Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

3.5: Resumen

  • Page ID
    103644
    • Robert W. Cherny, Gretchen Lemke-Santangelo, & Richard Griswold del Castillo
    • San Francisco State University, Saint Mary's College of California, & San Diego State University via Self Published
    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    En 1846, la California mexicana era una sociedad pastoral que estaba cambiando rápidamente debido a los cambios puestos en marcha por la secularización de las tierras misioneras y la apertura de la provincia al comercio exterior y al asentamiento. Pocos podrían haber previsto que en pocos años, cambios aún más profundos fueran catapultar a California a una era completamente diferente. En vísperas de la conquista estadounidense, diferentes tradiciones y visiones culturales compitieron por el control del futuro de California.

    Las costumbres más antiguas son las de los pueblos originarios, que habían sido diezmados por la enfermedad y desafiados en sus territorios consuetudinarios. Quienes vivieron alejados de las regiones costeras y evitaron el contacto con los colonos españoles y mexicanos continuaron viviendo como lo habían hecho durante miles de años. Aun cuando su entorno físico cambió, a través de la introducción de nuevas plantas y animales, continuaron en sus creencias espirituales sobre las formas correctas de vivir. Otros se adaptaron a la sociedad católica mexicana mezclando sus formas tradicionales con las de los recién llegados. Se aculturaron y dependían de sus conquistadores.

    Los mestizos mexicanos y hispanohablantes en California heredaron una cultura que enfatizaba el honor familiar, el orgullo comunitario y regional, y la jerarquía etnicracial. Para ellos, la tierra era menos con fines de lucro que por posesión y dominio, marca del prestigio de ser hidalgo, o noble. Los jóvenes mexicanos californianos crecieron nutridos de ideas de democracia popular, libre comercio y racionalismo, heredando una ideología de las revoluciones estadounidense y francesa tal como fue traducida a través de México. Los mexicanos progresistas creían que podían beneficiarse de las alianzas políticas y conyugales con los angloamericanos y tenían una visión positiva de la contribución de los estadounidenses a California.

    Los colonos angloparlantes en California estaban divididos sobre sus puntos de vista del futuro. Los estadounidenses mexicanizados, como don Abel Stearns, pensaban que los mexicanos y los estadounidenses podían y deberían convivir en armonía para su beneficio mutuo, y que los californios eran estudiantes dispuestos en el desarrollo de la región. Los nuevos inmigrantes, los que habían llegado por tierra en vagón en la década de 1840, consideraban a los mexicanos como un pueblo perezoso, sin economía, con pocas gracias redentoras. Los californios que poseían los ranchos eran obstáculos para el progreso, pensaban, y la fe católica californiana era un anatema para estas familias protestantes. Muchos de ellos habían absorbido un sentido de Destino Manifiesto, una creencia en la inevitable expansión de Estados Unidos a través de América del Norte, a menudo ligada a una fe en la superioridad y el inevitable triunfo de la raza angloamericana sobre los pueblos originarios y mexicanos. El futuro, pensaron los estadounidenses, les pertenecía.


    This page titled 3.5: Resumen is shared under a CC BY-NC-SA 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Robert W. Cherny, Gretchen Lemke-Santangelo, & Richard Griswold del Castillo (Self Published) via source content that was edited to the style and standards of the LibreTexts platform; a detailed edit history is available upon request.