Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

4.8: Introducción a las alfombras de corte de los imperios otomano, safávido y mogol

  • Page ID
    104621
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    por

    Detalle, Alfombra Medallón, La Alfombra Ardabil, Maqsud de Kashan, Persa: Dinastía Safávida, urdimbres de seda y trama con pelo de lana, 1539-40 C.E., Tabriz, Kashan, Isfahan o Kirman, Irán (Victoria & Albert, Londres)
    Figura\(\PageIndex{1}\): Detalle, Alfombra Medallón, La Alfombra Ardabil, Maqsud de Kashan, Persa: Dinastía Safávida, urdimbres de seda y trama con pelo de lana, 1539-40 C.E., Tabriz, Kashan, Isfahan o Kirman, Irán (Victoria & Albert, Londres)

    El tejido de alfombras en el mundo islámico

    Las alfombras son obras de arte tejidas que se produjeron en todos los niveles de la sociedad en el mundo islámico. Las mujeres han estado tejiendo durante siglos en pueblos y campos nómadas de todo el Medio Oriente, Anatolia y Asia Central, cada mujer transmitiendo sus técnicas y diseños a sus hijas. Estas mujeres crearon alfombras tanto para la venta como para su propio uso personal, y esta tradición continúa hoy en día.

    Alfombra (Otomana) con motivo cintamani, c. 1550, Cairo, Egipto, lana, 79 x 48 pulgadas (Museo Metropolitano de Arte)
    Figura\(\PageIndex{2}\): Alfombra (Otomana) con motivo cintamani, c. 1550, El Cairo, Egipto, lana, 79 x 48″ (Museo Metropolitano de Arte)

    También se hicieron alfombras en las cortes reales del mundo islámico. Estas alfombras no eran solo revestimientos funcionales para pisos, eran obras de arte ornamentadas que indicaban el estatus y riqueza de sus dueños. Se utilizaron alfombras de corte en los pisos de las salas de recepción, salas de audiencias y en instituciones religiosas apoyadas por la corte. También fueron presentados como regalos impresionantes a otros gobernantes. Las pinturas manuscritas de los siglos XVI y XVII sugieren que las alfombras más pequeñas a menudo se colocaron en capas sobre alfombras más grandes y también muestran que muchas alfombras se usaron en pabellones de placer al aire libre y parques palaciegos.

    Los gobernantes tenían acceso a materiales caros, como la seda y los hilos envueltos en metal, y emplearon a los diseñadores y tejedores más calificados de sus imperios para crear alfombras enormes y lujosas. Debido a su calidad, diseño y hábil ejecución, las alfombras de corte se encuentran entre los mejores ejemplos de arte del mundo islámico. Las alfombras de corte suelen ser muy diferentes de las alfombras hechas en talleres comerciales o pueblos. En lugar de utilizar únicamente motivos tradicionales centenarios, las alfombras de corte a menudo comparten diseños que se encuentran en una variedad de medios, como encuadernación y pintura manuscrita.

    Aunque las alfombras se fabricaron en muchas cortes reales, los imperios otomanos (1281—1924), los safávidas (1501—1732) y los mogoles (1526-1858) proporcionan algunos de los ejemplos más ricos de alfombras producidas por la realeza.

    Detalle de motivo Cintamani
    Figura\(\PageIndex{3}\): Detalle motivo Cintamani
    Detalle de borde
    Figura\(\PageIndex{4}\): Detalle de borde

    Alfombras otomanas

    Alfombra de oración (otomana), 1575-90, probablemente Estambul, seda (urdimbre y trama), lana (pelo), algodón (pelo), 68 x 50 pulgadas (Museo Metropolitano de Arte)
    Figura\(\PageIndex{5}\): Alfombra de oración (otomana), 1575-90, probablemente Estambul, seda (urdimbre y trama), lana (pelo), algodón (pelo), 68 x 50″ (Museo Metropolitano de Arte)

    El Imperio Otomano se originó en Anatolia (la actual Turquía), y fue uno de los más grandes y más longevos del mundo islámico. Controlaba territorios que llegaban desde el norte de África hasta Europa del Este desde 1299 hasta 1923. Anatolia tiene una larga tradición de tejido de alfombras, pero desde el siglo XVI en adelante, las alfombras de corte otomano utilizaron un conjunto de diseños específicos creados por los artistas de los talleres de la corte otomana, diseños que también se utilizaron en la cerámica de la corte, pinturas, encuadernaciones y textiles.

    Entre los más populares de estos se encontraba el “estilo saz”, que se caracteriza por largas hojas sinuosas, y flores estilizadas (ver abajo). Los artistas de la corte también desarrollaron el “estilo floral”, donde vemos representaciones más naturalistas de flores como tulipanes, rosas, claveles y jacintos, entre otras. Los estilos floral y saz a veces se usaban solos y a veces se usaban juntos, junto con otros motivos como el patrón cintamani (generalmente una combinación de círculos perlados acompañados de líneas onduladas a veces llamadas “rayas de tigre”), en una gran variedad de objetos diseñados por la corte, incluyendo cerámica, sedas, alfombras y manuscritos.

    Detalle de borde (tenga en cuenta las largas hojas curvadas estilo saz, un par de tulipanes blancos hacia abajo y ramas de pequeñas flores de jacinto blanco
    Figura\(\PageIndex{6}\): Detalle del borde (observe las largas hojas curvadas estilo saz, un par de tulipanes blancos hacia abajo y ramas de pequeñas flores de jacinto blanco
    Detalle de estilo floral que muestra claveles y tulipanes
    Figura\(\PageIndex{7}\): Detalle de estilo floral con claveles y tulipanes

    Tanto el estilo saz como el floral aparecen en esta rara alfombra de oración de corte otomano. Las hojas de saz de bordes dentados se ondulan con gracia en la frontera entre claveles, tulipanes y otras flores. El arco en el centro de la alfombra lo identifica como una alfombra de oración, y simboliza tanto un mihrab (de la arquitectura de la mezquita) como una puerta de entrada al paraíso. Tales alfombras fueron, y son, utilizadas por los musulmanes durante las cinco oraciones diarias prescritas en el Islam. Aunque uno puede ir a la mezquita durante los tiempos de oración, la oración puede realizarse en cualquier lugar siempre y cuando haya una superficie limpia (proporcionada por la alfombra) y agua para la limpieza ritual. Una lujosa alfombra de oración como esta habría pertenecido a un patrón de corte muy rico.

    El diseño de esta notable alfombra, el prototipo para diseños posteriores, puede basarse en la arquitectura de columnas esbeltas de la España musulmana. Cuando musulmanes y judíos fueron expulsados de España en 1492, muchos exiliados se asentaron en el Imperio Otomano, trayendo consigo su propia cultura visual, que, a su vez, influyó en el arte otomano. Este diseño de doble columna generó todo un género de alfombras de oración inspiradas en la arquitectura en Anatolia.

    Miniatura otomana que muestra a un dignatario safávido ante el sultán otomano, sultán Murad III, n.d. (Museo Topkapi, Estambul; foto: Walter Denny)
    Figura\(\PageIndex{8}\): Miniatura otomana que muestra a un dignatario safávido ante sultán otomano, sultán Murad III, n.d. (Museo Topkapi, foto: Walter Denny)

    Uno de los aspectos más notables de las alfombras de corte otomano es su estructura inusual. A diferencia de todas las demás alfombras turcas, las alfombras de corte otomanas utilizan lana S-spun, que es típica solo de las alfombras tejidas en Egipto. Los estudiosos atribuyen esta característica inusual a la conquista otomana de Egipto en 1517, después de lo cual la corte otomana encargó alfombras a talleres egipcios y envió tejedores egipcios y lana egipcia a Turquía para su propio uso.

    Las ilustraciones manuscritas contemporáneas arrojan luz sobre cómo se usaban las alfombras en la corte. Aunque debemos recordar que las pinturas no son fotografías, y que los artistas pueden haber inventado mucho en sus escenas, pinturas como esta pueden, sin embargo, decirnos sobre el estado de las alfombras en la corte. En esta pintura, ordenada por el sultán Murad III, se presenta un dignatario safávido al sultán otomano con el telón de fondo de una magnífica alfombra medallón Ushak roja y azul. El cuadro muestra cómo se utilizaron las alfombras como telones de fondo decorativos y simbólicos para los rituales de la corte otomana. La alfombra no sólo proporciona un suntuoso escenario para la ceremonia, también envía un mensaje a los safávidos (rivales políticos de los otomanos) sobre la riqueza de la corte otomana. Podemos imaginar cómo se utilizó esa alfombra para demostrar a los visitantes el poder, la cultura y los logros artísticos de los otomanos.

    Alfombras Safavid

    Los safávidos gobernaron el Gran Irán desde principios del siglo XVI hasta el XVIII y fueron ávidos mecenas de las artes. Las alfombras safávidas se destacan por su precisión detallada, materiales suntuosos y diseños ornamentados.

    Alfombra (Safavid), siglo XVI, Irán, probablemente Kashan (representa animales, algunos inventados y de origen chino), seda, 94-7/8 x 70" (Museo Metropolitano de Arte)
    Figura\(\PageIndex{9}\): Alfombra (Safavid), siglo XVI, Irán, probablemente Kashan (representa animales, algunos inventados y de origen chino), seda, 94-7/8 x 70″ (Museo Metropolitano de Arte)

    Las alfombras destinadas a entornos religiosos, como la alfombra Ardabil, exhiben decoraciones no figurativas como enredaderas de desplazamiento, motivos florales, caligrafía y shamsas (rayos de sol). Las alfombras hechas para escenarios seculares, como los palacios de la corte y los pabellones de placer, muestran una gama más amplia de motivos, abarcando los diseños que se encuentran en alfombras como el Ardabil, pero también a veces incluyendo animales, escenas de caza, figuras humanas e incluso ángeles.

    La alfombra que queda es un ejemplo notable de una alfombra secular de corte safávida. Estaba tejido completamente de seda, y su campo brillante está lleno de animales, algunos reales, como leones y carneros, y otros completamente fantásticos. Los animales, algunos de los cuales se dedican a intensos combates, están ambientados en un exuberante telón de fondo de flores y árboles estilizados. La popularidad de las escenas de animales y caza estaba bien establecida en Irán; la caza se consideraba un pasatiempo principesco en Irán incluso antes del advenimiento del Islam, y continuó como un tema ampliamente utilizado en el arte safávido.

    Detalle de animales peleando
    Figura\(\PageIndex{10}\): Detalle de animales peleando
    Detalle, alfombra de corte safávida con animales y escenas de caza (Musée des arts décoratifs, París)
    Figura\(\PageIndex{11}\): Detalle, alfombra de corte safávida con animales y escenas de caza (Musée des arts décoratifs, París)
    Zal Expone los Misterios de los Reyes Magos, Folio del Shahnama (Libro de los Reyes) de Shah Tahmasp Abu'l Qasim Firdausi, atribuido a Qadimi, c. 1525 Tabriz, Irán, acuarela opaca, tinta, plata y oro sobre papel, 18-1/2 x 12-9/16 pulgadas (Museo Metropolitano de Arte)
    Figura\(\PageIndex{12}\): “Zal expone los misterios de los magos”, Folio del Shahnama (Libro de los Reyes) de Shah Tahmasp Abu'l Qasim Firdausi, atribuido a Qadimi, c. 1525, Tabriz, Irán, acuarela opaca, tinta, plata y oro sobre papel, 18-1/2 x 12-9/16″ (El Museo Metropolitano de Arte)

    Las alfombras a gran escala fueron producidas por talleres de corte, a menudo con temas y motivos similares. El fragmento de la izquierda muestra el tipo de medallón central que se ve en la alfombra de Ardabil, pero su campo y bordes están llenos de aves, animales errantes y elementos naturalistas del paisaje. Las alfombras como este fragmento se llaman apropiadamente “alfombras paradisíacas”, reflejando sus exuberantes diseños y temas fantásticos.

    Al igual que con las pinturas otomanas, las ilustraciones de manuscritos safávidos proporcionan información sobre el uso de alfombras en la corte. En esta ilustración del Shahnama (Libro de los Reyes) de Shah Tahmasp, se representa a un gobernante sentado sobre una alfombra pequeña pero lujosa en un pabellón de placer al aire libre. Las alfombras de corte se usarían para reuniones al aire libre como esta, así como dentro de los palacios de los shahs safavid.

    Alfombras mogoles

    Alfombra con parejas de aves en un paisaje, Lahore, c. 1600, algodón, lana, 233 x 158 cm (El Museo de Artes Aplicadas, Viena)
    Figura\(\PageIndex{13}\): Alfombra con parejas de aves en un paisaje, Lahore, c. 1600, algodón, lana, 233 x 158 cm (El Museo de Artes Aplicadas, Viena)

    Los mogoles controlaron gran parte del subcontinente indio de 1526 a 1858, gobernando una población mayoritariamente hindú con tradiciones culturales ajenas a las suyas.

    Es probable que la India no tuviera tradición indígena de tejido de alfombras antes de la llegada de los conquistadores musulmanes. Los mogoles, que trazaron su linaje hasta las dinastías mongolas en Irán y Asia Central, pronto establecieron talleres de tejido en sus canchas.

    Los primeros mogoles empleaban artesanos persas, y por esta razón las primeras alfombras mogoles utilizan en gran parte diseños persas. Finalmente, un repertorio visual singularmente mogol surgió en las alfombras de la corte, así como en la pintura en miniatura y otras artes.

    Esta alfombra pictórica representa una variedad de especies de aves en un entorno botánicamente exuberante y naturalista. La escena tiene paralelos directos en la ilustración manuscrita, como la iluminación de márgenes de la página del álbum que se muestra arriba. Las representaciones detalladas de plantas y animales aparecen ampliamente en el arte mogol, reflejando el interés de los emperadores mogoles por el mundo natural.

    Detalle fronterizo, Shah Jahan Album, c. 1620, India Tinta, acuarela, y oro sobre papel, mogol, periodo de Jahangir (Museo Metropolitano de Arte)
    Figura\(\PageIndex{14}\): Detalle de la frontera, Álbum de Shah Jahan, c. 1620, Tinta India, acuarela y oro sobre papel, mogol, periodo de Jahangir (Museo Metropolitano de Arte)

    Otras alfombras mogoles favorecen un patrón de flores y celosías, así como otros diseños florales. Los diseños florales botánicos naturalistas se pueden encontrar en una amplia gama de medios de la corte mogol, alcanzando su punto máximo de popularidad durante el reinado del Shah Jahan, quien es mejor conocido como el patrón del mausoleo Taj Mahal que incorpora diseños florales similares en su decoración arquitectónica.

    Recursos adicionales:

    Conservando la alfombra del emperador (video de El Museo Metropolitano de Arte)

    Carol Bier, ed. Tejida del alma, hilada desde el corazón: Artes textiles de Safavid y Qajar Irán, siglos XVI-XIX (Catálogo de la exposición. Washington, D.C.: Museo Textil, 1987).

    Walter Denny, “Alfombras islámicas en pinturas europeas”, Heilbrunn Cronología de la historia del arte, Museo Metropolitano de Arte

    Marika Sardar, “Alfombras del mundo islámico, 1600-1800”, Heilbrunn Cronología de la historia del arte, Museo Metropolitano de Arte

    Jon Thompson, Alfombras orientales de las carpas, cabañas y talleres de Asia (Nueva York: Dutton, 1993).

    Daniel Walker, Flores bajo los pies: alfombras indias de la era mogol (Nueva York: Metropolitan Museum of Art, 1997)


    4.8: Introducción a las alfombras de corte de los imperios otomano, safávido y mogol is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.