Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

10.9: Regreso a la Rehabilitación en el Sistema Contemporáneo de Justicia Juvenil

  • Page ID
    152981
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    La investigación empírica impulsa los recientes esfuerzos de reforma. La última década ha sido testigo de la identificación de procesos clave de desarrollo asociados con la conducta delictiva, como la investigación sobre el desarrollo cerebral. Ergo, prácticas basadas en evidencia, que utilizan el método científico para evaluar la efectividad de las intervenciones, políticas y programas. Al mirar lo que funciona, lo que no y lo que es prometedor, tanto investigadores como formuladores de políticas evalúan la implementación de intervenciones para satisfacer mejor las necesidades de los jóvenes individuales.

    Además, varios casos notables de la Corte Suprema ejemplifican los cambiantes estándares de decencia de la sociedad y el trato a los jóvenes. Estos casos clave demuestran un retorno a la rehabilitación y reconocen las diferencias fundamentales entre niños y adultos.

    Casos Clave de la Suprema Corte

    Roper v Simmons (2005)

    Roper contra Simmons). A pesar de que Christopher Simmons planeó y cometió un delito capital (asesinó a su vecina, Shirley Cook), el tribunal dictaminó que los 18 años de edad es donde debe descansar la responsabilidad penal. Es decir, si un niño es demasiado pequeño para votar, firmar contratos, o hacer otras cosas (porque la sociedad los considera no lo suficientemente responsables), entonces son demasiado jóvenes para recibir la pena de muerte. El tribunal declaró, “los estándares evolutivos de decencia que marcan el progreso de una sociedad en maduración” para determinar qué castigos son tan desproporcionados que son “crueles e inusuales”. Simmons recibió cadena perpetua. Se dictaminó que imponer la pena de muerte a una persona que era menor de 18 años en el momento del delito constituía un castigo cruel e inusual. Al momento del veredicto Roper v Simmons, Estados Unidos era solo uno de un puñado de países que aún imponían la pena de muerte a menores (entre otros países estaban Yemen, Arabia Saudita e Irán).

    Graham v Florida (2010)

    cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional (LWOP). Esto fue hasta el caso 2010 de Graham v. Florida. Terrance Graham recibió cadena perpetua por un delito grave (robo a mano armada) cuando solo tenía 16 años de edad. Dado que Florida no tiene libertad condicional, su sentencia de facto se convirtió en una cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. El Tribunal Supremo conoció su caso y dictaminó que era inconstitucional condenar a cadena perpetua a un menor sin posibilidad de libertad condicional por un delito no homicida.

    Miller v Alabama (2012)

    Graham v. Florida abolió cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por delitos no homicidios, los jóvenes menores de 18 años seguían recibiendo esa sentencia por delitos de asesinato. En 2012, Evan Miller tenía 14 años cuando mató a su vecino golpeándolo severamente con un bate de béisbol mientras intentaba robarle. Con investigaciones contemporáneas sobre la formación cerebral y la culpabilidad juvenil, la Suprema Corte dictaminó que los jóvenes no son tan responsables como los adultos de sus acciones porque sus cerebros no se han formado del todo. En la opinión mayoritaria, la jueza Elena Kagan escribió que “la obligatoriedad perpetua sin libertad condicional para los menores de 18 años en el momento de su crimen viola la prohibición de castigos crueles e inusuales de la Octava Enmienda. ” “La vida obligatoria sin libertad condicional para un menor excluye la consideración de su edad cronológica y sus características distintivas —entre ellas, la inmadurez, la impetuosidad y la falta de apreciación de los riesgos y consecuencias”, dijo el juez Kagan. “Impide tomar en cuenta el entorno familiar y hogareño que lo rodea —y del que normalmente no puede liberarse— por brutal o disfuncional que sea”.

    Montgomery v Luisiana (2016)

    Montgomery v. Alabama prohibió retroactivamente la cadena perpetua obligatoria sin condenas de libertad condicional. Esto significó que todos los jóvenes sentenciados antes de 2012 con sentencias LWOP necesitaban ser rejuzgados.


    This page titled 10.9: Regreso a la Rehabilitación en el Sistema Contemporáneo de Justicia Juvenil is shared under a CC BY-SA 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Alison S. Burke, David Carter, Brian Fedorek, Tiffany Morey, Lore Rutz-Burri, & Shanell Sanchez (OpenOregon) via source content that was edited to the style and standards of the LibreTexts platform; a detailed edit history is available upon request.