Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

7.28: El libro de los cantos - China (antes del 551 a.C.E.)

  • Page ID
    102261
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Existió antes de Confucio (nacido alrededor del 551 a.C.E.)

    China

    El libro de los cantos (el rey Shi, también traducido como El clásico de la poesía y El libro de las odas) es una colección de poemas escritos por diversos autores anónimos a lo largo de varios siglos. Tradicionalmente, Confucio ha sido acreditado como editor de la colección, y fue parte del canon de obras confucianas que se esperaba que estudiaran los estudiosos. Los estudiosos debaten cuánta influencia pudo haber tenido Confucio en ellos; una teoría es que tomó una obra mucho más grande (posiblemente varios miles de poemas) y eligió poco más de trescientos para formar la versión estándar que existe hoy. Las colecciones de poesía en China estaban destinadas a representar la voz del pueblo (masculino y femenino, todas las clases sociales). Los poemas capturan momentos en el tiempo, hablando al lector sobre los problemas y alegrías de individuos que no eran necesariamente los gobernantes o héroes de otras historias.

    Escrito por Laura J. Getty

    El Rey Shi, el viejo “clásico de la poesía” de los chinos

    [El libro de los cantos]

    Traducido por William Jennings

    LIBRO II.: LAS ODAS DEL SHÂU Y DEL SUR.

    El viaje de bodas de una princesa

    La urraca tiene nido;
    La paloma aún toma posesión.
    ¡Lo! la joven novia sale,
    En procesión de muchas ruedas.
    La urraca tiene nido;
    La paloma aún habrá cuarto.
    ¡Lo! la joven novia sale;
    Y un sinnúmero de autos la escoltan.
    La urraca tiene nido;
    La paloma la llenará (rápidamente).
    ¡Lo! la joven novia sale,
    Con carros agrupados densamente.

    Un Ayudante Reverente

    Ahí la recoge la hierba fragante
    A lo largo de los islotes, junto
    a las piscinas, Para mezclarse con los dones votivos
    De él que o'er gobierna el principado.
    Ahí la reúne la hierba fragante
    En medio de los arroyos de montaña otra vez,
    Para mezclarse con los regalos votivos que ofrecerá
    su príncipe en el fane.
    Con tocados todo erecto y alto
    Ere amanece el templo al que asiste;
    Con tocados todo descuidado por ahora
    Regreso a su lugar a su manera ella wends.

    Un marido ausente hace mucho tiempo

    Ahora los grillos gorjean y muelen;
    Y las tolvas brotan y vuelan.
    Pero mi señor aún no lo encuentro;
    Ay, y dolorido de corazón soy yo.

    ¡Oh, volver a verlo!
    ¡Oh, para volver a verle!
    Alambiados fueron entonces el suspiro de hinchazón.
    Subí allá arriba de South Hill,
    arranqué dulces salchichones mientras iba.
    Pero mi señor no lo vi todavía;
    Ruidoso era aún el lamento de mi corazón.
    ¡Oh, volver a verlo!
    ¡Oh, para volver a verle!
    Entonces mi corazón estaba bien contento.
    Subí allá arriba de South Hill,
    Ahora para arrancar el helecho real.
    Sin embargo, mi señor no lo vi todavía;
    Aún así mi corazón debe afinar y anhelar.
    ¡Oh, volver a verlo!
    ¡Oh, para volver a verle!
    Así que mi corazón tranquilo podría regresar.

    El cuidado celoso de la joven esposa en la adoración de los antepasados de su esposo

    Ella va a recoger agua-mosto,
    Al lado de los arroyos al sur de los cerros;
    Ella va a recoger hierba acuática
    A lo largo de los acantilados hinchados de la carretera;
    Va ahora a almacenar sus hierbas recolectadas
    En canasta redonda, en canasta cuadrada;
    Va ahora a viértelos y cocine a fuego lento
    En trípode y en caldero ahí;
    Vierte libaciones de todas ellas
    Debajo de la luz dentro del Salón.
    ¿Y quién está tan ocupada?
    ¿Quién, sino la joven novia piadosa (de nuestro señor)?

    En memoria de un cacique digno

    ¡Oh peral, con tu sombra frondosa!
    No seas cortado, no seas puesto;
    Una vez debajo de ti se quedó el cacique de Shâu.
    Oh perera, con tu frondosa cresta,
    Ne'er que te corten, no molesten; el jefe de
    Shâu debajo de ti una vez encontró descanso.
    Oh peral, con tu mortaja frondosa,
    Ne'er sean esas ramas cortadas, ni inclinadas,
    Ese refugio al jefe de Shâu permitió.

    El pretendiente resistido

    Todo remojo era el camino con rocío.
    ¿Y tampoco fue escaso el amanecer?
    Yo digo: el camino estaba empapado de rocío.
    ¿Quién dice que el gorrión no tiene cuerno?
    ¿Cómo lo aburre entonces en mi vivienda?
    ¿Quién dice de ti, estás desamparado?
    ¿Por qué entonces esto forzoso y convincente?
    Pero fuerza, obligarme, haz tu voluntad:
    Esposo y mujer no estamos quietos.
    ¿Quién dice de las ratas, no tienen dientes?
    ¿Cómo perforan entonces a través de mi pared?
    ¿Quién dice de ti, estás desamparado?
    ¿Por qué obligarme entonces a esta pelea?
    Pero obligarme, demandarme, aun así,
    ¡Conmigo no quiero ir!

    Dignidad y economía de los consejeros del rey Wăn

    Vestida de piel de cordero o de piel de oveja,
    Cinco costuras blancas de seda que muestran,
    A su comida de la corte retirándose, ¡
    Con qué dignidad van!
    Desnudo de lana, el cordero o piel de oveja
    Cinco suturas blancas pueden revelar,
    Aún con dignidad los retiran
    De su Maestro a su comida.
    Aunque las pieles, ahora se rentan en parches,
    Cinco costuras blancas de seda requieren,
    Aún con dignidad los portadores
    A su comida de Court se retiran.

    La esposa solitaria

    ¡Oigan! hay truenos
    En la elevada cresta de South Hill.
    De ahí, ¿por qué debe vagar,
    ni se atreve a descansar un momento?
    Marido de corazón verdadero, fain, oh fain ¿Te
    iba a volver a ver en casa?
    ¡Oigan! ahora el trueno
    rueda más abajo en South Hill.
    De ahí, ¿por qué debe vagar,
    ni nunca se atreve a quedarse quieto
    Marido de corazón verdadero, fain, oh fain ¿Te
    iba a volver a tener en casa?
    ¡Oigan! ahora el trueno
    cae sobre la llanura.
    De ahí, ¿por qué debe vagar,
    ni se atreve a quedarse un rato?
    Marido de corazón verdadero, fain, oh fain ¿Dónde
    iba a encontrarte en casa otra vez?

    Miedos a la doncella madura

    Aunque sacudido sea el árbol de la damisela, A la
    izquierda en él todavía son siete, O.
    Señores que se preocupan por mí,
    Aprovechen la oportunidad mientras se da la oportunidad, O.
    Aunque sacudido sea el árbol de la damisela,
    Sin embargo, quedan tres, O.
    Ye señores que se preocupan por yo,
    Ahora, ahora; el tiempo va menguando, O.
    Ah, sacudido es el árbol de la damisela,
    Y todos están en la canasta, O.
    Señores que me cuidan,
    Tu pregunta la harías, ¡oh!

    Concubinas Contentadas

    Allá están espiando estrellas tenues,
    En Oriente son cinco, y tres.
    Suavemente, donde está nuestro señor (durmiendo),
    Pronto o tarde por la noche vamos nosotros.
    Algunos tienen grado alto, algunos bajo.
    Las estrellas tenues allá están espiando,
    Pléyades, la banda de Orión.
    Suavemente todas las noches vamos arrastrándonos,
    Edredón y colcha en la mano.
    Algunos toman alto, algunos son más bajos.

    Celos Superados

    El Kiang tiene brazos ese viento descarriado.
    Nuestra señora erst como novia
    Nuestra ayuda declinó,
    Nuestra ayuda declinó;
    Anon ella era de otra mente.
    El Kiang tiene bancos dentro de su lecho.
    Nuestra señora erst como novia
    Nuestra presencia huyó,
    Nuestra presencia huyó;
    Anon una vida más tranquila que llevó.
    El Kiang tiene arroyos que lo dejan largo.
    Nuestra señora erst como novia
    Despreció a toda nuestra muchedumbre,
    Despreció a toda nuestra muchedumbre;
    Su burla ahora se vuelve a cantar.

    El cazador astuto

    En la naturaleza yace una gacela muerta,
    Con la hierba de cañas alrededor la envolvió;
    Y una criada que ama bien la primavera
    Por un joven ventoso queda atrapada.
    En la madera se encuentra maleza gruesa,
    En la naturaleza la gacela muerta,
    Con el pasto de cañas alrededor de su cuerpo atado;
    Y la criada se ve bien.
    “¡Ah! gentilmente, no tan rápido, buen señor;
    Mi pañuelo, prithee, no se mueva;
    Ni despierten los ladridos de mi cur.”

    Una boda real

    ¡Qué floración radiante hay!
    Florece de cerezo silvestre.
    ¡Qué cuidado atiende el equipamiento
    De ella, la niña real!
    ¡Qué resplandor! Como la floración
    de durazno y ciruela en uno!
    Nieta del Rey Justo ella,
    Él un verdadero hijo de noble.
    ¿Cómo se puso entonces el cebo?
    'Estaba recortado con cordel de seda.
    Él el verdadero hijo del noble (así atrapado) ¡
    Ella de la línea del Rey Justo!

    El Tsow Yu

    Por ahí donde las cañas crecen de rango y alto,
    Una ronda dispara, caen cinco jabalíes.
    ¡Salve el Tsow Yu!
    Y ahí donde la hierba ondeaba alto,
    Una ronda dispara, mueren cinco cerdos salvajes.
    ¡Salve el Tsow Yu!

    Nota. Si bien esta es una de las Odas más cortas y aparentemente más triviales del Libro de Poesía, es acreditada por los editores chinos con tanto significado como la más grande. Se considera, como tantos más, como ilustrativo del alcance de la reforma provocada por el rey Wăn. No solo el reino estaba mejor gobernado, la sociedad mejor regulada, y los individuos más autodisciplinados y mejorados en modales, sino que la reforma afectó todas las cosas: la vegetación floreció, la caza se hizo más abundante, la caza se atendió en las estaciones adecuadas, y la influencia benigna del Rey fue en todas partes sentidas por la gente. El poeta piensa que es suficiente detenerse en estas últimas características. Probablemente las líneas fueron escritas después de alguna cacería real.

    LIBRO III.: LAS ODAS DE P'EI.

    P'ei fue uno de los tres principados que el rey Wu creó después de derrocar la dinastía de Shang. Estaba en el norte; y los otros dos eran Yung en el sur, y Wei en el oeste. P'ei y Yung estaban, después de poco tiempo, absortos en Wei, que tenía una larga historia. Tenemos, en los Libros III., IV. y V. títulos tomados de los tres; pero evidentemente la división sólo es artificial: los tres Libros podrían haberse incluido todos adecuadamente bajo el título Wei, ya que es ese Estado con el que todos están conectados.

    Derelicto

    El barco de cedro está a la deriva,
    En corrientes nunca quietas.
    Insomnio miento, irritado inly,
    Como con algún enfermo desconocido.
    'No es que el vino esté queriendo,
    O irse a deambular a voluntad.
    Mi corazón no es un mero espejo
    que no puede comprender.
    Hermanos que tengo, pero puede que no
    En hermanos e'en dependan.
    ¡Tush! cuando me voy quejando
    'es sólo para ofender.
    Ninguna piedra este corazón mío es,
    Que pueda ser girada y enrollada;
    Ninguna estera este corazón mío es,
    Para plegar o para desplegar.
    Firme y estricto mi vida es
    ; Nada 'gainst se puede decir.
    Sin embargo, aquí me siento en el dolor,
    Despreciado por una tripulación chusma.
    Mis problemas han sido muchos,
    Mis insultos no pocos.
    Tranquilamente pienso entonces, comenzando,
    me golpeé el pecho de nuevo.
    Oh luna, ¿por qué ahora el más brillante?
    Oh sol, ¿por qué ahora menguar?
    Mi corazón lleva el dolor como prendas
    Inured al suelo y a la mancha.
    Tranquilamente pienso entonces, comenzando,
    Volaría pero todo en vano.

    Suplantado

    Verde ahora mi bata!
    Verde, forrado con amarillo.
    ¡Ah! cuando el dolor no
    será mi compañero!
    Verde es la bata;
    Amarilla la falda!
    ¡Ah! cuando el duelo ¡
    Nunca más lastimará!
    El verde es la seda;
    Gobernado así por ti.
    ¡Guíadme, antiguos!
    Daño para que no lo haga.
    Césped, fino o grueso,
    Escalofríos al viento.
    ¡Guíadme, antiguos!
    Sálvame mi mente.

    Amigos en apuros

    ¡Oh las golondrinas hacia adelante volando,
    Alas aslant, irregular!
    Oh la señora a casa hieing;
    O'er los salvajes la escoltan lejos.
    Mirar yo hasta que mire en vano,
    Y mis lágrimas son como la lluvia.
    ¡Oh las golondrinas hacia adelante
    volando, Elevándose hacia arriba, lanzándose bajo!
    O la señora arriendo a casa;
    Lejos entonces deja ir a su escolta.
    Mirar yo hasta que mire en vano;
    Largo me paro y lloro amain.
    ¡Oh las golondrinas hacia adelante volando,
    Alto y bajo, con boca gorjeante!
    O la señora arriendo a casa;
    Lejos la escoltan hacia el Sur.
    Miro yo hasta que mire en vano,
    Y mi corazón escaso soporta el dolor.
    Lady Chung sobre el amor confiando,
    Y de sentimientos verdaderos y profundos,
    Siempre dulce y muy complaciente,
    Estricto, sin embargo, respeto a sí mismo para mantener
    Pensada de los muertos ella:
    Brillante ejemplo para pobre de mí!

    Reunión de nubes

    Oh sol, oh luna, volvisteis hacia abajo A
    la tierra tu gloriosa mirada.
    Pero ¡ah! que haya hombres así, ¡
    Abandonando caminos antiguos!
    ¿Dónde puede haber la paz?
    ¡Ay, su mirada
    de para siempre se desvía!
    Oh sol, oh luna, esta tierra
    abajo te tiene como corona arriba.
    Pero ah, que los hombres ahí estén así, ¡
    Que no den amor por amor!
    ¿Dónde puede haber la paz? ¡Ay que
    debería probar tan insensato!
    Oh sol, oh luna, esa mañana y víspera Se
    levantan en yon cielo oriental.
    Ay que los hombres haya así,
    Cuyas obras justas palabras desmienten.
    ¿Dónde puede haber la paz?
    Ah, mejor ahora ¡Si la memoria pudiera morir más que morir!
    Oh sol, oh luna, esa mañana y víspera
    Levántate allá en Oriente.
    ¡Oh padres míos! tu cargo de mí
    no ha cesado para siempre.
    ¿Dónde puede haber la paz? Porque a mi amor
    Responde él no menos importante.

    La Tormenta

    Largo, largo sopló el viento de tormenta, y salvaje.
    Se volvió para mirarme: sonreía;
    pero ahí estaba la burla, y el desprecio.
    ¡Ah, cómo se desgarró mi corazón!
    Largo, largo sopló, con polvo para lluvia.
    “Sé amable, y ven a mí otra vez”.
    No vino, ni se fue a su manera;
    Y largo en pensamiento pensativo me acosté.
    En todavía sopló, con nubes de tormenta negras;
    escasa luz había, tan densa la manada.
    Despierta me acosté, ni cerré los ojos;
    Y el pensamiento ansioso trajo suspiros accidentales.
    Negro y más negro sin embargo creció la penumbra;
    Luego vino fuerte trueno, boom on boom.
    Despierta yací, todo el sueño se huyó,
    Y ansioso pensó que mi fiebre se alimentaba

    El Soldado Suspira Por La Esposa Y El Hogar

    Cuando se escuchó el latido de los tambores alrededor, ¡
    Cómo saltamos a nuestras armas con salto y atado!
    Pero los campos deben tener algunos, y los muros de Ts'o;
    Nosotros solos al Sur debemos ir a marchar.
    Entonces seguimos a nuestro líder Sun Tse-Chung,
    Y allí se hizo una paz con Ch'in y Sung.
    Pero de la marcha de regreso a casa todavía no hay señal,
    Y nuestros corazones son pesados, y pino y traste.
    ¡Ah! aquí nos quedamos; aquí nos quedamos;
    Y nuestros corceles se van vagando muy por mal camino;
    Y la búsqueda de todos ellos debe hacerse
    lejos en las profundidades de la sombra del bosque.
    Pero, aunque lejos de ser cortados en la muerte o en la vida,
    Estamos atados por la promesa que cada uno dio a su esposa;
    Y juramos, como estábamos entonces de la mano, el uno
    al otro en los últimos años de la vida para estar de pie.
    ¡Ay! ahora amplio es el abismo entre!
    Y la vida para nosotros ahora es un espacio en blanco, yo ween.
    Y, ¡ay, por la tenaz trota tan vana!
    Falsos a nuestras palabras debemos sí quedarnos.

    La madre descontenta

    Del Sur soplan las brisas alegres
    En el corazón de ese arbusto de espina;
    Y crecen alegremente las hojas más íntimas en él.
    Pero la madre con cuidado está desgastada.
    Desde el Sur las brisas alegres soplan
    sobre las ramitas de ese árbol espinoso.
    Y la madre es sabia y buena, pero ¡oh!
    Los hombres malos y sin valor somos nosotros.
    Desde la primavera 'bajo las paredes de Tsun se corre
    Un riolo fresco y refrescante.
    Pero la madre, aunque la suya sean siete hijos,
    Unrelieved aquí trabaja todavía.
    Y los oropéndolas dorados de ojos brillantes
    Despiertan su melodie melodie melodie.
    Pero el corazón de la madre ningún hijo consuela,
    Aunque nosotros siete alrededor de ella sea.

    Separación

    El faisán macho ha tomado su vuelo, ¡
    Sin embargo, pausado le movió sus alas!
    ¡Ah, a ti, mi amado, a ti mismo ¡
    Qué pena trae esta indemnización!
    El faisán macho ha tomado su vuelo;
    Desde abajo, desde lo alto, sin embargo, lloró.
    Ah, cierto era mi señor; y mi corazón
    Con su carga de tristeza se prueba.
    Mientras miro al sol y a la luna,
    Libere rienda suelta a mis pensamientos lo permito.
    O el camino, así me dicen, es largo:
    Dime, ¿cómo se puede llegar a mí ahora?
    ¿Y no, pues, señores todos,
    De su virtud y rectitud?
    De toda envidia y enemistad libre,
    ¿Qué hecho él aparte del bien?

    Sindicatos inoportunos

    “Las hojas de la calabaza aún están agrias al gusto,
    Y el camino a través del vado es profundo” (quoth ella).
    “Profundo sea, nuestras prendas las levantaremos hasta la cintura,
    O poco profundas, luego hasta la rodilla” (quoth he).
    “Pero el vado está lleno, y las aguas suben.
    ¡Hark! ahí un faisán, alarmada llora”.
    “No, el vado cuando está lleno no se mojaría ningún eje;
    Y el faisán pero cacarea para ir a buscar a su compañero”.
    “Más dulces fueron los gritos de la gallina salvaje' para escuchar,
    Cuando aparecen las primeras rayas del amanecer;
    Y así es como los hombres deben buscar a sus novias,
    (A principios de la primavera) antes de que el hielo se divida.
    El barquero hace señas y señala a su barco:
    Que los demás crucen, no lo haré.
    Los otros pueden cruzar, pero yo digo que no.
    Para un (verdadero) compañero aquí me quedo.”

    Lamento De Una Esposa Desechada

    Cuando los vientos del Este soplan incesantemente,
    Traen pero la tristeza y la lluvia.
    Esfuérzate, esfuérzate por vivir en unidad,
    Y cada pensamiento enojado refrena
    Algunas plantas las recogemos para sus hojas,
    Pero deja las raíces intactas debajo;
    Entonces, mientras que mi nombre era intacto,
    debí haber vivido contigo hasta la muerte.
    Con paso lento, lento tomé el camino,
    Mi corazón más íntimo rebelándose dolorido.
    No llegaste muy lejos conmigo en verdad,
    sólo me viste hasta la puerta.
    ¿Quién llama la tarifa amarga de lechuga?
    El berro no es una pizca más dulce.
    Ay, festéate ahí con tu novia recién descubierta,
    Bien complacido, como cuando los hermanos cariñosos se encuentran.
    El Wei, turbio por el Rey,
    Crece límpido por los islotes de ahí.
    Ahí, festejando con tu novia recién descubierta,
    Para mí ya no te importa ahora.
    Sin embargo, déjame mi presa de pesca;
    Mis redes de malla no las quitan.
    Mi persona despreciada, alguna hora vacante
    Puede traer compasión por mi suerte.
    Donde corría el río lleno y profundo,
    Con balsa o bote reé o'er;
    Y, donde fluía en arroyo menos profundo,
    buceé o nadé de orilla a orilla.
    Y lo que teníamos, o lo que perdimos,
    Para eso me esforcé cada uno de mis nervios;
    cuando otras personas tenían pérdida, me
    arrastraba De rodillas, si aught 'twould servir.
    Y me puedes mostrar ningún tipo de cuidado,
    Nay, tratado como un enemigo soy yo!
    Mi virtud se puso pero en su camino,
    Al igual que los bienes de los comerciantes que ninguno va a comprar.
    Una vez se temía que no podíamos vivir;
    en tus reversas entonces compartí;
    Y ahora, cuando la fortuna te sonríe,
    A muy veneno me comparan.
    Me he acostado por una buena tienda,
    Para el uso invernal iba a ser; Date un
    festín ahí con tu novia recién descubierta,
    ¡estaba para usar en la pobreza!
    Ataques groseros de enojo que has demostrado,
    Ahora me dejó para que me intentaran duramente.
    Ah, te olvidas de esos días pasados, ¡
    Cuando viniste acurrucado a mi lado!

    Un príncipe y sus oficiales en problemas

    ¡Caído tan bajo, tan bajo!
    ¿Por qué no ir a casa?
    Y nosotros, ¿cómo podríamos por nuestro jefe rechazar la
    exposición a los rocíos nocturnos?
    ¡Caído tan bajo, tan bajo!
    ¿Por qué no ir a casa?
    Y no nos requería nuestro propio jefe,
    ¿Cómo vivíamos aquí en barro y fango?

    Li no encuentra ayuda en Wei

    ¡Cómo se han arrastrado las enredaderas en la ladera
    crestada con sus zarcillos a lo largo y ancho!
    Y oh, padres adoptivos de nuestra tierra, ¡
    Cómo se han multiplicado nuestros días aquí!
    ¿Por qué nunca se hace movimiento?
    Viene seguramente alguna ayuda esperada.
    ¿Por qué es esta pausa larga y prolongada?
    Seguramente no está sin una causa.
    Con pieles de zorro desgastadas y deshilachadas, sin nuestros autos, ¿
    Llegamos aquí no hacia el Este para ti?
    Oh vosotros, padres adoptivos de nuestra tierra, ¿no
    tendréis nada que hacer con nosotros?
    Un remanente destrozado, el último de todos nuestro anfitrión, ¡
    Pero renuncias y vagabundos somos nosotros!
    Y vosotros, padres adoptivos de nuestra tierra,
    Sonríen, ¡pero parecéis sordos!

    Bufonería En La Corte

    Tranquilo y fresco, ¡míralo avanzar!
    Ahora para posturarse y bailar,
    Mientras el sol está en el cielo medio, ¡
    Ahí frente a plataforma alta!
    ¡Véalo, corpulento y alto,
    Alcaparras en ese salón ducal!
    Como tigre en fuerza de extremidad, ¡
    Riendas como cintas eran para él!
    Mano izquierda ahora la flauta asume, Mano
    derecha agarra las plumas del faisán;
    Rojo, como si con rouge, la cara.
    “¡Dale licor!” clama Su Gracia.
    Hay avellanos en el cerro,
    Hay hongos en el fen.
    Di a quien huyen entonces mis pensamientos.
    A esos buenos hombres del campo occidental.
    ¡Esos son hombres admirables!
    ¡Los hombres del West-country para mí!

    Nostálgia

    Fain son esas aguas para ser libres,
    Dejando su manantial para unirse a los K'i.
    Así que anhela mi corazón por ti, querido Wei;
    Ningún día pero ahí en pensamiento vuelo.
    Aquí están mis primos, amables son ellos:
    Oh, antes de estos mis planes voy a poner.
    Al salir de casa me alojé en Tsi.
    Y bebió la copa de la velocidad de Dios en Ni.
    Criadas, cuando hacen su viaje de bodas,
    los padres y hermanos abandonan todos.
    Sin embargo, déjame ir a mis tías a saludar;
    déjame conocer a mis hermanas mayores.
    Y, saliendo de aquí, me alojaría en Kan,
    Luego bebería la copa de la velocidad de Dios en Yen.
    Engrasarme entonces bien mis ejes, ¡Oh!
    De vuelta en mi carruaje me dejó ir.
    Pronto debería estar en Wei; pero ¡oh!
    ¿No me equivoqué en actuar así?
    ¡Ah! Por esa tierra de arroyos fértiles
    Largo suspiro en sueños de vigilia.
    Entonces cuando pienso en Siu y Ts'o,
    Full es mi corazón, para desbordarse.
    Conduje yo pero adelante a vagar por ahí,
    Luego quedaron sin bosomed todos mis cuidados.

    Dificuldades oficiales

    Afuera por la puerta norte voy mi camino, Llevando una
    carga de dolor y de cuidado;
    Vulgarmente pobre soy yo, y dolorido bestead,
    Y de mis penurias todos desconocen.
    ¡Ah, así que de hecho!
    Pero así lo ha decretado el Cielo;
    ¿qué, pues, puedo decir?
    En mí se desenvuelve el negocio del rey,
    Sobre mí las cargas oficiales rápidamente invadieron; En mí,
    en casa, llegando del extranjero,
    Mi casa todos conspiran para amontonar reproches ¡
    Ah, así que en verdad!
    Pero así lo ha decretado el Cielo;
    ¿qué, pues, puedo decir?
    Todo urgente es el asunto del rey;
    Oficialse preocupa por presionarme cada vez más.
    Y cuando en casa, llegando del extranjero,
    Mi hogar uno y todos me empujaron dolorido.
    Ah, de hecho,
    Sin embargo, así lo ha decretado el Cielo;
    ¿qué, pues, puedo decir?

    Emigrantes

    Soplan vientos fríos del norte,
    Pesado cae la nieve.
    Amigo, tu mano, ¡si eres amable!
    Adelante juntos vamos.
    Largos, demasiado largos, merodean aquí: Los
    tiempos son demasiado severos.
    Cómo silba el viento del norte, ¡
    Conduciendo nieve y aguanieve!
    Amigo, tu mano, ¡si eres amable!
    Dejémonos, tú y yo, retirarnos.
    Largos, demasiado largos, merodean aquí: Los
    tiempos son demasiado severos.
    ¡Nada rojo, sino zorros!
    ¡Nada negro, sino cuervos!
    Amigo, tu mano, ¡si eres amable!
    Ven conmigo mi vagón va.
    Largos, demasiado largos, merodean aquí: Los
    tiempos son demasiado severos.

    Hacer el amor irregular

    Una doncella modesta, pasando justa para ver, Me
    espera en la esquina de la pared.
    La amo, sin embargo no tengo entrevista:
    me rasco la cabeza no sé qué hacer.
    La modesta doncella qué atractiva era entonces, ¡
    El día que me regaló su pluma bermellón!
    La pluma bermellón nunca fue aún tan brillante,
    La belleza de la doncella es mi delicia.
    Ahora desde las tierras de pasto manda un rodaje
    De couchgrass justo; y raro lo es, para arrancar.
    Sin embargo tú, mi planta (cuando las bellezas comparo), el
    arte pero el regalo justo, ¡y no la Feria!

    La nueva torre

    Más allá de la Torre Nueva, tan veloz y envergadura,
    The Ho majestuoso rodó.
    Ahí la que buscaba un compañero galante
    Encontró uno deformado y viejo.
    'Bajo las altas almenas de la Torre Nueva
    El Ho corrió suave y quieto.
    Ella buscó un compañero galante, ¡y lo!
    ¡Un imbécil sin forma!
    La red estaba lista para un pez,
    Un ganso ahí vino en su lugar.
    Y ella que buscaba un compañero galante,
    Must con este jorobado se casó.

    Los dos hijos

    Había dos jóvenes, cada uno tomó su bote,
    Eso flotaba, se reflejaba en el arroyo;
    Y ¡oh el miedo por esos dos jóvenes,
    Y ¡Oh, la ansiedad extrema!
    Eran dos jóvenes, cada uno tomó su barca,
    Y flotó en el arroyo;
    Y ¡oh, miedo por esos dos jóvenes!
    Si les hirieron, pero inocentes eran ellos.

    Colaboradores y Atribuciones

    Adaptado de "El libro de las canciones" de Laura Getty & Kyounghye Kwon. Fuente de University of North Georgia Press, licencia: CC BY-SA


    7.28: El libro de los cantos - China (antes del 551 a.C.E.) is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.