Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

8.13: Uso de la detección de artefactos para evitar cambios en las entradas visuales

  • Page ID
    151524
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Hasta este punto, nos hemos centrado en los dos primeros de los tres problemas asociados con los artefactos, a saber, el ruido y las diferencias sistemáticas de voltaje entre las condiciones. El resto del capítulo se centrará en el tercer problema, a saber, que los parpadeos y los movimientos oculares pueden cambiar la entrada sensorial cuando se utilizan estímulos visuales.

    Para la mayoría de los investigadores, este no es un gran problema. Una vez que has lidiado con el ruido producido por los parpadeos y los movimientos oculares (ya sea por rechazo o corrección), los cambios problemáticos en la entrada sensorial son relativamente raros. Si estás usando la corrección de artefactos para parpadeos, aún debes rechazar cualquier ensayo con un parpadeo que ocurra en el momento del estímulo, porque estos ensayos obviamente no son válidos (ver el capítulo sobre corrección de artefactos para más detalles). Y si los estímulos se presentan en medio de la exhibición, los participantes no harán muchos movimientos oculares, y si lo hacen, probablemente no difieran sistemáticamente según las condiciones. Esto es lo que vimos en el experimento MMN. Algunos participantes realizaron movimientos oculares mientras veían la película muda en medio de la exhibición, pero estos movimientos oculares no variaron según las condiciones, y no pudieron impactar en el procesamiento sensorial de los estímulos principales (los tonos auditivos). Eran una fuente de ruido, pero no un confundio.

    Sin embargo, los movimientos oculares pueden ser un error sistemático significativo en algunos tipos de estudios, principalmente aquellos que utilizan estímulos visuales periféricos. Por ejemplo, considere el paradigma de orientación espacial que se muestra en la Figura 8.4, en el que se usa una flecha para indicar la ubicación probable de un objetivo posterior. Muchos estudios han utilizado este paradigma para determinar si los cambios encubiertos de atención visual hacia la ubicación señalada hacen que las ondas P1 y N1 sean más grandes cuando el estímulo se presenta en la ubicación indicada en comparación con la ubicación no cued (por ejemplo, Eimer, 1994; Luck et al., 1994; Mangun & Hillyard, 1991). Sin embargo, es probable que los participantes cambien su mirada hacia la ubicación indicada en estos estudios. Si eso sucede, el objetivo aparecerá en el centro de la mirada cuando se presente en la ubicación señalada, mientras que aparecerá en la periferia cuando se presente en una ubicación no cuada. Sabemos que los estímulos foveales producen mayores respuestas sensoriales que los estímulos periféricos, por lo que esta diferencia en la ubicación retiniana de los estímulos es un gran confundimiento que debe evitarse en estos estudios. Para evitar este desconcierto, podemos rechazar ensayos con movimientos oculares. Sin embargo, esto es más difícil de lo que parece, incluso si estás usando un rastreador ocular de alta calidad. En el siguiente ejercicio se explicará cómo hacerlo de manera efectiva.

    Figura 8.4. Paradigma prototípico de señalización espacial. La señal indica la ubicación probable del objetivo. Después de un breve retraso, el objetivo aparece en la ubicación indicada (80% de los ensayos) o en una de las ubicaciones no cuadas (20% de los ensayos). Los participantes presionan uno de los dos botones, lo más rápido posible, para indicar si el objetivo es una X o una O. También se instruye a los participantes a mantener la fijación en el punto central y enfocar su atención “encubierta” en la ubicación indicada. El objetivo es determinar si el procesamiento sensorial se mejora en la ubicación indicada en relación con la ubicación no cued.

    Los pequeños movimientos oculares también son un problema en estudios que analizan componentes visuales lateralizados del ERP, como el componente N2pC y la actividad de retardo contralateral (CDA). Ambos componentes son voltajes negativos contralaterales a la ubicación de un objeto o conjunto de objetos que se va a percibir o a recordar. Hay dos problemas específicos que surgen en estos experimentos. Primero, si los ojos se mueven a la ubicación relevante, entonces esta ubicación es ahora foveal, y eso puede impactar en la lateralización que de otro modo se observaría. Este problema es especialmente agudo si el estímulo se presenta por más de 200 ms, que es la cantidad aproximada de tiempo requerido para realizar un movimiento ocular controlado en estos paradigmas. Con largas duraciones de estímulo, es posible que tengas un periodo de tiempo en el que se lateralicen los estímulos relevantes (previo al movimiento ocular) y luego otro periodo en el que sean foveales (después del movimiento ocular). Sin embargo, incluso con breves duraciones de estímulo, los cambios en la posición del ojo podrían cambiar potencialmente la lateralización del procesamiento después de que el estímulo haya desaparecido (porque el cerebro puede remapear la ubicación previa de la representación neural interna en su nueva ubicación retiniana).

    El segundo problema no se debe al cambio en el sensorial per se sino que es un error en el voltaje EOG. Si los participantes tienden a mirar hacia la izquierda cuando los estímulos relevantes están en el lado izquierdo y hacia la derecha cuando los estímulos relevantes están en el lado derecho, entonces el EOG será negativo en el lado derecho de la cabeza cuando los estímulos relevantes están en el lado izquierdo y negativo en el lado izquierdo de la cabeza cuando los relevantes los estímulos están en el lado derecho. Es decir, el EOG aparecerá como un voltaje negativo sobre el hemisferio contralateral a la información relevante, al igual que el N2pC y CDA. Además, el EOG es tan grande que incluso un pequeño movimiento ocular en la dirección de la información relevante puede producir una negatividad contralateral que es tan grande o mayor que la N2pC y CDA. En el siguiente ejercicio se describe cómo abordar ambos problemas.

    En teoría, los movimientos oculares también pueden ser un error en estudios de respuestas motoras lateralizadas, como el potencial de preparación lateralizada (LRP; un voltaje negativo sobre el hemisferio contralateral a la mano de respuesta). Esto se debe a que los participantes pueden hacer un pequeño movimiento ocular inconsciente hacia la mano que responde. Tales movimientos oculares producirían un voltaje negativo sobre el hemisferio derecho para una respuesta izquierda y un voltaje negativo sobre el hemisferio izquierdo para una respuesta de la derecha. Ese es el mismo patrón que el LRP. La estrategia descrita en las siguientes secciones para eliminar estos pequeños movimientos oculares para el N2pC y CDA también se puede utilizar para la LRP.

    Si no usas estímulos visuales lateralizados ni miras el LRP, entonces probablemente puedas saltarte el resto del capítulo. No obstante, tal vez quieras leerlo y hacer los ejercicios de todos modos, porque proporcionan buenos ejemplos de los principios generales del rechazo de artefactos.


    This page titled 8.13: Uso de la detección de artefactos para evitar cambios en las entradas visuales is shared under a CC BY 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Steven J Luck directly on the LibreTexts platform.