Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

3.12: Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), dinastía iljanida

  • Page ID
    104522
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    por

    Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)
    Figura\(\PageIndex{1}\): Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)

    Mientras los hombres de Bahram Gur se enfrentaban al Karg, un monstruoso lobo cornudo que había estado aterrorizando al campo, gritaron: “Su majestad, esto está más allá del coraje de cualquier hombre... dile a Shangal que esto no se puede hacer...”

    Bahram Gur Fights the Karg es una iluminación de libro que representa una de las muchas historias del Shahnama, el libro persa de los reyes. Aunque esta particular imagen fue pintada en el siglo XIV por artistas en la corte mongol en Persia (actual Irán), el texto del Shahnama fue compuesto por un poeta llamado Firdawsi cuatrocientos años antes, alrededor del 1000 C.E. El Shahnama incorpora muchas historias antiguas una vez contadas oralmente, narrando la historia de Persia antes de la llegada del Islam y celebrando las glorias del pasado persa y sus antiguos héroes. El Shahnama, de hecho, todavía se enseña en las escuelas iraníes hoy en día, y se considera que es el epicentro nacional de Irán; conocer o recitar las historias del Shahnama es expresar orgullo por el glorioso pasado del país. La ilustración Bahram Gur Fights the Karg representa una de esas historias de las valientes hazañas de un rey persa, Bahram Gur, quien sin ayuda derrotó al monstruoso Karg (lobo cornudo). Sin embargo, es mucho más que un cuento emocionante; los artistas mongoles que crearon esta obra estaban cumpliendo el fuerte deseo de sus patronos de identificarse con los nobles, virtuosos y poderosos reyes guerreros de la antigua Persia.

    ¿Quién era Bahram Gur y qué es un Karg?

     

    Placa con escena de caza del cuento de Bahram Gur y Azadeh, c. siglo V, sasánida, plata, dorado de mercurio, 4,11 cm de alto y 20,1 cm de diámetro (The Metropolitan Museum of Art, Nueva York)
    Figura\(\PageIndex{2}\): Placa con escena de caza del cuento de Bahram Gur y Azadeh, c. siglo V, sasánida, plata, dorado de mercurio, 20.1 cm (The Metropolitan Museum of Art, Nueva York)

    Bahram V fue un rey del imperio sasánida que gobernó Persia del siglo III al VII, justo antes de la llegada del Islam. Su apodo, Bahram Gur, se refiere a un “gur” o onager, un tipo de asno salvaje que es uno de los mamíferos más rápidos del mundo. La palabra “gur” también puede significar “rápido”. Era conocido como un gran cazador de onagers, un animal de caza favorito en el antiguo Irán, y era famoso por sus talentos en la guerra, la caballería y el romance. En un viaje a la India, según el Shahnama, el rey de la India, un gobernante llamado Shangal, reconoció las habilidades de Bahram Gur y buscó su ayuda para librar al campo indio del aterrador y feroz Karg.

    Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo) (detalle), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro, y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)
    Figura\(\PageIndex{3}\): Bahram Gur Lucha contra el Karg (lobo cornudo) (detalle), del Gran Mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)

    Algunas traducciones de la obra de Firdawsi describen al Karg como un rinoceronte, algunas como un lobo, y algunas, como encontramos aquí en Bahram Gur Luchas contra el Karg, como una combinación de los dos, un feroz lobo cornudo. Cuando Bahram Gur y sus hombres encontraron la guarida y vieron a la bestia, sus hombres suplicaron: “Su majestad, esto está más allá del coraje de cualquier hombre... dile a Shangal que esto no se puede hacer...” El héroe, por supuesto, avanzó solo, primero usando su arco para debilitar al Karg con flechas, luego usando su espada para cortarle la cabeza al Karg para presentarlo a Shangal.

    La corte mongol y el arte del libro

    El imperio sasánida cayó en el siglo VII, y no fue hasta mucho después de esto que los mongoles invadieron Persia. Venían de las llanuras del este de Asia, donde los pastizales abiertos habían fomentado un estilo de vida nómada de pastoreo, equitación y feroz guerra. Primero se convirtieron en una fuerza seria bajo el liderazgo de Genghis Khan a principios del siglo XIII, y más tarde, bajo su nieto Hulagu, los mongoles ampliaron su alcance hasta el Mediterráneo.

    Mapa del estado Ilkhanid, 1256-1353 (mapa: Ahmed Hafez)
    Figura\(\PageIndex{4}\): Mapa del estado Ilkhanid, 1256-1353 (mapa: Ahmed Hafez)

    Asentados en Persia, los mongoles fomentaron el crecimiento de ciudades cosmopolitas con cortes ricos y ricos mecenas que alentaron a las artes a florecer. El dominio de la dinastía de Hulagu, que duró hasta 1335, se conoce comúnmente como el período Ilkhanid. La ilustración de libros prosperó bajo los iljanidas y se convirtió en una forma de arte importante para textos religiosos y seculares. Desde que los mongoles comenzaron como, y en gran parte permanecieron, pueblos nómadas (moviéndose de un lugar a otro durante el año para satisfacer las necesidades de sus rebaños), las obras de arte tendían a ser pequeñas y portátiles. Su larga historia nómada también significó que los mongoles desarrollaron fuertes tradiciones orales de narración, lo que les dio una apreciación por el arte narrativo, especialmente manuscritos con pinturas para acompañar las historias. Los manuscritos ilustrados también fueron artículos de prestigio, creados en formatos muy suntuosos adecuados para reyes, príncipes y miembros de la corte.

    Fue dentro de este ambiente de espléndida producción artística de libros donde se creó el manuscrito que representa a Bahram Gur Fights the Karg, probablemente en un taller de corte. Los artistas que la elaboraron usaron acentos plateados y dorados sobre tinta y acuarela opaca. Si bien desconocemos el nombre del patrón, los estudiosos sugieren que pudo haber sido el visir de la corte, un funcionario de alto rango. La página completa, o folio, es relativamente grande para un libro pintado a mano, y debido a su tamaño, el manuscrito también se conoce como el Gran Shahnama mongol. Lo más probable es que fuera un artículo de prestigio destinado a expresar el poder y la riqueza del dueño, y es el más lujoso de todos los libros pintados iljanidas que sobreviven. En su forma original, los estudiosos creen que este manuscrito completo probablemente comprendía alrededor de 280 folios (páginas) con 190 ilustraciones pintadas por varios artistas diferentes, encuadernadas en dos volúmenes separados. Hoy, sin embargo, solo se sabe que 57 folios han sobrevivido. Al igual que muchos otros manuscritos, el Gran Mongol Shahnama fue desmontado por un marchante de arte de principios del siglo XX para que las páginas pudieran venderse por separado.

    La iluminación como mezcla estilística

     

    Seis caballos, siglo XII-XIV, China, tinta y color sobre papel, 47.1 x 647,1 cm (The Metropolitan Museum of Art, Nueva York)
    Figura\(\PageIndex{5}\): Seis caballos, siglo XIII al XIV, China, tinta y color sobre papel, 47.1 x 647,1 cm (The Metropolitan Museum of Art, Nueva York)

    Este manuscrito probablemente se completó en la corte mongol de Tabriz, un centro urbano rico y cosmopolita (en lo que hoy es el norte de Irán). Para cuando se produjo el libro, los mongoles se habían asentado en su papel de gobernantes refinados con contactos internacionales, y sus tierras estaban lo suficientemente seguras como para garantizar el intercambio seguro de bienes e ideas en todo el imperio. La mayor disponibilidad de papel, inventado en China en el siglo VIII, también fomentó la difusión de ideas artísticas. En consecuencia, el arte ilkhanid tenía un sabor internacional. Los elementos del paisaje, por ejemplo, a menudo muestran influencias de China, incorporando motivos vistos en pergaminos chinos importados (arriba) y cerámica. En Bahram Gur Fights the Karg, los árboles desgastados y retorcidos, formas superpuestas que crean recesión espacial, vegetación de primer plano rápidamente cepillada y el gusto por la asimetría sugieren influencias del este asiático.

    <emBahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo) (detalle), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro, y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)" src="https://smarthistory.org/wp-content/...2017/01/bg.png">
    Figura\(\PageIndex{6}\): Bahram Gur Lucha contra el Karg (lobo cornudo) (detalle), del Gran Mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)

    Las influencias locales también son evidentes: Persia tenía una larga tradición artística de representar héroes, reyes y cazadores montando caballos sobre oponentes muertos. Bahram Gur se representa en esta tradición. Mostrado a caballo, luce un atuendo real, con una corona dorada, una lujosa prenda y un elegante pendiente de oro y perla visible en su oreja derecha. Pero también es claramente un guerrero, sosteniendo una maza sobre su hombro, y con un arco, espada y flechas cubiertas de piel de leopardo colgando de su cintura.

    <emBahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)" src="https://smarthistory.org/wp-content/...-full-page.jpg">
    Figura\(\PageIndex{7}\): Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)

    El resultado es una imagen dinámica, llena de energía con una figura monumental que casi estalla fuera del marco: Bahram Gur se corta ligeramente en la parte superior, los árboles y los detalles del paisaje se truncan en los bordes, y el caballo es capturado a mitad de movimiento con una pata levantada por encima del Karg. La cabeza del Karg, muy cerca del espectador, se coloca centralmente y gotea sangre, mientras que la extensión del cuerpo maltratado del Karg tira del ojo del espectador hacia la izquierda. El foco vuelve al héroe, sin embargo, porque se crea un circuito visual a su alrededor. Nuestros ojos viajan por el cuerno del Karg, hasta el arco continuo de la rama del árbol, y hasta Bahram Gur, cuya mirada nos lleva de nuevo a través de la vegetación y el cuerpo de su caballo.

    La página que rodea a Bahram Gur Luchas el Karg está cubierta de caligrafía, pero no sabemos qué apareció originalmente en la página colindante a la pintura porque las páginas del libro están dispersas hoy en día. La caligrafía es la forma más apreciada del arte islámico, y puede ser muy estilizada, mostrando el destello y la habilidad personal de un artista. Los ideales de belleza en la cultura islámica se basan en la armonía y el equilibrio inherentes de la caligrafía, el espaciado, la proporción y la uniformidad compositiva en la página, y estos valores estéticos también son visibles en el estilo de pintura del Gran Shahnama mongol.

    Caligrafía (detalle), <emBahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro, y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)" src="https://smarthistory.org/wp-content/...alligraphy.png">
    Figura\(\PageIndex{8}\): Caligrafía (detalle), Bahram Gur lucha contra el karg (lobo cornudo), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)

    Viejos héroes para un nuevo régimen

    Existe una tradición dentro del Islam que desalienta fuertemente la representación visual de figuras humanas o animales. En la práctica, sin embargo, las representaciones figurativas se pueden encontrar muy a menudo en contextos islámicos seculares y privados, como la corte iljanida, donde era aceptable, incluso deseable, crear espléndidas obras de arte figurativas para consumo privado.

    Esto era cierto para el Shahnama, que era un tema favorito en la corte mongol, que disfrutaban ansiosamente por cortesanos ricos y sofisticados. Los pintores que ilustraron al Shahnama se sintieron atraídos por temas dramáticos como batallas o encuentros con bestias asombrosas como el Karg. Sin embargo, imágenes como Bahram Gur Fights the Karg no solo se entendían como ilustraciones de cuentos de hadas simples y agradables, sino que contenían un significado y un significado más profundos para la nobleza mongol. Aquí, Bahram Gur simboliza el gobierno justo y la sociedad civilizada triunfando sobre el caos y el desorden, representados por el Karg. En términos simples, esto significa que el bien derrotando al mal, pero también implica que un orden social bueno y estable se basa en la realeza, y que los reyes guerreros como Bahram Gur son modelos morales y valientes a ser emulados por los lectores del libro. Por lo tanto, el Shahnama también proporcionó una herramienta de enseñanza, incorporando sutilmente historias morales e ilustrando comportamientos deseables para futuros reyes y nobles.

    Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), del gran mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)
    Figura\(\PageIndex{9}\): Bahram Gur Lucha contra el Karg (lobo cornudo) (detalle), del Gran Mongol Shahnama, c. 1330-40, Irán, tinta, colores, oro y plata sobre papel, folio 41.5 x 30 cm (Harvard Art Museums/Arthur M. Sackler Museum)

    Muchos estudiosos también creen que los nuevos gobernantes mongoles en Persia querían vincularse con los grandes héroes y reyes del pasado de Persia, vínculo que potenciaría su autoridad. Los mongoles y los antiguos persas tenían un respeto compartido por las artes varoniles de la lucha, la caza, el banquete y el cortejo, y no es casualidad que Bahram Gur monte a caballo mientras derrota al Karg: la historia es persa, pero el héroe se muestra como un gran jinete mongol.

    El Shahnama está lleno de cuentos mágicos de vida cortesana, entre ellos reyes y héroes que luchan, cazan y viven la vida al máximo, como se ilustra en la historia de Bahram Gur Fights the Karg. Pero el Shahnama también es algo fatalista, presentando un mundo hostil lleno de feroces adversarios como el Karg. El libro incluso termina con la derrota de los persas por los árabes. Las historias, sin embargo, enseñan sobre la importancia del coraje y la ética mientras viajan por un mundo tan amenazante, y brindan orientación a los lectores que enfrentan preguntas sobre la muerte, el amor, el honor y la regla justa.

    Recursos adicionales

    Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo) en los Museos de Arte de Harvard, Museo Arthur M. Sackler

    “El arte del periodo Ilkhanid (1256—1353)” en Heilbrunn Cronología de la historia del arte del Museo Metropolitano de Arte

    “El arte del libro en la época iljanida” en Heilbrunn Cronología de la historia del arte del Museo Metropolitano de Arte

    “Folios del Gran Shahnama mongol (Libro de los Reyes)” en Heilbrunn Cronología de la historia del arte del Museo Metropolitano de Arte

    Sheila Blair y Jonathan Bloom, Arte y arquitectura del Islam: 1250—1800 (New Haven, CT, 1994).

    Jonathan Bloom y Sheila Blair, Islam: Mil años de fe y poder (New Haven y Londres: Yale University Press, 2002).

    Abolqasem Ferdowsi, Shahnameh: El libro persa de los reyes (Nueva York: Viking Penguin, 2006).

    Gene Garthwaite, Los persas (Malden, MA: Blackwell, 2007) .Robert Irwin, El arte islámico en contexto: arte, arquitectura y el mundo literario (Nueva York y Upper Saddle River NJ: Prentice Hall & Abrams, 1997).


    3.12: Bahram Gur lucha contra el Karg (lobo cornudo), dinastía iljanida is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.