Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

2.1: Descubrir y honrar tus pasiones y valores

  • Page ID
    101738
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Después de leer una obra cuidadosamente, anotarla y reaccionar ante ella, el siguiente paso es determinar cómo encaja en tu perspectiva del mundo. Por ejemplo, ¿qué opinas del discurso de Abraham Lincoln en Gettysburg? ¿Aprecias la afirmación de Lincoln de que para honrar lo que estos muertos sacrificaron, deberíamos trabajar duro para mantener unida a nuestra nación democrática? ¿O te irrita que al recordarle a su audiencia que en esta nación, “todos los hombres fueron creados iguales”, Lincoln descuida reconocer los terribles males hechos a los nativos americanos cuando se formó la nación? ¿Tenías a enfocarte menos en el tema del discurso y más en la estrategia retórica y el lenguaje poético de Lincoln? Formar tus propias conclusiones sobre una obra literaria, o un tema de cualquier tipo, es el primer paso para dar forma a un argumento y, en última instancia, defender tu perspectiva a través de un ensayo persuasivo

    Para practicar el proceso de formación de una perspectiva sobre un tema, considere el poema de Theodore Roethke “El vals de mi papá”, en http://www.poetryfoundation.org/poem/172103. En una lectura inicial del poema, es posible que ya hayas notado que algunos elementos de “El vals de mi papá” parecen sugerir que el padre es abusivo hacia su hijo, mientras que por el contrario, otras líneas implican que el hijo quiere continuar con este vals. Buscando la “verdad” de este poema, los lectores suelen debatir sobre qué interpretación está siendo desarrollada por Roethke. Después de un cuidadoso análisis de este texto, Marion Velis, estudiante de primer año de composición, decidió que a pesar de los matices aparentemente violentos del poema, es el amor del hijo por su padre lo que deja la impresión más fuerte. Lo que sigue es el ensayo que realizó para desarrollar este argumento.

    Marion Velis Inglés 1102

    Aferrándose al amor: “El vals de mi papá” de Theodore Roethke

    A primera vista, el poema de Theodore Roethke “El vals de mi papá” puede parecer un poema sobre el miedo de un niño a su padre controlador, abusivo y alcohólico. Pero el poema va mucho más profundo que eso. Roethke usa un ritmo específico, la elección de palabras y una metáfora controladora para darle al poema un tono que recuerda al padre enamorado.

    Uno de los elementos más notables del poema es su ritmo de vals. Cada línea del poema está compuesta por tres iambs, que crean el ritmo de seis cuentas de un vals. Cuando Roethke combina este ritmo con palabras específicas, el lector obtiene una sensación de giro. Esto se muestra claramente en la primera estrofa del poema, cuando Roethke escribe: “El whisky en tu aliento/Podría marear a un niño pequeño;/Pero me aguanté como la muerte:/Tal vals no fue fácil” (1-4). Roethke utiliza este ritmo de vals en conjunto con su descripción de un padre bebedor para transmitir la sensación de giro, borracho que genera este baile. Cuando el poeta dice: “Nos retocamos hasta que las sartenes/se deslizaron del estante de la cocina” (5-6), el lector puede imaginar al padre dando vueltas en su embriaguez y haciendo un desastre de la casa. La madre del orador parece avergonzada en las líneas 7-8, donde el poeta escribe: “El semblante de mi madre/No pudo desfruncir el ceño”. El chico, en cambio, dice: “Pero yo aguanté como la muerte” (3), como si quisiera seguir amando a su padre, a pesar de sus evidentes defectos.

    Por ello es importante el punto de vista del orador. No es relevante si se supone que el orador es Roethke o no. Lo importante es que Roethke optó por hablar aquí como un hombre mirando hacia atrás en su infancia. Esta perspectiva sugiere una inocencia sobre el “niño pequeño” (2) como si no pudiera entender completamente lo que estaba pasando, pero ahora que es un hombre, puede mirar hacia atrás objetivamente. Sin embargo, aún así, Roethke retrata el mismo amor hacia el padre.

    Este amor hacia el padre del hablante se transmite a través de la metáfora controladora del poema, junto con la dicción específica. El poeta compara la vida del joven con su padre con un vals y utiliza esa comparación para aligerar la imagen de su padre. Cuando Roethke escribe que el padre del niño “bailaba el vals [él] a la cama/Todavía aferrándose a [su] camisa” (15-6), el lector ve la diversión entre padre e hijo, como eso implícito en el ritmo lúdico del poema. El lector también ve que a pesar de los “pasos” el padre “falló” (11) que provocaron que la hebilla del cinturón del padre “rascara” la oreja del niño (12), el niño “colgó como la muerte” (3), “aferrándose” (16) a su padre con un amor incondicional. La dicción aquí utilizada es a la vez desconcertante y urgente. Uno no suele ser “raspado” al bailar, incluso el sonido de esta palabra crea un tono perturbador. Pero palabras como “perdido”, “raspado” y “muerte” se compensan con palabras como “colgado” y “aferrarse”. En la representación de esta danza, el orador revela un anhelo hacia su padre, aunque sea rudo, y el tiempo que pasaron juntos.

    El mensaje del amor incondicional, eterno es un tema repetido a lo largo del poema. Roethke usa cada elemento del poema para entregar ese mensaje, y cuando se mira el poema como un todo, remite ese tema de una manera maravillosa.

    Las instrucciones para una escritura efectiva generalmente enfatizan la claridad de propósito, la lógica sonora, la evidencia convincente, la estructura efectiva y el estilo impresionante, todos elementos cruciales sin duda. Sin embargo, es difícil componer un argumento verdaderamente persuasivo si a usted, usted mismo, no le importa el tema. Como puede ver en el ensayo de Marion, la escritura poderosa puede surgir del deseo de una escritora de compartir su pasión por el tema. Entonces, ¿y si te dan una tarea que inicialmente no te interesa? Puede que no sientas que la poesía es tu “cosa”. O tal vez te sientes como un “pez fuera del agua” cuando se requiere escribir sobre historia o negocios. No obstante, para obtener los mejores resultados, te animo encarecidamente a encontrar un ángulo del tema que conecte con lo que te importa.

    Por ejemplo, cuando el mayor de arte Wesley Hardesty fue asignado a escribir un artículo sobre un aspecto de la Primera Guerra Mundial, se encontró luchando por interesarse por el tema. Para el primer ensayo del curso, su profesor había requerido un trabajo de análisis literario sobre la novela de Ernest Hemingway, The Sun Also Rises. Con cierta dificultad, Wesley había completado esa tarea, apoyando su interpretación de la novela con pasajes clave del texto como evidencia. Para el Ensayo 2, sin embargo, que requería que los estudiantes investigaran un aspecto del contexto de la Primera Guerra Mundial de la novela y formularan un argumento sobre ese tema, Wesley estaba teniendo problemas para elegir un área específica de enfoque. Procrastinó la investigación, porque cada vez que se sentaba a su computadora a buscar libros y artículos, sus pensamientos vagaban y se aburriría. Parece que no podía precisar ningún aspecto de la Primera Guerra Mundial sobre el que estaría motivado para tomar una posición y construir un argumento.

    Por último, se reunió con su profesor y le contó sobre su dificultad para decidir sobre un tema para su trabajo. Durante su conversación, ella preguntó por su especialidad, sus planes futuros de carrera, y qué le gustaba hacer en su tiempo libre. En respuesta a su última pregunta, respondió que disfrutaba jugando videojuegos con sus amigos. Ella preguntó si alguna vez interpretó a Call of Duty. Pronto, estaban discutiendo si los juegos de Call of Duty recrean auténticamente la experiencia de luchar como soldado, cuyo trauma explora Hemingway en The Sun Also Rises. Estuvieron de acuerdo en que aunque los juegos de Call of Duty se centran en la Segunda Guerra Mundial más que en la Primera Guerra Mundial, este tema podría ser fructífero para el ensayo de investigación de Wesley.

    Cuando Wesley regresó a su dormitorio e intentó, una vez más, investigar para el periódico, descubrió que esta vez, estaba mucho más involucrado en la tarea. Posteriormente, cuando revisó sus notas sobre los propios juegos, así como los artículos de psicología e historia que había reunido sobre el tema, concluyó que aunque los juegos simulan una guerra real de varias maneras, no pueden reproducir el mismo miedo, incertidumbre y trauma que experimentan muchos soldados durante guerras reales. A continuación se muestra el producto de la investigación y redacción de Wesley:

    Wesley Hardesty

    Composición II

    Call of Duty: Corto de realidad

    Los videojuegos a menudo se hacen para representar eventos históricos de la época de guerra en un sentido más fuerte que cualquier otra forma de medios. Te sumergen como participante en eventos históricos pasados, pero ¿qué tan bien y en profundidad recrean el hecho histórico real para que sea tu realidad? Una generación de jugadores militares que pasan horas y horas jugando a Call of Duty piensan que entienden y conocen la guerra moderna, pero ¿de verdad? Los soldados que realmente han servido en tiempos de guerra podrían mendigar diferir. Así como hay evidencia que demuestra que hay algunas similitudes en los juegos y el combate de la vida real que tuvo lugar en la Segunda Guerra Mundial, también hay evidencia para demostrar que lo que ocurre en un videojuego como Call of Duty puede ser bastante diferente de lo que ocurre en una misión de combate real durante un tiempo de guerra. Hay muchas bases para la comparación y el contraste entre la guerra real y Call of Duty, como las actitudes y sentimientos de un soldado real versus el de un jugador en tiempos de combate, el nivel de habilidad y entrenamiento de un soldado real versus el de un jugador, y los eventos de combate reales en tiempo real que tienen lugar durante la batalla y la de la historia de una misión en el juego Call of Duty.

    Así como la actitud de un verdadero soldado puede ser bastante diferente de la actitud de un jugador durante una misión de combate, también puede ser bastante similar. La mayoría de los “videojuegos combinan las asociaciones morales y narrativas de la guerra con la actividad física de disparar, creando un sentido de dominio y control” (Allison 183), todo lo cual afecta fuertemente la actitud del jugador. Después de ver muchos videos de combate capturados en cámaras montadas en el casco de soldados reales durante una época de guerra, mostrando cosas como bombardeos, tiroteos y ataques aéreos, Luke Plunkett argumenta que las actitudes y reacciones emocionales de un soldado a estas cosas “no son muy diferentes a lo que podrías escuchar con un auricular en Xbox Live” durante un partido en línea de Call of Duty. Las reacciones y arrebatos emocionales ante tales eventos son bastante similares. En mi propia experiencia y observaciones como jugador, los arrebatos consisten en una mezcla de emoción, miedo y adrenalina. También implican una gran cantidad de gritos y gritos además de llamadas desesperadas de ayuda. El soldado está llamando a sus compañeros de escuadrón para pedir ayuda o respaldo, donde un jugador suele llamar a otro jugador para que lo respalde. El nivel de emoción es casi el mismo, ya que la mayoría de los jugadores se sumergen completamente en el juego.

    No obstante, en muchos de estos videos los soldados también están heridos y en apuros. Aquí es donde las actitudes son bastante diferentes. En un juego de Call of Duty, si el jugador se lesiona siempre hay otra vida y el juego sigue adelante. Nunca hay los llamados de desesperación y pánico absoluto que se ven y escuchan en videos casco-cam de soldados reales. El videojuego Call of Duty tiende a glorificar la guerra y el jugador no puede relacionarse ni comprender las consecuencias de la violencia real o la muerte en la forma en que el soldado la experimenta en el combate de la vida real. Ningún juego o video puede ser tan realista como los eventos reales de la vida. Rejack dice que “los clics de un ratón o los movimientos de un joystick no proporcionan un camino a la identificación histórica a través del cuerpo en la forma en que podría correr por el campo de batalla” (413). Además, los soldados desplegados en el extranjero durante una época de guerra están completamente absortos en un estilo de vida de combate y miedo. Viven todos los días sin saber si llegarán o no a casa de su familia o seres queridos. Call of Duty es solo una forma de entretenimiento. Aunque muchos pasan horas y horas absortos en el juego y completamente inmersos en el combate virtual, nunca podrán comprender realmente cómo es vivir en las situaciones en las que vive un soldado a diario. El jugador puede optar por simplemente apagar el juego.

    Además, las habilidades necesarias para participar en el combate real en comparación con las habilidades necesarias para participar en un partido en línea de Call of Duty difieren fuertemente, aunque hay similitudes. Una “combinación de elementos tácticos e intensas escenas de batalla es una de las razones por las que el juego ha demostrado ser tan popular” (Rejack 414). Durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, los hombres fueron convocados a la guerra y fueron enviados al combate sin apenas entrenamiento o experiencia, por lo que muchos entraron en la guerra con el nivel de habilidad de un jugador nuevo en Call of Duty. En el mundo de los videojuegos “se invita a los usuarios a tomar parte de la historia desde sus salas de estar, replicando el museo desde una consola de videojuegos” (Hess 341). Así, los jugadores de hoy podrían estar bajo la ilusión de que fácilmente podrían asumir los mismos desafíos de guerra en la vida real con el mismo éxito que disfrutan jugando Call of Duty. Sin embargo, en contraste, los soldados ahora tienen que pasar por un intenso entrenamiento físico, mental, de armas y estrategia solo para sobrevivir en el campo. Los militares brindan entrenamiento de vanguardia a lo largo de la carrera militar de un soldado, no solo se detienen en el campo de entrenamiento. Actualmente los militares requieren una formación avanzada para sus campos ocupacionales asignados. Los militares utilizan modelos avanzados y simulaciones para proporcionar situaciones de entrenamiento muy realistas. Los soldados de hoy participan en ejercicios realistas de juego de rol de combate que incluyen armas reales, efectos especiales y explosiones para recrear escenarios de combate físico antes de que sean desplegados. Nuestros militares son altamente calificados antes de que se les permita ser desplegados para el combate. Un jugador simplemente aprende a presionar algunos botones en un teléfono o controlador y está preparado para la batalla virtual.

    Si bien las historias y los escenarios de combate que utiliza Call of Duty siguen muchos eventos reales que tuvieron lugar en la Segunda Guerra Mundial, también hay grandes brechas en estas narrativas. La serie de juegos Call of Duty incluye numerosos juegos que tratan específicamente de los eventos de esta guerra en particular. En cada juego, la “intersección entre la narrativa del juego y la narrativa histórica se subraya a través de objetivos de misión” (Hess 345). Hay cuatro juegos en la serie Call of Duty que tratan sobre la Segunda Guerra Mundial. Estos juegos incluyen Call of Duty, Call of Duty 2, Call of Duty 3 y Call of Duty: World at War. En cada uno de estos juegos, el jugador juega numerosas misiones a través de un avatar-soldado de cada alianza de Estados Unidos. Call of Duty, Call of Duty 2 y Call of Duty 3 se centran en el conflicto europeo en el que el jugador va a combatir con los alemanes. Call of Duty 2 se centra únicamente en la Campaña del Norte de África, incluyendo Italia y Sicilia. Call of Duty: World at War se centra en la Marine Corp de Estados Unidos luchando contra los japoneses en el Pacífico, así como el Ejército Rojo en la Región Este. En la mayoría de los casos “la interfaz digital de un videojuego refleja la interfaz en decenas de instrumentos computarizados y armas que actualmente utilizan los militares estadounidenses” (Allison 191), lo que hace que los juegos parezcan muy realistas. Sin embargo, aunque todos los juegos de esta serie están modelados a partir de conflictos o misiones reales de la Segunda Guerra Mundial y siguen la historia bastante de cerca, los juegos deben permitir la experiencia individual del jugador, al tiempo que ofrecen una probable oportunidad de éxito para el jugador. En consecuencia, Call of Duty no intenta reproducir las experiencias de los soldados que realmente lucharon en la guerra. En los juegos hay numerosos objetos para cubrirse detrás para evitar ser disparados; en una guerra real, estos objetos de blindaje no siempre están disponibles. Además, en la guerra real, la mayoría de las veces no ves a quién le estás disparando o quién te está disparando. Rara vez te acercas lo suficiente como para disparar con precisión. La guerra real no es como un videojuego donde el enemigo simplemente aparece en tu vista. En comparación, el terreno puede ser el mismo y la misión puede ser la misma, pero el videojuego carece de la percepción sensorial de estar realmente ahí. En el juego no experimentas los mismos olores, vistas o sentimientos de estar realmente ahí. Nunca podrás sentir tu frecuencia cardíaca superando los 120 latidos por minuto mientras pierdes el control sobre tus habilidades motoras y ni siquiera puedes recargar tu arma. No es posible entender o sentir lo que sería llevar más de 100 libras de equipo a una montaña durante un tiroteo con un enemigo en temperaturas superiores a los 100 grados. Como jugador, puedes echar un vistazo a cómo podría ser la guerra, pero tu experiencia no puede compararse sustancialmente con estar ahí en una batalla de la vida real como soldado.

    La serie de videojuegos Call of Duty sigue ganando miles de millones de dólares al año y mantiene a los desarrolladores en la cima de su industria. Aunque los jugadores de todo el mundo esperan en alfileres y agujas para el próximo lanzamiento del juego, los jugadores deben ser plenamente conscientes de que es solo una forma de entretenimiento. A pesar de que estos videojuegos a menudo se hacen para representar eventos históricos en un sentido más fuerte que cualquier otra forma de medios, la experiencia de juego todavía carece mucho en comparación con los eventos históricos reales. Si bien es algo preciso y realista en comparación con la guerra moderna y los acontecimientos reales de las Guerras Mundiales, todavía hay un contraste extremo entre jugar el juego y realmente participar como un verdadero soldado en guerra.

    Obras citadas:

    Allison, Tanine. “El videojuego de la Segunda Guerra Mundial, la adaptación y la historia posmoderna”. Literatura Cine Trimestral, vol. 38, núm. 3, 2010, pp. 183-193.

    Hess, Aarón. “'You Don't Play, You Volunteer': Narrativa Construcción de memoria pública en Medalla de Honor: Sol Naciente”. Estudios Críticos en Comunicación de Medios, vol. 24, núm. 4, 2007, pp. 339-356

    Plunkett, Luke. “Olvídate de Call of Duty, así es como se ve la guerra real”.

    Rejack, Brian. “Hacia una recreación virtual de la historia: los videojuegos y la recreación del pasado”. Repensar la historia, vol. 11, núm. 3, 2007, pp. 411-425. Kotaku, 12 de septiembre de 2012, https://kotaku.com/5947161/olvídas-l...eber-este-eslo que parece la guerra real/. Accedido 25 mar. 2014

    Para volver al énfasis de este capítulo en formar una perspectiva sobre tu tema, Wesley determinó, y apoyado con investigaciones y observaciones personales, que Call of Duty no está a la altura de reproducir toda la experiencia de combate. En lugar de intentar basar su tesis sobre la experiencia de los soldados solo en datos objetivos, interpretó los hallazgos de su investigación al menos parcialmente considerando su propia pasión y experiencia con los videojuegos. ¿Por qué su tesis es importante y valiosa para su público? Implica que es importante porque aunque en la cultura estadounidense contemporánea, los gamers quieren la experiencia más auténtica posible, la autenticidad de juegos como Call of Duty preocupa a algunas personas. ¿Podría causar daño psicológico como puede hacer la guerra? ¿Podría persuadir a los jugadores jóvenes para que se unan a los militares proporcionando una experiencia que parece auténtica y placentera? Debido a que Wesley consideró sus pasiones así como sus valores al abordar este ensayo, el ensayo conectó con las preocupaciones que sus lectores podrían compartir con él y, por lo tanto, fue más efectivo de lo que podría haber sido si acabara de “saltar a través de los aros” de la tarea.

    Su profesor de composición podría tener razones importantes para no permitir la misma flexibilidad para los temas de papel que hizo el profesor de Wesley. Quizás, como lo hizo su instructora en su tarea de Ensayo 1, tu profesora insistirá en que te involucres en el análisis textual literario para cumplir con ciertos resultados del curso, como entender cómo la estrategia literaria puede ser utilizada con fines retóricos y demostrar la capacidad de usar el texto como evidencia para apoyar un argumento. Independientemente de los límites de tu tarea, te animamos a encontrar un ángulo que te inspire a una verdadera pasión por tu tema.

    Resumen

    1. Al formar una perspectiva sobre un texto u otro tema, no ignore sus propias pasiones o valores. Tanto Marion como Wesley se basaron en estos aspectos de sí mismos para producir ensayos provocativos.
    2. Asegúrese de que su perspectiva (que determinará su argumento) esté respaldada por la evidencia. De no ser así, considere cómo es necesario ajustar su posición a la luz de las pruebas. ¿Y si la investigación de Wesley hubiera revelado que los videojuegos efectivamente pueden reproducir todo el efecto de la guerra? ¿Cómo sería necesario revisar su argumento? ¿Cómo podría responder personalmente al conocimiento de que la experiencia del videojuego es auténtica después de todo? ¿Cómo podría ser útil o significativo ese conocimiento para su público?

    This page titled 2.1: Descubrir y honrar tus pasiones y valores is shared under a CC BY-SA license and was authored, remixed, and/or curated by Tanya Long Bennett (GALILEO Open Learning Materials) .