Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

10.7: Nuevo historicismo

  • Page ID
    102314
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    La relación entre historia y literatura

    Los primeros estudiosos de la literatura pensaron en la historia como una progresión: eventos e ideas construidas unos sobre otros de manera lineal y causal. La historia, en consecuencia, podría entenderse objetivamente, como una serie de fechas, personas, hechos y eventos. Una vez conocida, la historia se convirtió en una entidad estática. Esto lo podemos ver en el ejemplo anterior de Wonderland. El Ratón señala que lo “más seco” que conoce es que “Guillermo el Conquistador, cuya causa fue favorecida por el papa, pronto fue sometida por los ingleses, que querían líderes, y últimamente había estado muy acostumbrado a la usurpación y conquista. Edwin y Morcar, los condes de Mercia y Northumbria—” Creo que todos estaríamos de acuerdo en gemir “¡Ugh!” Es decir, el Ratón ve la historia como una lista de grandes muertos que hay que recordar y recitar, una lista que se refiere únicamente a los llamados grandes acontecimientos de la historia: batallas, rebeliones, y el ascenso y caída de líderes. Correspondiendo a esta visión, se pensó que la literatura reflejaba directa o indirectamente la realidad histórica. Los estudiosos creían que la historia moldeaba la literatura, pero la literatura no la moldeaba

    Si bien esta visión de la historia como una fusión estática de hechos todavía se considera importante, otros estudiosos del movimiento llamado Nuevo Historicismo ven la relación entre historia y literatura de manera muy diferente. Hoy en día, la mayoría de los estudiosos literarios piensan en la historia como una interacción dinámica de fuerzas culturales, económicas, artísticas, religiosas, políticas y sociales. No necesariamente se concentran únicamente en reyes y nobles, ni batallas y coronaciones. Además, también se centran en los detalles más pequeños de la historia, incluyendo la difícil situación de la persona común, las canciones y el arte populares, las publicaciones periódicas y los anuncios —y, por supuesto, la literatura. La nueva erudición histórica, se deduce, es interdisciplinaria, recurriendo a materiales de una serie de campos académicos que alguna vez se pensó que estaban separados o distintos entre sí: historia, estudios religiosos, ciencias políticas, sociología, psicología, filosofía, e incluso las ciencias naturales. De hecho, el Nuevo Historicismo también se llama materialismo cultural, ya que un texto —ya sea una pieza de literatura, un tracto religioso, una polémica política o un descubrimiento científico— es visto como un artefacto de la historia, una entidad material que refleja cuestiones culturales más amplias.

    Ejercicio 10.7.1

    ¿Cómo has aprendido a conectar literatura e historia? Anote dos o tres ejemplos de clases anteriores

    Historia Influencias Literatura

    A veces es evidente la manera en que la historia puede ayudarnos a entender una pieza de literatura. Al leer el poema de William Butler Yeats “Pascua de 1916", por ejemplo, los lectores se preguntan inmediatamente cómo la fecha nombrada en el título del poema da forma al significado del poema. Los lectores curiosos podrían buscar rápidamente esa fecha de Pascua y descubrir que los líderes del movimiento independentista irlandés organizaron una revuelta efímera contra el dominio británico durante la semana de Pascua de 1916. La rebelión fue rápidamente terminada por las fuerzas británicas, y los líderes rebeldes fueron juzgados y ejecutados. Esos lectores curiosos podrían entonces entender las alusiones que Yeats hace a cada uno de los líderes irlandeses ejecutados en su poema y obtener una mejor idea de lo que Yeats espera transmitir sobre el pasado y el futuro de Irlanda a través de los símbolos y el lenguaje de su poema. Muchos escritores, como Yeats, utilizan su arte para abordar directamente los debates sociales, políticos, militares o económicos en sus culturas. Estos escritores entran en el discurso social de su época, estando este discurso formado por las condiciones culturales que definen la edad. Además, este discurso refleja la ideología de la sociedad en su momento, que son las ideas colectivas —incluidas las políticas, económicas y religiosas— que guían la manera en que una cultura se ve y habla de sí misma. Esta ideología cultural, a su vez, refleja las estructuras de poder que controlan —o intentan controlar— el discurso de una sociedad y a menudo controlan la manera en que se publica, lee e interpreta la literatura. La literatura, entonces, como discurso social comenta y es influenciada por los otros discursos culturales, que reflejan o resisten la ideología que se basa en las estructuras de poder de la sociedad.

    Literatura Influencia Historia

    Pasemos a otro ejemplo para iluminar estos temas. Uno de los libros más influyentes de la historia estadounidense fue Tío Tom's Cabin de Harriet Beecher Stowe (1852), que Stowe escribió para protestar por la esclavitud en el Sur antes de la Guerra Civil. Tío Tom's Cabin fue un bestseller instantáneo que hizo mucho para popularizar el movimiento abolicionista en el norte de Estados Unidos. Cuenta la leyenda que cuando Abraham Lincoln conoció a Stowe durante la Guerra Civil, la saludó, diciendo “Así que eres la mujercita que escribió el libro que inició esta gran guerra”. En el caso de la cabaña del tío Tom, entonces, está claro que entender las historias de la esclavitud, el abolicionismo y las tensiones regionales anteriores a la guerra puede ayudarnos a dar sentido a la novela de Stowe.

    Pero la historia informa a la literatura de maneras menos directas, también. De hecho, muchos eruditos literarios —en particular, los nuevos académicos históricos— insistirían en que toda obra de literatura, ya sea que mencione explícitamente un acontecimiento histórico o no, está conformada por el momento de su composición (y que las obras de literatura dan forma a su momento de composición a su vez). La historia estadounidense de la guerra de Vietnam es un gran ejemplo, pues seguimos interpretando y revisando que la historia, y la literatura (incluyendo memorias) es un producto material clave que influye en esa revisión: piense en los Despachos de Michael Herr (1977); A de Philip Caputo Rumor de guerra (1977); Bobbie Anne Mason's In Country (1985); Las cosas que llevaban de Tim O'Brien (1990); A Good Scent from a Strange Mountain de Robert Olen Butler (1992); y, más recientemente, de Karl Marlantes Matterhorn (2010) .Michael Herr, Despachos (Nueva York: Vintage, 1977); Philip Carputo, Un rumor de guerra (Nueva York: Ballantine, 1977); Bobbie Anne Mason, In Country (Nueva York: HarperCollins, 2005); Tim O'Brien , Las cosas que llevaban (Nueva York: Mariner, 2009); Robert Olen Butler, A Good Scent from a Strange Mountain: Stories (Nueva York: Holt, 1992); Karl Marlantes, Matterhorn (Nueva York: Atlantic Monthly, 2010).

    Ejercicio 10.7.2

    Elige algo que hayas leído o visto recientemente. No importa lo que elijas: Dear White People, la serie de Harry Potter, Crepúsculo, Los juegos del hambre, incluso Jersey Shore o American Idol. Ahora reflexiona sobre lo que ese libro, película o programa de televisión te dice sobre tu cultura. ¿Qué discursos o ideologías (valores, prioridades, preocupaciones) revela tu artefacto cultural? Anota tus pensamientos.

    Nueva práctica del historicismo

    Como puede ver, los autores influyen en sus culturas y ellos, a su vez, están influenciados por las preocupaciones sociales, políticas, militares y económicas de sus culturas. Para revisar la conexión entre literatura e historia, veamos un último ejemplo, “Londres” (http://www.blakearchive.org/exist/blake/archive/object.xq?objectid=songsie.b.illbk.36&java=yes), escrito por el poeta William Blake en 1794.

    Ilustración de William Blake para “Londres” de sus Canciones de inocencia y experiencia (1794).

    A diferencia de Yeats o Stowe, Blake no se refiere directamente a eventos específicos o personas de finales del siglo XVIII. Sin embargo, este poema confronta directamente muchos de los problemas sociales más apremiantes de la época de Blake. La primera estrofa, por ejemplo, se refiere a las “calles charter” y “charter 'd Thames”. Si buscamos el significado de la palabra “carta”, encontramos que la palabra tiene varios significados. “Carta” puede referirse a una escritura o un contrato. Cuando Blake se refiere a las calles “chárter”, podría estar aludiendo a la creciente importancia de Londres como centro de industria y comercio. Una “carta” también define límites y control. Cuando Blake se refiere al “Thames charter 'd”, entonces, implica que la naturaleza —el Támesis es el río que atraviesa Londres— ha sido constreñida por la sociedad moderna. Si miras a través del resto del poema, puedes ver muchos otros temas históricos que un erudito podría estar interesado en explorar: la difícil situación de los niños trabajadores (“los barrenderos lloran”); el papel de la Iglesia (“Toda iglesia negra”), la monarquía (“abajo de los muros del palacio”), o los militares (“la desventurada Soldados suspiran”) en la sociedad inglesa; o incluso el problema de las enfermedades de transmisión sexual (“blights with plagues the Marriage fúnebre”). También notarás que Blake aportó un grabado para este poema y los poemas que componen Las canciones de la inocencia (1789) y Las canciones de la experiencia (en el que se publicó “Londres”), por lo que Blake también se involucra en el movimiento artístico de su época y el muy producción de la propia casa de apuestas. Y seríamos negligentes si no mencionáramos que Blake escribió estos poemas durante la Revolución Francesa (1789—1799), donde inicialmente esperaba que la revolución traería libertad a todos los individuos pero pronto reconoció la brutalidad del movimiento. ¡Eso es mucho pedir de un poema de dieciséis líneas! Pero cada uno de estos temas está maduro para una mayor investigación que podría llevar a un trabajo crítico atractivo.

    Cuando los estudiosos profundizan en un aspecto histórico de una obra literaria, llamamos a ese proceso lectura paralela. La lectura paralela implica examinar el texto literario a la luz de otros textos contemporáneos: artículos periodísticos, panfletos religiosos, informes económicos, documentos políticos, etc. Estos diferentes tipos de textos, considerados igualmente, ayudan a los estudiosos a construir una comprensión más rica de la historia. Los estudiosos aprenden no sólo lo que sucedió sino también cómo la gente entendía lo que sucedió. Al leer textos históricos y literarios en paralelo, los estudiosos crean, para utilizar una frase de la antropología, una descripción gruesa que centra el texto literario como producto y contribuyente a su momento histórico. Una historia podría responder a una realidad histórica particular, por ejemplo, y luego la historia podría ayudar a dar forma a la actitud de la sociedad hacia esa realidad, ya que la cabaña del tío Tom desató un movimiento nacional para abolir la esclavitud en Estados Unidos.

    Aplica Nuevo Historicismo A Tu Lectura

    Al leer una obra a través de una lectura de Nuevo Historicismo, aplique los siguientes pasos:

    1. Determinar el tiempo y el lugar, o contexto histórico de la literatura
    2. Elija un aspecto específico del texto que sienta que se iluminaría al aprender más sobre la historia del texto
    3. Investiga la historia
    4. Analizar las formas en que el texto puede estar influenciado por su historia o el texto puede haber influido en la cultura de la época

    Aplica Nuevo Historicismo A Tu Escritura

    Para revisar, Nuevo Historicismo nos proporciona una lente particular para usar cuando leemos e interpretamos obras de literatura. Tal lectura e interpretación, sin embargo, nunca ocurre después de solo una primera lectura; de hecho, todos los críticos releen obras varias veces antes de aventurarse en una interpretación. Se puede ver, entonces, la conexión entre la lectura y la escritura: como indica el Capítulo 1, los escritores crean múltiples borradores antes de conformarse con un producto terminado. El proceso de escritura, a su vez, depende de las múltiples relecturas que haya realizado para reunir pruebas para su ensayo. Es importante que integren juntos el proceso de lectura y escritura. Como modelo, use el siguiente plan de diez pasos mientras escribe usando un nuevo enfoque histórico:

    1. Lee atentamente el trabajo que analizarás.
    2. Formular una pregunta general después de su lectura inicial que identifique un problema —una tensión— relacionado con un tema histórico o cultural.
    3. Vuelva a leer la obra, prestando especial atención a la pregunta que planteó. Toma notas, las cuales deben estar enfocadas en tu pregunta central. Escribe una entrada de revista exploratoria o entrada de blog que te permita jugar con ideas.
    4. Construir una tesis de trabajo que haga un reclamo sobre la obra y dé cuenta de lo siguiente:
      1. ¿Qué significa el trabajo?
      2. ¿Cómo demuestra el trabajo el tema que has identificado usando un nuevo enfoque histórico?
      3. “Entonces, ¿qué” tiene de significativo el trabajo? Es decir, ¿por qué es importante que escribas sobre esta obra? ¿Qué aprenderán los lectores al leer tu interpretación? ¿Cómo ilumina la teoría que aplicas el significado de la obra?
    5. Vuelva a leer el texto para recabar evidencias textuales para su apoyo.
    6. Construye un esquema informal que demuestre cómo apoyarás tu interpretación.
    7. Escribir un primer borrador.
    8. Reciba comentarios de sus compañeros y su instructor a través de la revisión por pares y la conferencia con su instructor (si es posible).
    9. Revisar el trabajo, que incluirá la revisión de su declaración de tesis original y la reestructuración de su trabajo para apoyar mejor la tesis. Nota: Probablemente revises muchas veces, por lo que es importante recibir comentarios en cada etapa de borrador si es posible.
    10. Edite y corrija para determinar la corrección, claridad y estilo.

    Te recomendamos que sigas este proceso por cada artículo que escribas a partir de este libro de texto. Por supuesto, estos pasos se pueden modificar para que se ajusten a su proceso de escritura, pero el plan asegura que usted participará en una lectura minuciosa del texto mientras trabaja en el proceso de escritura, lo que exige que permita mucho tiempo para leer, reflexionar, escribir, revisar y revisar.

    Para más estrategias, sigue leyendo aquí.

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 10.7: Nuevo historicismo is shared under a CC BY-NC-SA 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Heather Ringo & Athena Kashyap (ASCCC Open Educational Resources Initiative) .