Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

13: Adolescencia - Desarrollo físico

  • Page ID
    49886
  • Objetivos del capítulo

    Después de este capítulo podrás:

    1. Explicar los cambios en el crecimiento físico y el desarrollo del cerebro
    2. Comparar y contrastar los diferentes cambios tanto masculinos y femeninos que se producen durante la pubertad
    3. Analizar el embarazo durante la adolescencia, el control de la natalidad, y la salud sexual
    4. Resumir la salud de los adolescentes: el sueño, la dieta y el ejercicio
    5. Debatir sobre el abuso de drogas y estupefacientes
    6. Explicar el predominio, de factores de riesgo, y las consecuencias del embarazo durante la adolescencia y la salud sexual
    7. Describir diversos problemas de salud mental para adolescentes

    La adolescencia se define a menudo como el período en el que comienza la pubertad y termina con la transición a la edad adulta. La edad de inicio comúnmente aceptada para este período del desarrollo es a partir de los 12 años. Y cuando termina la adolescencia es más difícil de precisar. ¿Cuándo comienza realmente la vida adulta? ¿Somos adultos a los 18 años de edad? O ¿a los 20? O ¿incluso a más edad?

    El desarrollo físico de la adolescencia ha evolucionado históricamente, con la evidencia que indica que esta etapa se está alargando a medida que los individuos comienzan la pubertad más temprano y la terminan la edad adulta más tarde que en el pasado. La pubertad comienza hoy en día, en promedio, entre los 10 a 11 años para las mujeres y los 11 a 12 años para los varones. Esta edad promedio de inicio se ha reducido gradualmente con el tiempo desde el siglo XIX entre 3 y 4 meses por década, que se han atribuido a una serie de factores que incluyen una mejor nutrición, la obesidad, el aumento de la ausencia del padre, y otros factores ambientales (Steinberg, 2013). La finalización de la educación formal, la independencia financiera de los padres, el matrimonio y la paternidad marcar el fin de la de la adolescencia y el comienzo de la edad adulta, y todas estas transiciones ocurren, en promedio, más tarde que en el pasado.

    • 13.1: El crecimiento físico
      El crecimiento en la adolescencia se marca por un aumento rápido en la altura y el peso durante la pubertad, este es el resultado de la liberación simultánea de hormonas de crecimiento, hormonas tiroideas y andrógenos. Los hombres experimentan un crecimiento acelerado aproximadamente dos años después que las mujeres. El crecimiento acelerado en varias partes del cuerpo ocurre en diferentes momentos, pero para todos los adolescentes tiene una secuencia bastante regular.
    • 13.2: El crecimiento del cerebro
      El crecimiento cerebral continúa hasta principios de los 20 años de edad. El desarrollo del lóbulo frontal, en particular, es importante durante esta etapa. Los adolescentes a menudo se involucran en conductas de riesgo y experimentan mayores emociones durante la pubertad; esto se debe al hecho de que los lóbulos frontales del cerebro que son responsables de juicio, y el control de impulsos, siguen madurando hasta principios de la edad adulta temprana (Casey, Tottenham, Liston, y Durston, 2005).
    • 13.3: Los cambios físicos en la adolescencia
      La adolescencia comienza con la aparición de la pubertad, Un período de desarrollo en el que los cambios hormonales provocan alteraciones físicas rápidas en el cuerpo, que culminan en la madurez sexual. Aunque el tiempo varía de cierta manera en las culturas, el rango promedio de edad para llegar a la pubertad es de entre 9 y 14 años para las mujeres y de entre 10 a 17 años para los varones (Marshall y Tanner, 1986).
    • 13.4: Salud de los adolescentes: el sueño, la dieta y el ejercicio
      Salud del sueño Según la Fundación Nacional del Sueño (NSF) (2016), los adolescentes necesitan alrededor de 8 a 10 horas de sueño cada noche para funcionar mejor. La encuesta más reciente de Sleep in América en 2006 indicó que los adolescentes entre el sexto y duodécimo grado no estaban recibiendo la cantidad recomendada de sueño.
    • 13.5: Mantener la salud emocional
      La regulación emocional es la capacidad de controlar con éxito nuestras emociones, lo que requiere un esfuerzo, pero la capacidad para hacerlo, puede tener importantes resultados positivos para la salud. Respuestas emocionales como la reacción al estrés son útiles para advertirnos sobre el peligro potencial y para movilizar nuestra respuesta a ella, por lo que es bueno que las tengamos.
    • 13.6: Trastornos y síndromes
      Un trastorno psicológico es un patrón inusual, angustiante, y disfuncional de pensamiento, emoción o conducta. Los trastornos psicológicos son a menudo concurrentes o comórbidos, lo que significa que una determinada persona sufre de más de un trastorno. Los psicólogos diagnostican un trastorno mediante el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM).
    • 13.S: Conclusión

    Thumbnail: www.pexels.com/photo/woman-putting-on-makeup-3059392/