Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

4.1: ¿Qué es la ficción?

  • Page ID
    102428
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Visión general

    fotografía oscura, de, ai, mujer

    Imagen de Pixabay

    La ficción se refiere a la literatura creada a partir de la imaginación. Misterios, ciencia ficción, romance, fantasía, chick lit y thrillers de crimen son todos géneros de ficción. Si todos estos géneros deben considerarse o no “literatura” es cuestión de opinión. Algunos de estos géneros de ficción se enseñan en las aulas de literatura y algunos no suelen enseñarse, considerados más como lectura para entretenimiento. Las obras que a menudo se enseñan en las aulas de literatura se conocen como “ficción literaria”, incluidos los clásicos de Dickens, Austen, Twain y Poe, por ejemplo. Estaremos estudiando principalmente ficción literaria en nuestras lecturas, a menos que su instructor decida lo contrario.

    Diferencia entre ficción y no ficción

    Si bien la no ficción y la no ficción creativa son ciertas, la ficción no es cierta. La ficción puede narrar hechos reales que sucedieron de manera convincente utilizando verosimilitud, pero para fines de categorización la literatura sigue siendo ficción. Por ejemplo, la ficción histórica adapta hechos reales y figuras históricas en una narrativa convincente. Pero aunque el 95% de la historia sea cierta, el 5% de la imaginación convierte la narrativa en ficción. En tanto, la no ficción y la no ficción creativa deben decir la verdad. La flexibilidad en la no ficción creativa viene en cómo se cuenta la historia. Los escritores de ficción no se ven constreñidos por la verdad de esta manera.

    Si un autor presenta eventos falseosos como no ficción, corre el riesgo de perder su reputación como escritores o caer presa de demandas. Por ejemplo, la “memoria” de James Frey A Million Little Pieces es un ejemplo de lo que puede suceder cuando un autor presenta eventos ficticios como no ficción. Su carrera se hundió. ¡Incluso lo echaron del club de lectura de Oprah Winfrey (Wyatt)! Como escribe el experto creativo en no ficción Lee Gutkind, “en virtud de que algunas de las cosas del libro de Frey nunca sucedieron, debería catalogarse como ficción, no como no ficción creativa” (Gutkind).

    Los escritores de ficción no están limitados por la realidad de la misma manera que podrían estar los autores creativos de no ficción. Sólo están atados por los límites de sus imaginaciones.

    ¿Por qué deberíamos leer ficción?

    La ficción en prosa, ya sea en forma de novela o de cuento, es uno de los géneros literarios más populares y ampliamente consumidos. Uno sólo tiene que ver la proliferación de librerías en estaciones de ferrocarril y aeropuertos, por ejemplo, y el predominio de las novelas sobre otras formas de escritura puestas a disposición en tales lugares, para darse cuenta del atractivo de la ficción.

    Tómate unos momentos para pensar en Por qué leemos ficción. ¿Qué esperamos obtener al leer historias sobre eventos imaginados que le suceden a personas imaginarias?

    Robert DiYanni inicia su estudio impresionantemente amplio Literatura: Lectura de ficción, poesía, drama y ensayo (1997) con la siguiente afirmación sobre por qué leemos:

    Leemos historias por placer; nos entretienen. Y los leemos con fines de lucro; ellos nos iluminan. Las historias nos atraen a sus mundos imaginativos y nos involucran con el poder de su invención. Nos proporcionan más que el interés inmediato de la narrativa —de algo que sucede— y más que los placeres de la imaginación: agrandan nuestra comprensión de nosotros mismos y profundizan nuestra apreciación de la vida. (pág. 27)

    ¿Sus propias respuestas a la pregunta de por qué leemos tocaron alguna de las razones que da DiYanni? No me sorprendería para nada si lo hicieran. Es, creo, cierto para todos nosotros que hay un elemento de puro escapismo en nuestro deseo de leer historias, de involucrarnos imaginativamente con los incidentes y eventos que suceden a los personajes sobre los que leemos. A menudo llegamos a identificarnos con estos personajes de ficción, y pensar quizás en cómo reaccionaríamos y responderíamos a las situaciones en las que se encuentran.

    Podemos sumergirnos en un mundo ficticio de esta manera sin aplicar necesariamente mucho esfuerzo crítico o intelectual, por supuesto. Pero si las narrativas ficticias son, como dice DiYanni, para “ampliar nuestra comprensión de nosotros mismos y profundizar nuestra apreciación de la vida”, tal vez necesitamos leerlas de una manera más objetiva, someterlas a un escrutinio más crítico para ver si refuerzan o desafían nuestras ideas existentes sobre el mundo que nos rodea nosotros. La atención a los textos que leemos solo puede mejorar nuestra comprensión, y esto a su vez puede aumentar nuestro placer de leer. En esta sección nos concentraremos en gran medida en los diversos elementos que conforman una narrativa ficticia; los eventos que conforman una historia y cómo se organizan (la trama); las perspectivas desde las que se pueden narrar las historias; la acto de caracterización; la importancia de la ambientación, tanto en términos de tiempo como de lugar; y el lenguaje y estilo reales que los escritores adoptan para contar sus narrativas. Sobre todo, en lo que sigue, y en tus propias lecturas de narrativas ficticias, siempre debes tener presente la pregunta de por qué crees que los escritores utilizan estrategias narrativas particulares. Hay un número infinito de formas en las que se pueden contar las historias; las elecciones que hacen los escritores individuales de textos individuales no se hacen aleatoriamente. Tenemos que pensar en por qué se podrían haber hecho esas elecciones. No hay una única respuesta autorizada a tales preguntas. La forma en que leemos viene dictada en gran parte por las experiencias y contextos que cada uno de nosotros aporta a un texto en particular, y por esa razón no es probable que dos lecturas sean iguales, aunque podamos estar aplicando los mismos procesos críticos a nuestra lectura.

    Video 4.1.1 : Introducción a la ficción

    Obras Citadas

    Gutkind, Lee. “Un millón de pequeñas opciones: El ABC de CNF”. Creativo No Ficción Número 29, 2006.

    Wyatt, Edward. “Autor es expulsado del club de lectura de Oprah Winfrey”. The New York Times, 27 de enero de 2006.

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 4.1: ¿Qué es la ficción? is shared under a CC BY license and was authored, remixed, and/or curated by Heather Ringo & Athena Kashyap (ASCCC Open Educational Resources Initiative) .