Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

14.4: Dar placer al lector

  • Page ID
    103714
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Alternativa a los medios

    Escuche una versión de audio de esta página (2 min, 58 seg):

    La escritura académica no es del todo utilitaria. Un giro de frase elegante y apto es satisfactorio tanto para escribir como para leer. Si bien a menudo no se puede invocar la elegancia de la nada, puede aprender algunas estructuras que a menudo son agradables al oído del lector porque armonizan lo que estás diciendo con cómo lo estás diciendo. Aquí hay dos trucos retóricos que puedes usar para reforzar tus puntos.

    1. Saldo. Los lectores suelen encontrar frases y frases equilibradas agradables. El ejemplo anterior de Cleopatra (“diosa de niño, reina a los dieciocho años, celebridad poco después”) ilustra el paralelismo, que es un tipo de equilibrio: usar estructuras paralelas para transmitir una idea paralela. Este paralelismo no sólo ayuda a Schiff a ser poderosamente conciso, sino que transmite rápida y vívidamente la idea de que Cleopatra llevó una vida notable. Williams y Bizup 1 ofrecen otro ejemplo de una frase elegante en la que las dos partes están equilibradas en su estructura:

      Un gobierno que no esté dispuesto a escuchar las esperanzas moderadas de su ciudadanía debe responder eventualmente a la dura justicia de sus revolucionarios.

      La misma frase con las partes paralelas marcadas en negrita:

      Un gobierno que no esté dispuesto a escuchar las esperanzas moderadas de su ciudadanía debe responder eventualmente a la dura justicia de sus revolucionarios.

      La estructura equilibrada y el lenguaje contrastante refuerzan el punto o bien del autor: “escuchar” o “responder”; “esperanzas moderadas” o “justicia dura”, “ciudadanía” o “revolucionarios”. La estructura equilibrada agrega fuerza retórica al argumento.

    2. Énfasis. Lee estas frases en voz alta, o imagínate a ti mismo haciéndolo:
      • Versión 1: Pero de lejos, el alimento más grande que induce peso, superando a todos los demás, era el chip de papa. 2
      • Versión 2: Pero de lejos, el chip de papa era el alimento que inducía peso más grande, superando a todos los demás.

    La primera versión pone un énfasis retórico particular en “la papa chip” porque viene última en la oración después de una acumulación de tres partes. La segunda versión dice exactamente lo mismo, y no es difícil ver que “papa chip” es la parte clave de la oración. Sin embargo, el énfasis retórico en “la papa chip” es algo más débil. Este truco retórico común es poner la parte que quieres enfatizar al final mismo de la oración.

    Estas son solo dos estructuras retóricas que los estudiosos han identificado. Puedes encontrar otros (Google “dispositivo retórico”) que puedes traer a tu repertorio. La mayoría de la gente no puede proponerse escribir elegantemente per se, y ciertamente no deberías dedicar tu tiempo a escribir elaborando frases elegantemente equilibradas que poco tienen que ver con tu argumento o análisis. Pero cuanto más familiarizado estés con estas estructuras retóricas, más a menudo podrás reconocerlas y utilizarlas.

    Referencias

    1 Williams y Bizup, Estilo, 171.

    2 Michael Moss, Sal Azúcar Grasa: Cómo nos engancharon los gigantes de la comida (Nueva York: Random House, 2013), 328.


    14.4: Dar placer al lector is shared under a CC BY-NC 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.