Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

9.4: Plagas y Plaguicidas

  • Page ID
    53003
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Las plagas son organismos que ocurren donde no se quieren o que causan daños a cultivos o humanos u otros animales. Así, el término “plaga” es un término altamente subjetivo. Un pesticida es un término para cualquier sustancia destinada a prevenir, destruir, repeler o mitigar cualquier plaga. Aunque a menudo se malentiende que se refiere solo a insecticidas, el término pesticida también se aplica a herbicidas, fungicidas y varias otras sustancias utilizadas para controlar plagas. Por su propia naturaleza, la mayoría de los pesticidas crean cierto riesgo de daño; los pesticidas pueden causar daños a humanos, animales y/o al medio ambiente porque están diseñados para matar o afectar negativamente a los seres vivos. Al mismo tiempo, los pesticidas son útiles para la sociedad porque pueden matar organismos potenciales causantes de enfermedades y controlar insectos, malezas, gusanos y hongos.

    134371832_c01459178d_o-300x201.jpg
    Figura\(\PageIndex{1}\). El gorgojo del algodón se considera una plaga importante debido al daño que causa a las plantas de algodón. Esta obra de Jimmy Smith está licenciada bajo CC BY-NC-ND 4.0.

    El control de plagas es una herramienta común

    El manejo de plagas es una parte esencial de la agricultura, la salud pública y el mantenimiento de líneas eléctricas y carreteras. El manejo químico de plagas ha ayudado a reducir las pérdidas en la agricultura y a limitar la exposición humana a vectores de enfermedades, como los mosquitos, salvando muchas vidas. Los pesticidas químicos pueden ser efectivos, de acción rápida, adaptables a todos los cultivos y situaciones. Cuando se aplican por primera vez, los pesticidas pueden resultar en impresionantes ganancias de producción de cultivos. Sin embargo, a pesar de estas ganancias iniciales, el uso excesivo de pesticidas puede ser ecológicamente inapropiado, lo que lleva a la destrucción de enemigos naturales, al aumento de la resistencia a los pesticidas y a brotes de plagas secundarias.

    Estas consecuencias a menudo han resultado en mayores costos de producción, así como costos ambientales y de salud humana, efectos secundarios que se han distribuido de manera desigual. A pesar de que la mayor parte de los plaguicidas químicos se aplican en los países desarrollados, el 99 por ciento de todos los casos de intoxicación por plaguicidas ocurren en países en desarrollo donde los sistemas regulatorios, de salud y educación son más débiles. Muchos agricultores en países en desarrollo abusan de los pesticidas y no toman las precauciones de seguridad adecuadas porque no entienden los riesgos y temen cosechas más pequeñas. Para empeorar las cosas, los países en desarrollo rara vez tienen sistemas regulatorios sólidos para los productos químicos peligrosos; los pesticidas prohibidos o restringidos en los países industrializados son ampliamente utilizados en los países en desarrollo. Las percepciones de los agricultores sobre el uso apropiado de pesticidas varían según el entorno y el cultivo. La exposición prolongada a pesticidas se ha asociado con varios efectos crónicos y agudos en la salud como linfoma no Hodgkin, leucemia, así como trastornos cardiopulmonares, síntomas neurológicos y hematológicos y enfermedades de la piel.

    EFECTOS PARA LA SALUD HUMANA, AMBIENTAL Y ECONÓMICO DEL USO

    El Centro Internacional de la Papa (CIP) realizó un proyecto de intervención de investigación interdisciplinaria e interinstitucional sobre los impactos de plaguicidas en la producción agrícola, la salud humana y el medio ambiente en Carchi, Ecuador. Carchi es el área de cultivo de papa más importante en Ecuador, donde los pequeños agricultores dominan la producción. Utilizan tremendas cantidades de pesticidas para el control del gorgojo andino de la papa y el hongo del tizón tardío. Prácticamente todos los agricultores aplican pesticidas altamente tóxicos clase 1b usando pulverizadores de mochila con bomba manual.

    El estudio encontró que los problemas de salud causados por los pesticidas son severos y están afectando a un alto porcentaje de la población rural. A pesar de la existencia de soluciones tecnológicas y políticas, las políticas gubernamentales continúan promoviendo el uso de plaguicidas. Las conclusiones del estudio coincidieron con las de la industria de plaguicidas, “que cualquier empresa que no pudiera garantizar el uso seguro de plaguicidas altamente tóxicos debería sacarlos del mercado y que es casi imposible lograr un uso seguro de plaguicidas altamente tóxicos entre los pequeños agricultores de los países en desarrollo”.

    Fuente: Yanggen et al. 2003.

    Contaminantes orgánicos persistentes

    Los contaminantes orgánicos persistentes (COP) son un grupo de químicos orgánicos, como el DDT, que han sido ampliamente utilizados como pesticidas o químicos industriales y plantean riesgos para la salud humana y los ecosistemas. Los COP han sido producidos y liberados al medio ambiente por la actividad humana. Cuentan con las siguientes tres características:

    • Persistentes: Los COP son químicos que duran mucho tiempo en el medio ambiente. Algunos pueden resistir la descomposición durante años e incluso décadas, mientras que otros potencialmente podrían descomponerse en otras sustancias tóxicas.
    • Bioacumulativo: Los COP pueden acumularse en animales y humanos, generalmente en los tejidos grasos y en gran parte a partir de los alimentos que consumen. A medida que estos compuestos suben en la cadena alimentaria, se concentran a niveles que podrían ser miles de veces superiores a los límites aceptables.
    • Tóxico: Los COP pueden causar una amplia gama de efectos sobre la salud en humanos, vida silvestre y peces. Se han relacionado con efectos sobre el sistema nervioso, problemas reproductivos y de desarrollo, supresión del sistema inmune, cáncer y alteración endocrina. La producción y el uso deliberados de la mayoría de los COP ha sido prohibida en todo el mundo, con algunas exenciones hechas por consideraciones de salud humana (por ejemplo, DDT para el control de la malaria) y/o en casos muy específicos donde no se han identificado sustancias químicas alternativas. Sin embargo, la producción no deseada y/o el uso actual de algunos COP siguen siendo un tema de preocupación mundial. A pesar de que la mayoría de los COP no se han fabricado ni utilizado durante décadas, siguen estando presentes en el medio ambiente y por lo tanto potencialmente dañinos. Las mismas propiedades que originalmente los hicieron tan efectivos, particularmente su estabilidad, los hacen difíciles de erradicar del medio ambiente.

    POPs y Salud

    La relación entre la exposición a contaminantes ambientales como los COP y la salud humana es compleja. Cada vez hay más evidencia de que estos químicos persistentes, bioacumulativos y tóxicos (PBT) causan daños a largo plazo a la salud humana y al medio ambiente. Sin embargo, establecer un vínculo directo entre la exposición a estos químicos y los efectos sobre la salud es complicado, particularmente porque los humanos están expuestos diariamente a muchos contaminantes ambientales diferentes a través del aire que respiran, el agua que beben y los alimentos que comen. Numerosos estudios vinculan los COP con una serie de efectos adversos en humanos. Estos incluyen efectos sobre el sistema nervioso, problemas relacionados con la reproducción y el desarrollo, cáncer e impactos genéticos. Además, existe una creciente preocupación pública por los contaminantes ambientales que imitan las hormonas en el cuerpo humano (disruptores endocrinos).

    Al igual que con los humanos, los animales están expuestos a COP en el ambiente a través del aire, el agua y los alimentos. Los COP pueden permanecer en los sedimentos durante años, donde las criaturas que viven en el fondo los consumen y que luego son devorados por peces más grandes. Debido a que las concentraciones tisulares pueden aumentar o biomagnificarse en cada nivel de la cadena alimentaria, los depredadores superiores (como la perca americana o la perca americana) pueden tener concentraciones millones de veces mayores de COP que el agua misma. Los animales más expuestos a contaminantes PBT son los que están más arriba de la red alimentaria, como los mamíferos marinos, incluyendo ballenas, focas, osos polares y aves rapaces, además de especies de peces como atún, pez espada y lubina (Figura\(\PageIndex{2}\)). Una vez que los COP se liberan al medio ambiente, pueden transportarse dentro de una región específica y a través de fronteras internacionales transfiriendo entre aire, agua y tierra.

    f-d_f9a03e0cd680158293e9921be13e70c3769bb54598473446d2ddf7af+image_tiny+image_tiny.png
    Figura\(\PageIndex{2}\). Bioacumulación y biomagnificación. EPA DE ESTADOS UNIDOS Grandes Lagos: El Atlas de los Grandes Lagos: Capítulo Cuatro los Grandes Lagos Hoy — Preocupaciones. Enero 2009

    “Efecto Saltamontes”

    Aunque generalmente están prohibidos o restringidos, los COP se abren paso en y en todo el medio ambiente diariamente a través de un ciclo de transporte aéreo de largo alcance y deposición llamado el “efecto saltamontes”. ” Los procesos de “saltamontes”, ilustrados en la Figura\(\PageIndex{3}\), comienzan con la liberación de COP al ambiente. Cuando los COP entran a la atmósfera, pueden ser transportados con corrientes de viento, a veces por largas distancias.

    f-d_7c11daf55b1fbd6f24cefe96fe8bd5639a168d7e9dfdacf43da8d199+image_thumb_postcard_tiny+image_thumb_postcard_tiny.png
    Figura\(\PageIndex{3}\). Cómo se mueven los COP por todo el medio ambiente. Fuente: Medio Ambiente Canadá. El Boletín de Ciencia y Medio Ambiente. Mayo/Junio 1998

    A través de procesos atmosféricos, se depositan en tierra o en ecosistemas acuáticos donde se acumulan y potencialmente causan daños. De estos ecosistemas, se evaporan, ingresando nuevamente a la atmósfera, viajando típicamente de temperaturas más cálidas hacia regiones más frías. Se condensan fuera de la atmósfera cada vez que baja la temperatura, alcanzando finalmente las concentraciones más altas en los países circumpolares. A través de estos procesos, los COP pueden moverse miles de kilómetros de su fuente original de liberación en un ciclo que puede durar décadas.

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 9.4: Plagas y Plaguicidas is shared under a CC BY 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Matthew R. Fisher (OpenOregon) via source content that was edited to the style and standards of the LibreTexts platform; a detailed edit history is available upon request.