Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

4.3: Protecciones Constitucionales

  • Page ID
    62608
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    La Carta de Derechos es el término común que se da a las primeras\(10\) reformas a la Constitución de Estados Unidos. Éstas no son el único conjunto de reformas a la Constitución, sino que se consideran juntas como derechos impactantes porque limitan la capacidad del gobierno federal para infringir las libertades individuales. Además, una modificación posterior, la Decimocuarta Enmienda, extiende las disposiciones establecidas en la Carta de Derechos a las entidades federativas, además del gobierno federal. La Carta de Derechos tiene un impacto sustancial en la regulación gubernamental de la actividad comercial, por lo que es importante entenderla a cabalidad.

    A continuación se presenta un resumen de las disposiciones de la Carta de Derechos:

    Mesa\(\PageIndex{1}\)
    Enmienda Provisión
    Primero Asegura que los ciudadanos estadounidenses tengan derecho a la libertad de expresión, prensa, religión y reunión pacaz. Otorga a los ciudadanos el derecho de apelar ante el gobierno para reparar agravios.
    Segundo Establece que el gobierno no puede infringir el derecho de los ciudadanos a portar armas. Establece la importancia de una milicia para la seguridad nacional.
    Tercero Establece que el gobierno no puede cuartear a los soldados en casas particulares en tiempos de paz o de guerra.
    Cuarto Afirma que el gobierno solo puede emitir órdenes con causa probable y protege a los ciudadanos estadounidenses de registros e incautaciones injustificadas.
    Quinto Establece derechos de debido proceso. Asegura que es necesaria la acusación de un gran jurado para someter a juicio a un ciudadano y otorga a los ciudadanos el derecho a no declarar en su contra.
    Sexto Otorga a los ciudadanos el derecho a un juicio público expedito, el derecho a un abogado y el derecho a un jurado imparcial.
    Séptima Afirma que los ciudadanos tienen derecho a un juicio por jurado por demandas comunes que involucren un valor monetario de $20.
    Octava Prohíbe el castigo cruel e inusual, impide la imposición de multas excesivas, y afirma que el gobierno no puede fijar la fianza en cantidades excesivas.
    Novena Afirma que los derechos establecidos en la Carta de Derechos no eliminan ningún otro derecho otorgado a los ciudadanos.
    Décimo Afirma que cualquier área sobre la que no se otorgue autoridad al gobierno federal a través de la Constitución se reserva para los estados.

    Aplicación de la Carta de Derechos a la Actividad Mercantil

    Los amparos otorgados a la ciudadanía en la Carta de Derechos también se extienden a las corporaciones y actividades comerciales. En las siguientes secciones se discuten algunas aplicaciones de las diversas modificaciones en el área de negocios.

    La Primera Enmienda

    Las disposiciones sobre libertad de expresión de la Primera Enmienda tienen aplicación a las corporaciones. Los tribunales distinguen entre diferentes tipos de discurso, y cada uno tiene implicaciones para el poder del gobierno federal y los estados para regular en estas áreas:

    1. Discurso Político Corporativo. El discurso político es cualquier discurso utilizado para apoyar agendas políticas o candidatos. Hasta la década de 1970, varios estados impidieron que las empresas apoyaran financieramente la publicidad política porque temían el poder de los activos corporativos. No obstante, desde el caso de 1978 First National Bank of Boston v. Bellotti, se ha establecido que el discurso político corporativo está protegido de la misma manera que la libertad de expresión de los ciudadanos.
    2. Discurso sin protección. El caso Chaplinsky v. New Hampshire de 1942 determinó que ciertos tipos de discurso —el que podría “infligir daño o incitar a una violación inmediata de la paz” —no está protegido por la Primera Enmienda. Por lo tanto, no se protegen las obscenidades, la difamación y el discurso calumnioso.
    3. Discurso Comercial. Este tipo de discursos transmite información relativa a la venta de bienes y servicios. Desde el caso de 1980 Hudson Gas & Electric Corp contra la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York, se ha establecido una prueba de cuatro partes para determinar si el discurso comercial debe regularse de acuerdo con la Primera Enmienda. Esta prueba es conocida como La Prueba Central de Hudson para Habla Comercial.
    higo 4.2.1.png
    Figura\(\PageIndex{1}\): Hudson Gas & Electric Corp contra la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York estableció una prueba de cuatro partes para determinar si el discurso comercial debe regularse de acuerdo con la Primera Enmienda. (Modificación de arte por BNED/Pixabay Crédito: CC BY NC SA)

    La cláusula de libre ejercicio de la Primera Enmienda establece que se prohíbe al gobierno elaborar leyes que prohíban el libre ejercicio de la religión. Las cuestiones relacionadas con esta cláusula suelen surgir en entornos organizacionales. Por ejemplo, históricamente, ha habido una serie de casos en los que empleados del gobierno han cuestionado los intentos de los empleadores de inhibir su ejercicio de la práctica religiosa (por ejemplo, el uso de símbolos religiosos) en el lugar de trabajo.

    La Cuarta Enmienda

    La Cuarta Enmienda garantiza que los ciudadanos estén libres de registros e incautaciones irrazonables, y requiere que los funcionarios gubernamentales obtengan órdenes de registro para realizar registros. No obstante, los funcionarios gubernamentales sólo pueden solicitar una orden de cateo si tienen causas probables para creer que se está produciendo actividad delictiva en el lugar de la búsqueda, o que localizarán pruebas de actividad delictiva durante el registro (excepto cuando el funcionario considere que se retirarán los artículos antes de obtener una orden judicial). La Cuarta Enmienda protege a las organizaciones individuales y los lugares de negocios, así como a las residencias. Sin embargo, bajo los términos de la excepción de regulación generalizada, las agencias administrativas pueden realizar búsquedas sin orden judicial de negocios vinculados a industrias que tienen una larga historia de regulación generalizada. Por ejemplo, a las agencias de salud pública se les permite realizar registros sin orden judicial en canteras de piedra, tal como lo autoriza la Ley Federal de Seguridad y Salud Minera de 1977.

    La Quinta Enmienda

    Para las empresas comerciales y los empresarios, es la cláusula de debido proceso de la Quinta Enmienda la que ofrece la protección más amplia. La cláusula establece que el gobierno no puede quitarle la vida, la libertad o los bienes a un individuo sin el debido proceso legal. Específicamente, existen dos tipos de debido proceso:

    • El debido proceso sustantivo significa que las leyes que privarán a un individuo de su vida, libertad o propiedad deben ser justas y no arbitrarias. Las leyes aprobadas no deben afectar los derechos fundamentales, y se requiere normatividad para cumplir con la prueba de base racional. Es decir, el gobierno debe demostrar que la ley tiene una relación racional con un interés legítimo del Estado. Muchas regulaciones que afectan la actividad comercial, como las regulaciones bancarias, las leyes de salario mínimo y las regulaciones que inhiben el comercio desleal, han sido probadas contra la prueba de base racional.
    • Debido proceso procesal significa que los gobiernos deben utilizar procedimientos justos cuando privan a un individuo de su vida, libertad o bienes. Este statu quo no sólo se aplica a los procesos penales federales. Por ejemplo, si un empleador gubernamental despide a un empleado de su trabajo, o si el gobierno suspende la licencia de conducir de un trabajador, éste deberá seguir el debido proceso procesal.

    Otra cláusula contenida en la Quinta Enmienda que es relevante para las empresas mercantiles es la cláusula de tomas. De acuerdo con esta cláusula, cuando el gobierno incauta propiedad privada para uso público, se requiere que el gobierno pague al dueño una compensación justa por el inmueble. La justa compensación se entiende como equivalente al valor de mercado de la propiedad. Esta cláusula ha sido ampliamente interpretada. Por ejemplo, si las regulaciones ambientales o de seguridad impactan significativamente en la forma en que un dueño de la propiedad puede usar sus tierras para obtener ganancias económicas, la regulación puede considerarse esencialmente que priva al propietario de sus tierras, y el propietario tiene derecho a una indemnización.

    Es importante señalar que el privilegio contra la autoincriminación, establecido en virtud de la Quinta Enmienda (generalmente interpretado como el derecho a guardar silencio), sólo se aplica a las empresas unipersonales que no son jurídicamente distintas del individuo que las posee. Los custodios y agentes de las corporaciones no gozan de este privilegio.

    higo 4.2.2.jpg
    Figura\(\PageIndex{2}\): Las diversas protecciones otorgadas a la ciudadanía en la Carta de Derechos también se extienden a las corporaciones y actividades mercantiles. (Crédito: Anthony Garand/ unsplash/ Licencia: Licencia Unsplash)

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 4.3: Protecciones Constitucionales is shared under a CC BY-NC-SA license and was authored, remixed, and/or curated by OpenStax.