Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

14.1: Graham contra Conner

  • Page ID
    152714
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    PETICIONANTE DEMANDADO

    Dethorne Graham

    UBICACIÓN

    Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Oeste Carolina del Norte, Charlotte Division

    DOCLET NO. DECIDIDO POR

    87-6571 Corte de Rehnquist

    CORTE INFERIOR

    Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Cuarto Circuito

    CITACIÓN

    490 US 386 (1989)

    ARGUÍA

    21 de Feb de 1989

    Decidido

    15 de mayo de 1989

    Otorgado

    Oct 3, 1988

    ABOGADOS

    H. Gerald Beaver a nombre del Peticionario

    Mark Irving Levy en nombre de los encuestados

    Hechos del caso

    El 12 de noviembre de 1984, Dethorne Graham, un diabético, tuvo una reacción a la insulina mientras realizaba trabajos de auto en su casa. Pidió a un amigo, William Berry, que lo llevara a una tienda de conveniencia para comprar un poco de jugo de naranja para contrarrestar su reacción. Al llegar a la tienda, Graham dejó rápidamente el auto. Entró a la tienda y vio una fila de cuatro o cinco personas en el mostrador; al no querer esperar en la fila, rápidamente salió de la tienda y regresó al auto de Berry. El oficial M.S. Connor, un policía de Charlotte, observó a Graham entrando y saliendo de la tienda inusualmente rápido. Siguió el auto y lo detuvo a más de media milla de distancia. Graham, aún sufriendo una reacción a la insulina, salió del auto y corrió alrededor de él dos veces. Berry y el oficial Connor detuvieron a Graham, y él se sentó en la acera. Pronto se desmayó; al revivir estaba esposado y acostado boca abajo en la acera. Para entonces estaban presentes varios policías más. Los oficiales levantaron a Graham, aún esposado, y lo colocaron sobre el capó del auto de Berry. Graham intentó alcanzar su billetera para mostrar su identificación diabética, y un oficial metió la cabeza en el capó y le dijo que se callara. A continuación, la policía luchó por colocar a Graham en el carro patrulla ante la vigorosa resistencia de Graham. El oficial Connor pronto determinó, sin embargo, que Graham no había cometido ningún delito en la tienda de conveniencia, y lo devolvió a su casa. Graham sufrió múltiples lesiones, entre ellas una fractura en el pie, como consecuencia del incidente. Graham presentó cargos § 1983 contra Connor, otros oficiales, y la ciudad de Charlotte, alegando una violación de sus derechos por el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía.

    Pregunta

    1. ¿Debe Graham demostrar que la policía actuó “de manera maliciosa y sádica con el mismo propósito de causar daño” para establecer su afirmación de que la policía de Charlotte utilizó fuerza excesiva?
    2. ¿Debe examinarse la afirmación de Graham de que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley usaron fuerza excesiva bajo el estándar de “razonabilidad objetiva” de la Cuarta Enmienda?

    UNANIMAL

    Blackmun

    Blanco

    Scalia

    Rehnquist

    O'Conner

    Marshall

    Brennan

    Stevens

    Kennedy

    Conclusión

    No y sí. En una sentencia unánime escrita por el juez William Rehnquist, la Corte sostuvo que las pretensiones de uso excesivo de fuerza por funcionarios gubernamentales se analizan adecuadamente bajo el estándar de “razonabilidad objetiva” de la Cuarta Enmienda. El Tribunal dejó sin efecto el veredicto dirigido y remitió el caso al Juzgado de Distrito para que se resolviera por esa norma. El juez Rehnquist rechazó el argumento de Connor de que “malicioso y sádico” no es más que otra forma de describir conductas objetivamente irrazonables, señalando que las motivaciones subjetivas de los oficiales son relevantes bajo la Octava Enmienda, no la Cuarta.

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 14.1: Graham contra Conner is shared under a CC BY 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Larry Alvarez via source content that was edited to the style and standards of the LibreTexts platform; a detailed edit history is available upon request.