Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

8.9: Programas específicos de Pensilvania

  • Page ID
    101478
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Correcciones Comunitarias

    Las correcciones comunitarias son casas de medio camino establecidas en entornos urbanos en todo el estado. Al año fiscal 2008 hay 14 instalaciones administradas por DOCS y 38 instalaciones contratadas que operan para brindar reintegración a la sociedad de más de 3,400 internos (Centro Correccional Comunitario, 2008). Un recluso asignado a un centro penitenciario comunitario recibe tratamiento continuado por adicciones y asesoramiento en áreas de familia y empleo. El recluso se reduce gradualmente del control de custodia a la responsabilidad personal. El papel de los Programas Correccionales Comunitarios en el DOCS es proporcionar una alternativa viable al encarcelamiento, mientras que el interno se vuelve a climatizar a condiciones sociales fuera de los muros de la prisión.

    Programa Estatal de Castigo Intermedio

    El Programa Estatal de Castigo Intermedio (SIP) se promulgó en el año fiscal de 2004 y entró en vigencia en mayo de 2005 en respuesta a preocupaciones de delitos mientras se encontraba bajo la influencia de drogas y alcohol (Informe de desempeño SIP, 2011). SIP fue diseñado como una alternativa para determinar la sentencia mientras se mejora la seguridad pública a través de un período de encarcelamiento. El Informe de Desempeño del SIP (2011) informó que a septiembre de 2010 había 933 egresados del programa. Los resultados del Programa SIP indican que las tasas de reencarcelamiento de seis meses y un año son inferiores a las de los internos no participantes en el SIP. El costo del encarcelamiento es de aproximadamente $34,190.00 anuales y esto se realiza como un ahorro cuando se encuentra en el Programa SIP, de esta manera los 933 egresados del programa ahorraron al Estado de Pensilvania $31.5 millones (SIP Performance Report, 2011).

    Los participantes del SIP deben postularse y ser aceptados en un programa de cuatro fases que consta de 24 meses. La primera fase es una Elegibilidad determinada por el tribunal por ley y pautas de sentencia de las cuales el delincuente es condenado por un delito inducido por alcohol o drogas que no incluye el uso de un arma mortal, abuso de menores, incesto o explotación infantil, y no tiene antecedentes de violencia. El delincuente es sentenciado a 30 meses por ley. La fase dos es la evaluación del DOC, momento en el que se evalúa al delincuente para determinar las necesidades de tratamiento y determinar la posibilidad de tratamiento. Doc brinda una recomendación a la corte y al fiscal de distrito y si los tres componentes están de acuerdo, el delincuente es aceptado en SIP en la fase tres. La fase cuatro consiste en la reintegración a la comunidad por lo que resta de la sentencia de 24 meses (Informe de desempeño SIP, 2011).

    Incentivo de reducción de riesgos de reincidencia

    El Incentivo de Reducción del Riesgo de Reincidencia (RRRI) fue establecido por la Ley 81 de 2008, que establece que los delincuentes no violentos elegibles son incentivados al completar satisfactoriamente el requisito del programa a cambio de una sentencia reducida. El criterio de elegibilidad es similar al del Programa SIP y tiene como objetivo crear un ambiente de buena conducta mientras está encarcelado y permanecer libre de delitos al momento de su liberación. Estos infractores son aquellos que no proporcionan indicios razonables de que representan una amenaza para la seguridad pública (Reincidencia Risk Reduction Incentive Report, 2011). La tasa de redetención de los egresados de RRRI es similar a los que no ingresaron al programa; sin embargo, los datos longitudinales se encuentran en etapas embrionarias en este momento para cualquier significación estadística. Lo que es significativo son los aproximadamente 11.5 millones de dólares ahorrados al liberar espacio en la cama en aproximadamente 127,000 días menos pasados en prisión (Redivism Risk Reduction Incentive Report, 2011).

    Reincidencia

    Una comparación de la reincidencia para la Commonwealth de Pensilvania para los años 1999 y 2004 es la siguiente: 1999 14% fueron reencarcelados por nuevos delitos frente al 16%; 23% por violaciones técnicas frente al 24%; y en 1999 63% nunca regresó en comparación con 60% en 2004. Esto significa que Pensilvania sufrió una tasa de reincidencia del 37% en 1999 en comparación con una tasa de reincidencia del 40% en 2004. De 2000 a 2010, el número de admisiones de violadores de libertad condicional aumentó 29.3%, pasando de 4,348 en 2000 a 5,621 en 2010 (Pew Centro-Puerta Giratoria). Esto es en parte y enmarca el razonamiento de los programas reportados anteriormente para disminuir el reencarcelamiento y disminuir la población carcelaria de delincuentes no violentos reduciendo el costo general de los DOCS.

    Recopilación de datos

    La página web del Departamento de Correcciones de Pensilvania se puede encontrar en www.cor.state.pa.us que proporcionó la principal fuente de datos en esta revisión. La página web también proporciona una variedad de información que describe las políticas del DOC, información de reclusos, información institucional, ejecuciones (3 ejecuciones desde 1995-presente-ver Apéndices-D) y órdenes de ejecución, datos estadísticos, Declaración de Misión y programas e iniciativas. En revisión de las políticas de DOCS, muchos contienen referencias a la Asociación Correccional Americana (ACA) y si no se declaran directamente, han incrustado en esas políticas partes del Código de Ética de la ACA. El Departamento de Correcciones de Pensilvania es un sistema acreditado por la ACA. Las entrevistas de personal del personal clave de PA DOCS fueron otra fuente de datos para esta revisión. Las notas copiosas fueron tomadas por el investigador y transcritas en forma final proporcionada en este informe. Este investigador no tiene lealtad personal a PA DOCS ni sesgo personal contra PA DOCS y por lo tanto la información que aquí se proporciona es como se informa. Los datos de PA DOCS y la investigación bibliográfica son la base de esta revisión.

    Los programas DOCS iniciados en los diez años anteriores también señalan que el sistema es un tomador de riesgos, sin miedo a abordar nuevas ideas en la prestación de servicio a la comunidad y al interno. Los nuevos programas innovadores discutidos están dirigidos a los reclusos menos violentos y de sentencia más corta (Apéndices C-Sentencias Máximas) que prevén principalmente la reducción de costos en su coyuntura, sin estudios longitudinales pero queda un vacío para reducir plazos de sentencia más largos, lo que puede ser solo la necesidad de proteger a la sociedad del delincuente.

    Discusión y limitaciones

    El PA DOCS como se ilustra a través de su página web proporciona varios enfoques innovadores para reducir costos y espacio de cama dentro del sistema. Se discuten alternativas al encarcelamiento que han tenido que contar con el aporte del personal de DOCS y la voluntad política por parte del Poder Legislativo. El aprendizaje social no debe interpretarse literalmente en cuanto a cómo se obtiene la conducta delictiva sino como un medio de adquisición, mantenimiento y modificación de la conducta; más aún la teoría del aprendizaje social desarrolla la relación entre motivación y control de la conducta delictiva (Cullen & Agnew, 2006). Por lo tanto, el deshacer del proceso ya aprendido requiere un examen longitudinal. Los investigadores revisarán, estudiarán y analizarán teorías y preguntas en clústeres “macro” y “micro”. El enfoque macro recomendado para futuros estudios es uno que es más amplio en todas las sociedades o facciones principales en comparación con el enfoque micro, que es una agrupación más pequeña. Akers (1998) sostiene que, “la variable dependiente en las teorías macro-nivel se basa en última instancia en el mismo comportamiento que es la variable dependiente en las teorías de micro-niveles” (p. 330).

    Los datos proporcionados por el DOC muestran una relación de terapia y programas instrumentales para la prevención de nuevas conductas delictivas por parte de los internos. Al no existir una sola causalidad de conducta delictiva, tampoco lo es el desentrañamiento de conductas delictivas previas de los internos y los indicadores actuales con alguna certeza sobre qué programa será útil para prevenir aún más conductas delictivas por parte del delincuente; por lo tanto, los datos aportados indican utilidad, pero se requiere revisión longitudinal.


    8.9: Programas específicos de Pensilvania is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.