Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

4.1: Modelos curriculares

  • Page ID
    50081
  • Modelos curriculares

    Los modelos curriculares proporcionan un marco para organizar experiencias de planificación para niños. En capítulos anteriores, se introdujo el ciclo de planificación y, de acuerdo con las mejores prácticas, los modelos identificados en este capítulo representan una variedad de formas de utilizar el ciclo de planificación dentro de estos modelos.

    Modelo Bank Street

    Lucy Sprague Mitchell fundó Bank Street, un enfoque integrado también conocido como el enfoque de desarrollo e interacción.

    En este modelo, el entorno se organiza en centros de aprendizaje y la planificación se organiza mediante el uso de materiales dentro de las áreas de aprendizaje (centros).

    El modelo curricular de Bank Street representa la ideología de Freud, Erikson, Dewey, Vygotsky y Piaget. Este modelo se basa en la relación entre la psicología y la educación. Al comprender los dominios del desarrollo y crear centros de interés con materiales que promuevan áreas específicas de desarrollo, las preferencias individuales de los niños y los ritmos de aprendizaje corresponden al objetivo.

    “El conocimiento y la comprensión de un maestro sobre el desarrollo infantil es crucial para este enfoque. Los objetivos educativos se establecen en términos de procesos de desarrollo e incluyen el desarrollo de la competencia, un sentido de autonomía e individualidad, relación social y conexión, creatividad e integración de diferentes formas de experimentar el mundo” (Gordon).[1]

    Modelo del plan de estudios creativo (Diane Trister Dodge)

    En el modelo del plan de estudios creativo, el enfoque se centra principalmente en el juego de los niños y las actividades autoseleccionadas. El entorno está organizado en áreas de aprendizaje y se asignan grandes lapsos de tiempo para el juego autoseleccionado. Este modelo se enfoca en investigaciones basadas en proyectos como un medio para que los niños apliquen habilidades y aborda cuatro áreas de desarrollo: social/emocional, físico, cognitivo y lenguaje.

    El plan de estudios está diseñado para fomentar el desarrollo de todo el niño a través de actividades dirigidas por maestros, grupos pequeños y grandes centrados en 11 áreas de interés:

    El plan de estudios comercial proporciona a los maestros detalles sobre el desarrollo infantil, la organización del aula, las estrategias de enseñanza y la participación de las familias en el proceso de aprendizaje. Las evaluaciones de los niños son una parte importante del plan de estudios, pero deben realizarse por separado. Las herramientas de mantenimiento de registros en línea ayudan a los maestros con el mantenimiento y la organización de los portafolios infantiles, la planificación individualizada y la producción de informes.[2]

    Modelo de alto alcance (High Scope) (David Weikert)

    El modelo High Scope se enfoca en desarrollar centros de aprendizaje similares al modelo de Bank Street y enfatiza experiencias clave para el seguimiento del desarrollo. Las experiencias clave se evalúan utilizando un Registro de observación del niño para realizar un seguimiento del desarrollo e incluyen áreas de:

    El modelo High Scope también incluye una secuencia de "Planificar-hacer-revisar" en la que los niños comienzan su día planificando actividades en las que participarán, seguido de la participación en las actividades y participando en una sesión de revisión al final del día. Los maestros pueden usar este formato de secuencia para ayudar a los niños a aprender cómo organizar elecciones de actividades y reflexionar sobre lo que les agradó o lo harían de manera diferente al final del día. El modelo High Scope refleja las teorías de Piaget, Vygotsky y Reggio Emilia a modo de énfasis en la construcción del conocimiento a través de experiencias prácticas con técnicas de reflexión.

    Enfoque Montessori (Dra. Maria Montessori)

    El enfoque Montessori se refiere a la actividad de los niños como trabajo (no juego); Los niños reciben largos períodos de tiempo para trabajar y se valora mucho el aprendizaje individual y el ritmo individual. El método de educación central de Montessori es la tríada dinámica de niño, maestro y entorno. Una de las funciones del maestro es guiar al niño a través de lo que Montessori llamó el "ambiente preparado", es decir, un aula y una forma de aprendizaje diseñada para apoyar el desarrollo intelectual, físico, emocional y social del niño a través de la exploración activa, la elección y el aprendizaje autónomo.

    Los materiales educativos tienen un enfoque de autocorrección y las áreas del plan de estudios consisten en arte, música, movimiento, vida práctica (ejemplo: verter, vestirse, limpiar). En el método Montessori, el objetivo de la educación es permitir que se desarrolle el desarrollo óptimo del niño (intelectual, físico, emocional y social).

    Un programa Montessori típico tendrá grupos de edades mixtas. Los niños tienen la libertad de elegir en qué trabajar, dónde trabajar, con quién trabajar y durante cuánto tiempo trabajar en una actividad en particular, todo dentro de los límites de las reglas de la clase. No se establece competencia entre los niños, y no hay un sistema de recompensas o castigos extrínsecos.

    Enfoque Waldorf (Rudolf Steiner)

    El enfoque Waldorf, fundado por Rudolf Steiner, presenta conexiones con la naturaleza, el aprendizaje sensorial y la imaginación. La comprensión del alma del niño, de su desarrollo y sus necesidades individuales, se encuentran en el centro de la visión educativa del mundo de Steiner.

    El enfoque de Waldorf está centrado en el niño.[4] Surge de una comprensión profunda del desarrollo infantil y busca apoyar las tareas de desarrollo particulares (físicas, emocionales e intelectuales) que enfrentan los niños en cualquier etapa. Los niños de 3 a 5 años, por ejemplo, están desarrollando un gran interés en el mundo, apoyados en gran medida por la libertad de movimiento y deben ser apoyados para seguir y profundizar su curiosidad a través del estímulo de sus preguntas a veces interminables (Van Alphen Y Van Alphen 1997 ). Este enfoque apoya la curiosidad natural de los niños, en lugar de responder las preguntas de los maestros. En esta etapa, el juego de los niños se vuelve cada vez más complejo, y los niños participan espontáneamente en juegos de roles, a medida que construyen y actúan sobre situaciones imaginativas basadas en sus propias experiencias e historias que escucharon en algún lugar. Por lo tanto, en las escuelas Waldorf, se da suficiente tiempo para el juego imaginativo gratuito como piedra angular del aprendizaje temprano en los niños.[3]

    El entorno debe proteger a los niños de las influencias negativas y el plan de estudios debe incluir la exploración de la naturaleza a través de la jardinería, pero también el desarrollo de las habilidades prácticas, como cocinar, coser, limpiar, etc. Las relaciones son importantes para que las agrupaciones duren varios años, como en un ciclo.

    Enfoque Reggio Emilia (Loris Malaguzzi)

    El enfoque de Reggio Emilia para la educación de la primera infancia se basa en más de cuarenta años de experiencia en los centros municipales de Reggio Emilia para bebés/niños pequeños y preescolares en Italia. El punto central de este enfoque es la opinión de que los niños son competentes y capaces.

    Pone énfasis en los lenguajes simbólicos de los niños en el contexto de un plan de estudios orientado a los proyectos. El aprendizaje es visto como un viaje y la educación como la construcción de relaciones con las personas (tanto niños como adultos) y la creación de conexiones entre las ideas y el entorno. Mediante este enfoque, los adultos ayudan a los niños a comprender el significado de su experiencia de manera más completa a través de la documentación del trabajo de los niños, las observaciones y el diálogo continuo entre maestros y niños. El enfoque Reggio guía las ideas de los niños con instigaciones, no con planes de estudio predeterminados. Hay colaboración en muchos niveles: participación de los padres, debates con los maestros y la comunidad.

    Dentro de las escuelas de Reggio Emilia, se presta gran atención a la apariencia del aula. El entorno se considera el "tercer maestro". Los maestros organizan cuidadosamente el espacio para los proyectos de grupos pequeños y grandes, y pequeños espacios íntimos para uno, dos o tres niños. La documentación del trabajo de los niños, las plantas y las colecciones que los niños realizaron de salidas anteriores se exponen tanto a niños como a adultos. El espacio común disponible para todos los niños en la escuela incluye áreas de juegos de representación y mesas de trabajo.

    Hay un centro de reunión llamado atelier (estudio de arte) donde los niños de diferentes aulas pueden reunirse. La intención del atelier en estas escuelas es proporcionar a los niños la oportunidad de explorar y conectarse con una variedad de medios y materiales. Los estudios están diseñados para brindar a los niños tiempo, información, inspiración y materiales para que puedan expresar efectivamente su comprensión a través de la "herencia innata de nuestro lenguaje universal, el lenguaje que habla con los sonidos de los labios y del corazón, el aprendizaje de los niños con sus acciones, sus señales y su vista: esos "cien idiomas" que sabemos que son universales. Hay un atelierista (artista) para apoyar este proceso e instruir a los niños en las artes.[6]

    Figura 4.3: Modelos curriculares. [7]

    Figura 4.4: Modelos curriculares. [8]

    Redes

    El enfoque Reggio Emilia es un plan de estudios emergente. Un método que utilizan muchos educadores de la primera infancia al planificar un plan de estudios emergente es la creación de redes curriculares basadas en las habilidades o los intereses observados. Este método utiliza la lluvia de ideas para crear ideas y conexiones a partir de los intereses de los niños para mejorar las habilidades de desarrollo. Las redes pueden verse como una "telaraña" o pueden organizarse en formato de lista.

    Ejemplo:

    Figura 4.2: Un ejemplo de redes.[9]

    Las redes se pueden completar con:

    Las redes ofrecen infinitas oportunidades de planificación a medida que las extensiones continúan observando las actividades y siguiendo las habilidades e intereses exhibidos. Como ejemplo, se demuestra que una red puede comenzar desde una habilidad para desarrollarse, pero también se puede usar en un Enfoque temático/de unidad como el transporte; las amistades; los animales, la naturaleza, etc.

    En el enfoque del proyecto, los adultos y los niños investigan temas de descubrimiento utilizando seis pasos: Observación, planificación, investigación, exploración, documentación, evaluación.

    Los beneficios de un enfoque de proyecto son que los estudiantes jóvenes están directamente involucrados en la toma de decisiones sobre el tema central y las preguntas de investigación, los procesos de investigación y en la selección de las actividades culminantes. Cuando los estudiantes jóvenes toman un papel activo en la toma de decisiones, se promueve la representación y el compromiso.

    A medida que los jóvenes aprendices se apropian de su aprendizaje, "se sienten cada vez más competentes y perciben su propio potencial de aprendizaje para desarrollar sentimientos de confianza y autoestima" (Chard, 2001).[11]

    Enfoque culturalmente apropiado

    El Enfoque Cultural Adecuado ha evolucionado a lo largo de los años y la práctica de valorar la cultura de los niños es imprescindible para que los niños sientan un sentido de pertenencia en los programas de ECE. La sensibilidad a la variedad de culturas dentro de una comunidad puede crear un ambiente acogedor y enseñar a los niños sobre las diferencias y similitudes entre sus compañeros. Considere reunirse con las familias antes de comenzar el programa para conversar sobre sus creencias culturales, idiomas y tradiciones. Las áreas del aula pueden reflejar las culturas de muchas maneras:

    Referencias

    [1] Gordon, AM y Browne, KW (2001) Beginnings and Beyond, 8ª edición. Wadsworth, Cengage Learning. (pág. 364)

    [2] The Creative Curriculum for Preschool, Fourth Edition por el U.S. Department of Education es de dominio público

    [3] Montessori education: a review of the evidence base por Chloë Marshall bajo licencia CC BY 4.0

    [4] On the Unique Place of Art in Waldorf Education por Gilad Goldshmidt bajo licencia CC BY 4.0

    [5] Imagination, Waldorf, and critical literacies: Possibilities for transformative education in mainstream schools de Monica Shank bajo licencia CC BY 2.0

    [6] Reggio Emilia Theory and Application por One Community bajo licencia CC BY 3.0

    [7] Imagen de Ian Joslin bajo licencia CC BY 4.0

    [8] Imagen de Ian Joslin bajo licencia CC BY 4.0

    [9] Imagen de Ian Joslin bajo licencia CC BY 4.0

    [10] Age Appropriate Pedagogies Project por Hanstweb bajo licencia CC BY

    [11] Age Appropriate Pedagogies Project por Hanstweb bajo licencia CC BY

    [12] Child Growth and Development por Jennifer Paris, Antoinette Ricardo y Dawn Rymond tiene licencia CC BY 4.0