Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

11.1: Introducción

  • Page ID
    50237
  • Los niños con discapacidades u otras necesidades especiales se refiere a niños con un diagnóstico específico, así como a niños que no tienen un diagnóstico, pero que comportamiento, desarrollo y/o salud influyen en la capacidad de su familia para mantener los servicios de cuidado infantil. La discapacidad o necesidad especial puede ser tan leve como un ligero retraso en el habla o tan compleja como un diagnóstico variado de dificultad de motricidad, problemas de visión y retrasos cognitivos.[142] La atención de salud a quienes tienen necesidades especiales incluye una variedad de trastornos como defectos de nacimiento, desordenes neurológicos, y enfermedades crónicas que pueden poner en peligro la vida o impactar en la vida diaria (por ejemplo, cáncer, drepanocitosis [o anemia], fibrosis quística, hemofilia, SIDA, diabetes, artritis reumatoide juvenil). [143]

    Las familias de niños con discapacidades u otras necesidades especiales tienen las mismas necesidades de cuidado de niños que otras familias. Sin embargo, las familias de niños con discapacidades o necesidades especiales a menudo ven que encontrar un centro cuidado de niños que sea buena y accesible es un gran desafío, ya que se enfrentan a la negativa de muchos centros de cuidado de niños al inscribir a sus hijos. Esta situación hace que sea aún más importante que los centros de cuidado de niños se esfuercen por incluir a todos los niños en sus programas para no aumentar los grandes desafíos a los que ya se enfrentan estas familias. [144]

    De acuerdo con la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (LEPD), los niños de 3 a 21 años tienen derecho a una educación pública gratuita y apropiada (EPGA) en el entorno menos restrictivo (EMR). EMR requiere que, en lo posible, los niños con discapacidades tengan acceso al plan de estudios de educación general, junto con actividades y entornos de aprendizaje que están disponibles para los niños sin discapacidades. La legislación federal correspondiente que se aplica a los lactantes y niños pequeños (niños de hasta 3 años) y sus familias especifican que los servicios y apoyos de intervención temprana deben prestarse en "entornos naturales", que generalmente se interpreta como una amplia gama de contextos y actividades que por lo general se llevan a cabo para los lactantes y niños pequeños en los hogares y las comunidades que se desarrollan de manera típica.[145]

    Es fundamental que los niños con discapacidades u otras necesidades especiales y sus familias, se los incluya en buenos programas de educación infantil, que son los entornos naturales de sus compañeros en los que se desarrollan de manera habitual. Los niños aprenden de sus interacciones con otros niños y su entorno, a la vez que desarrollan un sentido de seguridad y autoestima gracias a las relaciones afectivas con el personal del programa. Todos se benefician de los buenos programas de educación. Los niños que tienen una discapacidad o una necesidad especial llegan a conocer e interactuar con sus compañeros de desarrollo normal, mientras que sus familias se benefician de los programas y servicios que necesitan para lograr sus objetivos como padres. Los niños que se desarrollan en forma típica se benefician cuando tienen la oportunidad de conocer a sus iguales que se desarrollan en forma atípica en el salón de clases. Todos tienen la oportunidad de aprender sobre otros seres humanos en lo que respecta a sus fortalezas y desafíos.

    Two children with disabilities sitting at a table. The boy is placing something inside a purple cup and the girl is gesturing for it with her hand.
    Figura 11.1: Niños con habilidades especiales que son incluidos en buenos programas de educación. [146]

    Los niños y las familias quieren ser aceptados e incluidos en su comunidad independientemente de su capacidad. Quieren ser parte de ella. Pero el deseo de pertenecer va más allá de simplemente "estar juntos". Quieren ser miembros de manera completa e incondicional de la familia y de la comunidad. Norman Kunc, un defensor de los derechos de los discapacitados, de manera elocuente dijo "Cuando se adopta plenamente la educación inclusiva, abandonamos la idea de que los niños tienen que convertirse en 'normales' para poder contribuir al mundo". En su lugar, buscamos y fomentamos los dones que son inherentes a todas las personas. Comenzamos a mirar más allá de las formas típicas de convertirse en miembros valiosos de la comunidad y, al hacerlo, logramos el objetivo de proporcionar a todos los niños un auténtico sentido de pertenencia".

    Los niños con discapacidades u otras necesidades especiales pueden presentar desafíos singulares, pero los cuidados que necesitan son muy similares a los que necesita cualquier niño. Los niños con necesidades especiales pasan la mayor parte del tiempo haciendo lo que otros niños hacen. Tienen las mismas curiosidades, deseos de jugar y necesidad de comunicarse que sus compañeros. Los centros de servicios de guardería que ofrecen una atención infantil apropiada para el desarrollo, la cual es individualizada para satisfacer las necesidades de todos y cada uno de los niños, ya cuentan con muchas de las aptitudes necesarias para atender a los niños con discapacidades u otras necesidades especiales. [147]