objetivo.
    • 4. Visualízate cumpliendo tu objetivo.
    • 5. Trabaja duro y nunca te rindas.
    • 6. Autoevaluar”.

    (Rader, 2005, pp. 124 — 125)

    Consejos e ideas para el establecimiento de metas y el autocontrol

    Aquí hay algunas ideas que pueden ayudar a los maestros a guiar a los estudiantes a establecer metas y monitorear su aprendizaje:

    • Dar a los alumnos una lista de los objetivos de aprendizaje establecidos por la escuela, para que cada uno pueda elegir uno como su propio objetivo actual. (Schloemer, 2006)
    • Utilice un concepto de semáforo para que los estudiantes indiquen cuánta ayuda necesitan. Verde = Voy bien... Amarillo = Estoy un poco confundido... Rojo = Estoy atascado. (Chappuis, 2005).
    • Haga que los alumnos enumeren sus fortalezas y en qué necesitan seguir trabajando antes de entregar una tarea, para que estén monitoreando su propio aprendizaje (Chappuis, 2005).
    • Bien antes de una prueba, haga que los alumnos indiquen en qué se les hará la prueba, lo que ya saben bien, lo que todavía sienten inciertos y un plan para prepararse para la prueba (Stiggins & Chappuis, 2005).
    • Pida a los estudiantes que establezcan una meta en el aula, como leer un cierto número de libros al mes, y que la monitoreen, para demostrar la fijación de metas (Rader, 2005).

    Nota

    Hacer de las matemáticas un evento ganador

    “Gail es una estudiante de quinto grado que recupera su examen de matemáticas con '60%' marcado en la parte superior. Entonces su racha perdedora continúa, piensa. Está lista para renunciar a conectarse siempre con las matemáticas.

    ... Pero entonces su maestra distribuye otro papel —una hoja de trabajo que los alumnos utilizarán para aprender de su desempeño en el examen de matemáticas.... La columna uno enumera los 20 elementos de prueba por número. El remolque de columnas enumera qué dominio matemático probó cada artículo. El profesor llama la atención de la clase hacia las siguientes dos columnas: Bien y Mal. Ella le pide al alumno que llene esas columnas con cheques para cada ítem para indicar su desempeño en la prueba. Gail comprueba 12 bien y 8 mal.

    Entonces el maestro pide a los alumnos que evalúen... si cometieron un simple error... o si realmente no entienden lo que salió mal. Gail descubre que cuatro de sus ocho respuestas incorrectas fueron causadas por errores descuidados que sabe arreglar. Pero cuatro eran problemas matemáticos que realmente no entiende cómo resolver.

    Gail descubre que todas sus respuestas equivocadas que reflejan una verdadera falta de comprensión surgen de la misma brecha en su capacidad de resolución de problemas: restar números de 3 dígitos con reagrupación.

    Luego, el maestro brinda instrucción diferenciada a los grupos enfocados en sus malentendidos conceptuales. Juntos la clase también planea estrategias que todos puedan usar para evitar errores simples.

    Cuando ese trabajo está completo, el profesor da a los alumnos una segunda forma de la misma prueba de matemáticas. Cuando Gail recupera la prueba con una calificación del 100%, salta de su asiento con los brazos en alto. Comienza su racha ganadora”

    (Stiggins, 2007, “Escenario 2” de Stiggins, Arter, Chappuis, & Chappuis, 2004).

    Explicación

    En este escenario, Gail inicialmente recibió solo una calificación de letra como retroalimentación para su prueba. Sin embargo, la maestra hace que Gail evalúe su desempeño en el examen, y categorice el tipo de conceptos matemáticos que entiende bien y aquellos con los que necesita más ayuda. Luego establece una meta basada en los resultados de esta prueba, y determina el concepto con el que necesita más ayuda y también que necesita tener cuidado con los errores descuidados. Luego, la enseñanza enfocada ayuda a Gail a obtener la instrucción adicional que necesita. En la siguiente prueba, Gail demuestra que ha cumplido con sus objetivos de aprendizaje.

    Evaluación

    La experiencia de Gail con las pruebas e instrucción de matemáticas es un buen ejemplo de ayudar a los estudiantes a establecer metas y monitorear su propio aprendizaje. La maestra la ha guiado a evaluar su prueba para que sepa qué habilidades ha dominado y cuáles aún necesita trabajar. Ella se ha fijado una meta para aprender un concepto matemático basado en esta evaluación, y ha enfocado su aprendizaje, con la orientación del maestro, en sus áreas débiles. La segunda prueba permite una nueva evaluación de habilidades. Ojalá, a medida que avanza el año, Gail podrá evaluar su desempeño con menos orientación por parte de la maestra y seguirá marcando metas por su cuenta.

    Para mejorar este escenario, la maestra podría incluir una tabla de algún tipo para ayudar a Gail a monitorear su aprendizaje a lo largo del tiempo. Además, comenzar el año con el entrenamiento de habilidades para establecer metas de Rader (2005) ayudaría a los estudiantes a comprender el proceso de establecimiento de metas de manera más completa.

    Conclusión

    Al incluir el establecimiento de metas y el autocontrol en la rutina diaria del aula, un maestro puede crear un ambiente de aprendizaje que aumente la participación y la motivación de los estudiantes. (Stiggins & Chappuis, 2005) Es interesante señalar que a lo largo de este proceso, los estudiantes continúan fijando nuevas metas con frecuencia a medida que monitorean su propio aprendizaje. Los maestros y administradores necesitan estar familiarizados con el establecimiento de metas y el autocontrol de los estudiantes para que puedan usarlo y enseñarlo intencionalmente a sus alumnos (Stiggins, 2007). Una vez que los alumnos comiencen a utilizar este método, se encargarán más de su propio aprendizaje.

    Ejercicio\(\PageIndex{1}\)

    1. ¿Qué NO es un beneficio esperado para los estudiantes que se fijan metas y monitorean su propio aprendizaje?

    a. Los alumnos lograrán más.

    b. Los alumnos estarán más motivados.

    c. Los alumnos obtendrán A's en todas las pruebas.

    d. Los alumnos entenderán sus necesidades de aprendizaje.

    2. Lo cual es una estrategia que ayudará a los estudiantes a entender cuál es su objetivo de aprendizaje.

    a. entregar a los alumnos una boleta de calificaciones cada semestre.

    b. Dar ejemplos de trabajo fuerte y débil.

    c. Recordar a los alumnos sobre la prueba al final del capítulo.

    d. Decirle a los alumnos qué errores cometieron.

    3. La señora Tiggs da clases de 1er grado. Ella nota que los alumnos no están recordando nuevas palabras de lectura que ha enseñado. Ella quiere motivarlos a practicar sus nuevas palabras de lectura para que las retengan mejor. ¿Qué puede hacer para motivarlos a trabajar duro en el objetivo de aprender las nuevas palabras?

    a.- Dar A's en la boleta de calificaciones a los alumnos que aprendan sus palabras.

    b. Seguir leyendo las mismas historias hasta que aprendan las palabras.

    c Que los alumnos agreguen sus palabras a un póster cuando puedan leerlas al profesor 5 veces.

    d. enviar cartas a domicilio a los padres de familia de los alumnos que no estén aprendiendo sus palabras.

    4. La Sra. Nelson es la directora de una secundaria que quiere motivar a sus alumnos a aprender. Sus maestros se quejan de que a los alumnos parece que les va bien en la tarea, pero no parecen dominar el material para la prueba. ¿Qué estrategia NO sugeriría a los maestros?

    a. Orientar a los alumnos para enumerar qué temas necesitan más estudio.

    b. Hacer que los alumnos registren su progreso en las pruebas de práctica.

    c. Mantener a los alumnos después de la escuela si reprueban la prueba final.

    d. Enseñar a los alumnos a establecer metas.

    Contestar

    1. c

    2. b

    3. c

    4. c

    Referencias

    McDevitt, T., Sheehan, E., Sinco, S., Cochran, L., Lauer, D., Starr, N. (2008). Estas son mis metas: la autorregulación académica en la lectura por parte de estudiantes de secundaria. Mejora de la lectura, 45, no 3, 115-138.

    Chappuis, J. (2005). Ayudar a los estudiantes a entender la evaluación Liderazgo Educativo, 63, no 3, 39 — 43. Recuperado el 3 de marzo de 2009 de shop.ascd.org/infocon/

    Rader, L. (2005). Fijación de metas para estudiantes y profesores: seis pasos hacia el éxito. La Cámara de Compensación, 78, no 3, 123 — 126.

    Schloemer, P., Brenan, K. (2006). De los estudiantes a los aprendices: desarrollar el aprendizaje autorregulado. Revista de Educación para la Empresa, 82, no 2, 81 — 87. Recuperado el 3 de marzo de 2009 de http://vnweb.hwwilsonweb.com.proxy.lib.odu.edu/hww/results_single_fulltext.jhhtml;hwwilsonid=F03QBDDIJC5ZVQA3DILSFF4ADUNGIIVO.

    Stiggins, R. (2007). Evaluación a través de los ojos del alumno. Liderazgo Educativo, 64, no 8, 22 — 26.

    Stiggins, R., Chappuis, J. (2005). Usar la evaluación del aula involucrada por el estudiante para cerrar brechas de logros. Teoría en la práctica, Wntr. Recuperado el 3 de marzo de 2009 de http://findarticles.com/p/articles/mi_MONQM/is_1_44/ai_n13807464?tag=content;col1.