Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

10.8: Ponerse duro- Iniciativas para el castigo y la rendición de cuentas

  • Page ID
    152988
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    [1]

    superdepredador —la juventud tan impulsivamente violenta, sin remordimientos y sin respeto por la vida humana— condujo a una reforma generalizada y a enfoques más punitivos de la delincuencia juvenil y la delincuencia. Esto incluyó penas más punitivas, bajando la edad a la que un menor podría ser juzgado como adulto, y aflojar las disposiciones para juzgar a menores en la corte de adultos. El lema “tiempo adulto para la delincuencia de adultos” impulsó iniciativas de rendición de cuentas y campañas difíciles. A un joven ya no se le veía como menores vulnerables necesitados de protección y tratamiento. En cambio, la narrativa cambió y fueron vistos como monstruos violentos actuando “sin conciencia y sin empatía”, una declaración que Hillary Clinton ha lamentado públicamente decir.

    Repensar la tolerancia cero

    https://www.youtube.com/watch?v=6ZDFs-EmP74

    Renuncia y tiempo para adultos

    renuncia procesal, legislativa y judicial. A la renuncia fiscal también se le conoce como “Archivo Directo” y “Jurisdicción Concurrente”. Con este mecanismo de renuncia, el Poder Legislativo otorga a un fiscal la discrecionalidad para determinar en qué tribunal interponer cargos contra el menor. [2] El fiscal, o fiscal de distrito, puede optar por presentar cargos en un tribunal de menores o en un tribunal penal para adultos. Este procedimiento no requiere audiencia de traslado, por lo que no se concede a la defensa la oportunidad de presentar pruebas en un intento de evitar el traslado [3]

    La renuncia legislativa, o renuncia legal, identifica ciertos delitos que han sido obligatorios por la ley estatal para ser excluidos de la jurisdicción de la corte de menores. Se utiliza como método para disminuir o eliminar las facultades discrecionales de jueces y fiscales. Por ejemplo, el número de estatutos estatales especifica que los delitos graves violentos como homicidio, violación y robo, cuando son cometidos por adolescentes mayores, se envían automáticamente a la corte penal de adultos.

    En las noticias: Elevar la edad y elevar el listón

    La legislación de “Raise the Age” aprobada en 2017, todos los menores en Rikers Island en espera de juicio o de otra manera, tienen que ser trasladados de la notoria cárcel de la ciudad de Nueva York en octubre de 2018. Rikers Island es famosa por el abuso, la corrupción y la violencia y ha comenzado los 10 años cerrando un plan para cerrar el complejo carcelario plagado de escándalos. El penal alberga a unos 9 mil internos, más de 2 mil que son menores. El plan es reducir la población carcelaria mientras se traslada a los internos a otras instalaciones de los distritos neoyorquinos.

    https://www.wnycstudios.org/story/raise-age-new-york-minors-rikers

    [4]

    La renuncia judicial otorga al juez del tribunal de menores la facultad de trasladar un caso al tribunal penal de adultos. [5] Existen tres tipos de renuncia judicial: discrecional, presuntiva y obligatoria.

    el traslado discrecional (regular) permite a un juez trasladar a un menor de un tribunal de menores a un tribunal penal para adultos. [6] Con este tipo de traslado, la carga de la prueba recae en el estado y el fiscal deberá confirmar que el menor no es susceptible de tratamiento. Como se discutió anteriormente, en Kent v. Estados Unidos (383 U.S. 541, 566-67 [1966]), la Suprema Corte esbozó criterios de umbral que deben cumplirse antes de que un tribunal pueda considerar renunciar a un caso. Estos estatutos de renuncia suelen incluir una edad mínima, el tipo de delito especificado, un expediente previo suficientemente grave, o una combinación de los tres.

    La presunta renuncia traslada la carga de la prueba del Estado al demandado. Es presuntivo porque se presume que ocurrirá a menos que el joven pueda hacer frente a la carga de la prueba y aportar una razón justificada para permanecer en el tribunal de menores. Si el joven no puede mostrar causa justa o razón suficiente por la que el caso debe ser juzgado en un tribunal de menores, el caso será trasladado y juzgado en tribunal de adultos.

    renuncia obligatoria. Renuncia obligatoria significa que un juez de menores debe trasladar automáticamente a la corte de adultos a los delincuentes juveniles que cumplan ciertos criterios, como la edad y el delito actual. En estos casos, la función del juez es simplemente confirmar que se cumplen los criterios de renuncia y luego trasladar el caso al tribunal de adultos. La renuncia obligatoria intenta eliminar todas las facultades discrecionales del juez del tribunal de menores en los procedimientos de traslado. [7]

    Juzgados estatales de menores con jurisdicción delictiva manejan casos en los que se acusa a menores de hechos que serían delitos si los adultos los cometieran.
    En 45 entidades federativas, la edad máxima de jurisdicción del tribunal de menores es la edad de 17 años. Cinco estados —Georgia, Michigan, Missouri, Texas y Wisconsin— ahora dibujan la línea de juveniles y adultos a los 16 años.
    No obstante, todos los estados cuentan con leyes de transferencia que permiten o exigen que los jóvenes infractores sean procesados como adultos por delitos más graves, independientemente de su edad

    Además de incrementar los mecanismos de transferencia, al menos 13 estados bajaron la mayoría de edad a 15, 16 y 17 años, lo que permitió que los jóvenes de esas edades fueran juzgados automáticamente en tribunales penales para adultos. Estos se suponía que proporcionarían procedimientos que frenaran sólo al peor de los peores infractores, sin embargo, estas disposiciones incrementaron la persecución de todos los menores infractores y jóvenes de color en particular.

    Ted Talks: Alice Goffman En Estados Unidos, dos instituciones guían a los adolescentes en el viaje a la edad adulta: la universidad y la prisión. La socióloga Alice Goffman pasó seis años en un barrio problemático de Filadelfia y vio de primera mano cómo los adolescentes de origen afroamericano y latino son canalizados por el camino a la prisión, a veces comenzando con infracciones relativamente menores. En una apasionada plática pregunta: “¿Por qué solo ofrecemos esposas y tiempo en la cárcel?” https://www.ted.com/talks/alice_goffman_college_or_prison_two_destinies_one_blatant_injustice?language=en

    1. Krisberg, B., & Austin, J. (1978). Historia del Control y Prevención de la Delincuencia Juvenil en América. En B. Krisberg & J. Austin (Eds.), Los hijos de Ismael: perspectiva crítica sobre la justicia juvenil (pp. 7-50). Palo Alto, CA: Mayfield.
    2. Feld, B.C. (2001). La raza, la violencia juvenil y la jurisprudencia cambiante de la renuncia. Ciencias del Comportamiento y la Ley, 19 (1), 3-22.
    3. Steiner, B., Hemmens, C., & Bell, V. (2006). Renuncia legislativa reconsiderada: Efectos disuasorios generales de las leyes estatutarias de exclusión promulgadas después de 1979. Justicia Trimestral, 23 (1), 34-50
    4. Restivo, E. (2019, 14 de feb). Dejar de poner a menores en confinamiento solitario. Noticias diarias. www.greensburgdailynews.com/opinion/columns/stop-putting-juveniles-en-confinamiento-solitario/article_d438d7bc-4e3d-5a9e-97da-22706d6037c8.html
    5. Hemmens, S., & Bell, C. (2006). Renuncia legislativa reconsiderada: Efectos disuasivos generales de las leyes de exclusión estatutarias promulgadas Post 1990. Justicia Trimestral, 23 (1), p34-59.
    6. Sanborn, J. (2004). La adultificación de la juventud. En P. Benekos & A. Merlo (Eds.), Controversias en justicia juvenil y delincuencia (pp. 143-164). Anderson Publishing.
    7. Burke, A. (2016). Tendencias de la época.

    This page titled 10.8: Ponerse duro- Iniciativas para el castigo y la rendición de cuentas is shared under a CC BY-SA 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Alison S. Burke, David Carter, Brian Fedorek, Tiffany Morey, Lore Rutz-Burri, & Shanell Sanchez (OpenOregon) via source content that was edited to the style and standards of the LibreTexts platform; a detailed edit history is available upon request.