Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

1.9: Fin del siglo XX y más allá

  • Page ID
    101705
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Fin del siglo XX y más allá

    Oregón, al igual que el noroeste del Pacífico, es un lugar de maravilla natural y majestuosidad. El historiador William G. Robbins afirmó un fenómeno histórico común de que las culturas dominantes y su gente dan forma al paisaje que habitan. Cuando los euroamericanos llegaron a la región, cambiaron rápidamente la huella de los pueblos indígenas en el valle de Willamette. Durante esa transformación, los euroamericanos imaginaron un paraíso edénico mientras que las comunidades nativas americanas presenciaron una tragedia que se desarrollaba. [1] Las historias anteriores enmarcaron el Sendero de Oregón como una narrativa lineal del progreso y lionizaron a los pioneros del Sendero de Oregón como los progenitores de la civilización. De acuerdo con estas historias anticuadas, los pioneros labraron y domesticaron el “desierto salvaje y salvaje”, y proporcionaron la base de una nueva sociedad, una república agrícola. La historiografía del Occidente americano describió la heroica odisea de los pioneros que avanzan hacia la Tierra del Edén desafiados por grandes probabilidades y alimentados por el coraje; en consecuencia, la experiencia de los nativos americanos fue eliminada, y meramente sirvió como un obstáculo en la narrativa. La atracción ideológica de la heroica narrativa pionera unió ideas de progreso y tenacidad con el avance tecnológico y el cambio a medida que Oregon fue transformado nuevamente por la industrialización en el siglo XX. El ingenio tecnológico en la energía hidroeléctrica y nuclear simbolizaba el dominio continuo de la humanidad sobre la naturaleza en este ethos tradicional, pero fue la historia de crecimiento la que tuvo limitaciones y excesos significativos. La contaminación, el cambio climático, la alienación humana y el agotamiento de especies son sólo una pizca de las preocupaciones ambientales que han surgido desde el inicio de la era del cambio tecnocrático y del progreso. Si las comunidades humanas no cumplen con estas amenazas existenciales a su bienestar económico y físico, entonces podemos quedarnos sin opciones viables. Pero afortunadamente, Oregon cumplió con este reto y tuvo un pionero ambiental propio, el gobernador Thomas Lawson McCall.

    Gobernador Thomas Lawson McCall

    Durante la década de 1960, el gobierno estatal comenzó a promulgar legislación para preservar la belleza de Oregón y su vitalidad económica a través de prácticas y políticas ambientales sustentables. El gobernador Tom McCall quería dejar atrás un legado vivo para que otros disfrutaran en todo el estado. Durante el mandato de McCall, Oregon adoptó un espíritu conservacionista que promueve leyes de uso de la tierra, restringe la expansión urbana, el acceso público a las playas, la regulación de los contaminadores y la inversión y desarrollo de recursos energéticos sostenibles. Tom McCall era como un ecologista ardiente que se opuso amargamente a lo que llamó “los desperdicios agarradores” del industrialismo.

    Aunque se establecieron muchas políticas ambientales, las amargas guerras culturales por el uso de la tierra y la extracción de recursos naturales interrumpieron estas políticas. Muchos orégonos trabajadores que dependían de las industrias madereras o mineras se encontraron en desacuerdo con regulaciones que promovían la preservación y la sustentabilidad sobre negocios altamente rentables. En 1990, el Búho Manchado del Norte figuraba en la lista de especies en peligro de extinción y los científicos pensaban que la especie estaba al borde de la extinción. Esta decisión suscitó la ira de la industria maderera y proporcionó combustible a una guerra cultural por preocupaciones ambientales. Grupos radicales como “¡La Tierra Primero!” han causado una impresión en la política local y han recibido la atención de los medios de comunicación desde las sesiones de árboles para protestar contra la industria maderera, hasta la destrucción de equipos madereros. Los orégonos del otro lado del pasillo político se han enfrentado con manifestantes ambientales que a menudo se refieren a ellos como “eco-terroristas”. El espíritu del movimiento radical de protesta desde los años sesenta continuó hasta finales del siglo XX y canalizó el ecologismo como su agita y pasión.

    Latinoamericanos, campesinos y la Liga de Migrantes del Valle de Oregón

    La comunidad latinoamericana surgió en el oeste americano mucho antes de que Oregón se convirtiera en un estado. Vaqueros (vaqueros) y empacadores de mulas ayudaron a ganaderos estadounidenses y ayudaron a conducir ganado al territorio de Oregón. A finales del siglo XIX, obreros de México y Centroamérica llegaron a Oregón para trabajar en la industria ferroviaria, y en 1920 los mexicanos estaban exentos de la restrictiva Ley de Inmigración de 1917 y trabajaban en la agricultura, la minería y las conservas. Pero entonces las cosas se pusieron amargas durante la Gran Depresión y los trabajadores latinx fueron blancos de retórica y coerción nativistas. Al otro lado del oeste y Oregón, decenas de miles de mexicanos. incluidos los de ascendencia estadounidense, fueron deportados del país. Cuando American fue arrastrado a la Segunda Guerra Mundial, el esfuerzo bélico alejó a los trabajadores de las granjas y a las fábricas de municiones de ciudades como Portland. Más de 500 mil latinos sirvieron en las fuerzas armadas estadounidenses durante la guerra. En el frente interno, los estados de la costa del Pacífico experimentaron una escasez de trabajadores agrícolas desde la migración de personas a los centros urbanos. El gobierno federal reclutó a un estimado de 15,136 hombres mexicanos en la Universidad Estatal de Oregón para contribuir a la campaña de alimentos por victoria en el estado. La Ley Pública 45, conocida como el Programa Bracero, fue un acuerdo binacional donde el gobierno federal comenzó a contratar a hombres mexicanos “braceros” para un empleo temporal en Estados Unidos. Según el acuerdo, a los hombres se les pagaría un salario mínimo, recibiría atención de salud y vivienda adecuada, y se les protegería de la discriminación social. Los esfuerzos y el coraje de la comunidad latinoamericana fueron profundamente significativos para ayudar a Estados Unidos a lograr la victoria en el extranjero y a nivel nacional. Mantuvieron el comercio fluyendo en casa, proporcionaron valiosos recursos a los militares estadounidenses y sirvieron honorablemente a su país.

    En 1951, la Ley Pública 78 promulgada bajo el presidente Harry S. Truman, trajo a miles de trabajadores más de México a Estados Unidos para trabajar en la agricultura. Varias huelgas entre trabajadores agrícolas ocurrieron en el valle de Willamette, y en el sur de Oregón en lugares como Klamath Falls y Medford. Finalmente el Programa Bracero fue eliminado gradualmente, pero la necesidad de trabajadores agrícolas y trabajadores migrantes permaneció en la producción agrícola en Oregón y Estados Unidos.

    Campesinos Latinoamericanos y la Liga de Migrantes del Valle de Oregón

    Las granjas de Oregon prosperan en el valle de Willamette y son una parte crítica de los mercados nacionales e internacionales. Los trabajadores latinoamericanos son una parte crítica del sector agrícola en la economía de Oregón. Las agencias estatales y federales ayudaron a las granjas a emplear a muchas familias migrantes mexicano-estadounidenses que estaban enormemente desprotegidas y subrepresentadas políticamente. El Consejo Estatal de Iglesias de Oregón fue una de las primeras organizaciones en comenzar a atender las necesidades de los migrantes. El Consejo brindó servicios sociales a los residentes de campamentos de migrantes en Independence, McMinnville y otros lugares. El Consejo de Iglesias dio testimonio ante la Comisión de Trabajo Migratorio instando a la inspección de las condiciones de salud en los campos de trabajo agrícola de Oregon. El papel activista de la Iglesia proporcionó un aliado crucial a las comunidades latinoamericanas en Oregón. La creciente demanda de empleos agrícolas condujo al desarrollo de comunidades hispanas permanentes, y la Iglesia Católica sirvió como una importante institución social que ayudó a construir y sostener sus comunidades.

    La década de 1960 fue una década decisiva para las comunidades hispanas de Oregón. Varios líderes religiosos y cívicos en el Valle de Willamette, y otros defensores de los trabajadores migrantes, recibieron una subvención de la Oficina de Oportunidades Económicas y establecieron la Liga de Migrantes del Valle (VML) en Woodburn. La Oficina de Oportunidades Económicas fue una parte crítica del programa nacional Guerra contra la Pobreza del presidente Lyndon Johnson. Esta organización sirvió a siete condados del Valle de Willamette. Su misión se centró en la educación de los trabajadores agrícolas, el avance hacia el empleo de cuello blanco y el cuidado de toda la familia. Para 1967, la Liga informó que más de 200 trabajadores migrantes habían recibido diplomas de secundaria a través de programas apoyados por VML. La Liga de Migrantes del Valle apoyó el desarrollo profesional, asesoramiento y servicios de colocación para trabajadores agrícolas empleados estacionalmente. La Liga contaba con cinco Centros de Oportunidad con programas de educación de adultos, cuidado y servicios infantiles, contactos de campo y un periódico bilingüe. Los centros de oportunidad se ubicaron en Aumsville, Jefferson, Dayton, Hillsboro, Independence, Salem, Sandy-Gresham y Woodburn.

    César Chávez en mitin de Campesinos Unidos en Delano, California

    La Liga Migrante del Valle sintió que la pobreza engendra pobreza, y deseaban romper esa tendencia. La Liga se dedicó a la reforma social y a la autonomía para muchos campesinos que enfrentaban la explotación y el trato duro. “Los hombres no deben tropezar en la vida, sino que deben caminar erguidos, económica y socialmente así como espiritualmente”. La Liga de Migrantes del Valle buscó el empoderamiento de migrantes, exmigrantes y trabajadores agrícolas estacionales bajo la misión de justicia social y mejoramiento económico. El VML empleó estrategias cooperativas donde las familias se ayudaban mutuamente a construir viviendas. Obtuvieron préstamos de la Administración de Hogares de Agricultores (FHA) y utilizaron fondos para comprar tierras y materiales. La Autoridad Federal de Vivienda y Administración de Hogares Agrícolas financiaron la operación, pero su gestión estuvo bajo la junta directiva de VML. Los trabajadores migrantes se enfrentaban a desafíos en materia de vivienda, alimentación, saneamiento, salud y saneamiento, cuidado infantil y educación. A pesar de que son claves para el éxito de la agricultura de Oregón, quienes no tienen el estatus de ciudadanía estadounidense enfrentan una creciente discriminación por parte del gobierno federal y las fuerzas políticas conservadoras [2]

    César Chávez y boicots en Oregón

    A partir de 1970, los campesinos chicanos (mexicoamericanos) tomaron el control total de la Liga de Migrantes del Valle. La Liga Migrante del Valle fue sospechosa por la Oficina Federal de Investigaciones y otras agencias policiales para albergar subversivos y la Liga se consideró propensa a la infiltración comunista. [3] Recibieron oposición de comunidades locales y agricultores que no querían injerencia externa con la mano de obra agrícola. El VML se convirtió en el corazón y alma del Movimiento Chicano de Oregón, y mantuvo una presencia activa en la comunidad latinoamericana. Los senadores Ted Kennedy, Mark Hatfield y George McGovern tomaron conciencia de las condiciones empobrecidas de los trabajadores agrícolas en el valle de Willamette a través del trabajo de defensa del VML. El senador McGovern recorrió un campo de trabajo agrícola en el valle de Willamette y se sintió perturbado por las condiciones de trabajo. En la década de 1970 se utilizó una cantidad sustancial de trabajo infantil en el sector agrícola; una cuarta parte de los trabajadores asalariados agrícolas, o hasta 800 mil, eran menores de 16 años y algunos tenían tan solo seis años. En el valle de Willamette, 75 por ciento de los cosechadores de fresa y frijol eran niños que estuvieron expuestos a pesticidas como el DDT mientras trabajaban en los campos. El trabajo agrícola era una de las ocupaciones más peligrosas en ese momento debido a los pesticidas químicos, y los trabajadores sufrieron dolencias físicas por exposición a los químicos.

    César Chávez, el defensor de renombre nacional de los trabajadores agrícolas migrantes, vino a la Universidad Estatal de Portland para hablar en un mitin sobre un boicot a la uva en Estados Unidos en 1969. Chávez fue cortado de una tela similar a la del reverendo Martin Luther King, Jr. Fue un activista social no violento, y promovió los intereses de los campesinos latinoamericanos junto con Dolores Huerta. Él, al igual que King, fue un orador inspirador que encendió la imaginación y las energías de los latinoamericanos a través de su comprensión de su difícil situación. Chávez vino a la Universidad Estatal de Portland para hablar en un mitin sobre el boicot a la uva el 17 de diciembre de 1969. “Pero Dios sabe que no somos bestias de carga, no somos implementos agrícolas ni esclavos alquilados, somos hombres. Somos hombres encerrados en una lucha de muerte contra los mayores intereses corporativos de la nación”. [4] Chávez fue criticado por traer agitadores externos a las comunidades migrantes. La conciencia social para los trabajadores agrícolas surgió del Comité de Boicot de Portland, que centró su atención en una huelga de uva. El boicot a la uva fue asestado un golpe por parte del gobierno federal cuando el Ejército de Estados Unidos incrementó sus compras de uva en 350% a productores no sindicalizados. Estibadores de Portland se negaron a manejar las uvas cultivadas por los trabajadores de la costra. Trabajadores agrícolas de la Federación Americana del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO) bloquearon el envío de uvas no sindicales a Sudamérica.

    La Liga de Migrantes del Valle también trabajó para mejorar las oportunidades de los chicanos en colegios y universidades de Oregon. A través del programa de becas del VML, los primeros cuatro trabajadores migrantes en recibir títulos en Oregon se graduaron de Linfield College en McMinnville. César Chávez habló en el monte. Angel College, donde exmigrantes transformaron el colegio en el Colegio César Chávez de 1973 a 1983, y apoyó a los trabajadores que perseguían la educación superior como paso necesario para su independencia, “La educación no cambia las cosas de la noche a la mañana. Hace que el cambio sea posible e irreversible. No puede ser robada ni quitada. Se puede regalar sin perder nada de ello. Es algo para entregar a tus hijos y nietos como un tesoro familiar. Para mí la educación es muy importante”. Los latinos son la minoría étnica más poblada del estado, y han podido establecer centros culturales prósperos y edificios comunitarios en ciudades como Woodburn, Salem y Hillsboro. Ya no son sin voz, a través del activismo y la conciencia social, los latinoamericanos han logrado la representación política en Oregon. Son una parte crítica de la fuerza laboral de Oregon y tienen un legado duradero en el desarrollo histórico de Oregón.

    Derechos civiles para la comunidad gay de Oregon

    Otro grupo que lograría la autonomía y recibiría protecciones del gobierno del estado durante los albores del siglo XXI fue la comunidad LGBTQA+. En 1971, Oregon rescindió las leyes de sodomía, que apuntaban a los hombres homosexuales, y se organizaron la primera iglesia y periódico gay de Portland. Oregon ha experimentado más peleas de medidas electorales por los derechos LGBTQA+ que cualquier otro estado. A partir de 1988, la Alianza Ciudadana de Oregón (OCA) convenció a los votantes de Oregón de revocar la orden ejecutiva del gobernador Neil Goldschmidt que prohibía la discriminación en el gobierno estatal basada en la orientación sexual. El grupo conservador encabezado por Lon Mabon, cuyo grito de guerra era “no hay derechos especiales”, propuso una serie de otras medidas estatales y de condado. El grupo citó ideas vinculadas a los “males de la homosexualidad” y afirmó que los homosexuales eran depredadores sexuales de niños.

    En 1992, los votantes derrotaron la iniciativa de firma de la OCA, la Medida 9, que habría declarado a la homosexualidad “anormal y perversa”. El caso de la Corte Suprema de Lawrence v. Kansas en 2003 invalidó las leyes antisodomía como una violación del derecho de una persona a la privacidad. En 2004, los votantes aprobaron la Medida 36, que modifica la Constitución de Oregón para prohibir el matrimonio homosexual, y el matrimonio homosexual fue prohibido en otros 10 estados. Entonces, en 2007, Derechos Básicos Oregon obtuvo una doble victoria en la Legislatura de Oregón. Los legisladores aprobaron una ley de parejas de hecho, que permite que las parejas del mismo sexo disfruten de los mismos derechos matrimoniales que otras parejas bajo la ley estatal, y una ley que prohíbe la discriminación contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. En 2008, una decisión histórica tituló a las parejas del mismo sexo a la mayoría de los beneficios y responsabilidades de las parejas casadas, y se encontró con oposición. Para 2015, Oregon allanó el camino en apoyo del matrimonio entre personas del mismo sexo después de que el juez de la Corte de Distrito de Estados Unidos, Michael McShane, dictaminara que la enmienda constitucional del estado de 2004 que prohibía tales matrimonios era inconstitucional en relación con la cláusula de igualdad de protección de la 14ª

    Las tribus nativas americanas han aceptado históricamente las relaciones entre personas del mismo sexo LGBTQA/dos espíritus. La tribu india Coquille de Coos Bay, Oregon, adoptó una ley en 2008 que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. La ley se extiende a las parejas homosexuales y lesbianas, una de las cuales debe ser Coquille, y tendrán todos los beneficios tribales vinculados a su matrimonio. Fueron la primera tribu reconocida a nivel federal en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. La tribu posee 6,400 acres en la costa sur de Oregón y es el segundo empleador más grande en el condado de Coos. Ken Tanner, Jefe Tribal del Coquille de 1992 a 2014, declaró “Los nativos americanos son sensibles a la discriminación de cualquier tipo... Para nuestra tribu queremos que la gente camine en la piel de otras personas y aprenda a respetar las diferencias. A través de eso pensamos que construimos una comunidad más fuerte”. [5]

    Liderazgo ambiental y legado de Tom McCall

    Oregon enfrenta nuevos desafíos que plantea el cambio climático, incluida la desaparición de la capa de nieve, el aumento de las temperaturas y los incendios forestales generalizados anuales. Al mismo tiempo, Oregon está construyendo una vasta infraestructura de recursos de energía renovable para las necesidades económicas del futuro. La gente de Oregón ha llegado a amar su tierra y su belleza, y se han ganado el respeto por el delicado equilibrio entre las personas y su entorno. En el espíritu de Tom McCall, quien ayudó a preservar la belleza natural de Oregón, Oregón ha conservado un profundo legado ambiental que comenzó cuando era periodista que trabajaba para la estación de televisión de Portland NBC, KGW. En 1962, creó una exposición de degradación ambiental que se centró en la contaminación en el río Willamette, llamada “La contaminación en el paraíso”. El programa tocó a Crown Zellerbach y Georgia Pacific como algunos de los contaminadores y reprendió a las agencias federales por no hacer cumplir las leyes ambientales. McCall se convirtió en un reformador ambiental mientras estaba en el cargo, y en 1967 advirtió de “la invasión del comercialismo grosero” en las playas de Oregón y las amenazas de privatización de la industria inmobiliaria.

    El proyecto de ley 1601 de la Cámara definió áreas de playa y “declaró que los derechos públicos están incluidos dentro de las áreas de recreación estatales... [y] protegió y preservó los derechos del público”. McCall también fue fundamental en la conservación del 80 por ciento de la superficie terrestre adyacente al río Willamette en Oregón, que incluyó un programa de seis puntos para uso público y disfrute: un sistema de senderos recreativos, caminatas, ciclismo y paseos a lo largo de las orillas del río, un sistema de manejo escénico y una conservación sistema de servidumbre que brinda protección a las orillas de los ríos contra proyectos de construcción. El legado ambiental de McCall se puso en manos del público a través de su promesa, “Esta es tu tierra, para poseer, disfrutar y cuidar”. Algunas de sus respuestas a los estudiantes de primaria que le escribieron compartiendo sus preocupaciones sobre la contaminación en Oregon se adelantaron a su tiempo, “Tenemos que reducir el uso de nuestro automóvil. Necesitamos un cambio de actitud para que podamos pensar en términos de tener aire y agua limpios y tierra bien cuidada y no sólo pensar en meternos en productos y dólares”. [6] McCall también encabezó la primera factura de botella de la nación en 1971, y al año siguiente aprobó cerrar la fábrica de celulosa Boise Cascade Salem por no reducir sus emisiones que contaminaban el río Willamette. Cuando los trabajadores del molino protestaron, McCall les dijo que estaban siendo utilizados como peones para las ganancias y ganancias de la compañía. Para que la industria juegue limpio en Oregón, McCall sintió, “la industria debe venir aquí en nuestros términos, jugar el juego según nuestras reglas ambientales y ser miembros de la familia Oregon”. [7] También fundó la Comisión de Conservación y Desarrollo de Tierras, organismo que a la vez creó y aplicó regulaciones de planeación mucho más estrictas que las que antes existían. McCall también estaba preocupado por el crecimiento de la población comprometiendo la calidad de vida en Oregón cuando habló en una reunión de la Cámara de Comercio y declaró: “visítanos una y otra vez... Pero por el amor de Dios, no vengas aquí a vivir”. La gente en el sur de Oregón, especialmente, puede ser escuchada comentando juguetonamente sobre el número de californianos que se jubilan en sus comunidades. Muchos jóvenes que crecieron en California asisten a la universidad en Oregon, con muchos fanáticos del fútbol universitario, especialmente, asistiendo a la Universidad de Oregon en los últimos 5 años. [8]

    Los orégonos están vigilantes y divididos sobre las protecciones ambientales, y exigen transparencia al gobierno federal, que para muchos críticos se ha convertido en un accesorio de los intereses de cabildeo de las energías no renovables y “los desechos agarradores de la tierra”. [9] Oregón se enfrenta a nuevos desafíos a medida que continúan desarrollándose fuentes de energía sustentables. Varias represas hidroeléctricas en el río Klamath están previstas para su remoción en los próximos años, y grandes granjas de cáñamo solar e industrial están apareciendo en los condados de Klamath y Lake. En 2016, Oregon aprobó la Ley de Energía Limpia y Transición del Carbón comprometiendo al estado a estar libre de carbón y duplicando su inversión en tecnologías de energía solar y eólica. Actualmente, la energía del carbón es significativamente más cara que las alternativas más limpias como el gas natural, la solar y la eólica cuyo costo se ha desplomado en los últimos años. A medida que estos cambios toman forma, los orégonos continúan trabajando juntos para encontrar un equilibrio entre el desarrollo de la infraestructura y la preservación de nuestro patrimonio natural y cultural.

    Epílogo: La sociedad civil y el sueño del Edén

    “Que tu búsqueda vaya bien.

    Que sigamos encontrando acuerdo y alto propósito.

    Que podamos demostrar para siempre (por nuestra acción) que las personas pueden unirse para beneficio mutuo y mayor bien.

    Que sigamos trabajando juntos.

    Que enfrentemos y perduremos cada invierno con la primavera.. para siempre en nuestra mente”.

    Tom McCall Discurso de despedida a la Legislatura de Oregon 1975

    Oregon es un lugar de crecimiento y progreso, y una reserva natural o santuario. Se trata de una comunidad de activistas, trabajadores trabajadores, héroes y patriotas, los olvidados, y un pueblo forjado en el espíritu estadounidense. Miramos hacia el futuro en unidad. Juntos, los orégonos construirán sobre sus esperanzas y sueños cerrando brechas de ignorancia al unir a la gente y escucharse unos a otros.

    [1] Robbins, William: “Western Voices: Willamette Eden: El legado ambiguo”, Oregon Historical Quarterly, Vol. 99, No. 2 (Verano, 1998), pp. 189-218

    [2] En 1987 Oregón se convirtió en un estado santuario que prohíbe a las fuerzas del orden estatales y locales usar recursos públicos para arrestar o detener a personas cuyo único delito es estar en el país en violación de las leyes federales de inmigración. Un grupo activista llamado Oregonianos por la Reforma Migratoria buscó derogar la ley que permitiría a funcionarios federales ingresar a las ciudades y sacar a personas que son consideradas “ilegales”. En 2018, los orégonos votaron en contra de la Medida 105 por un amplio margen que habría derogado la ley santuario.

    [3] El robo a la oficina del FBI en Filadelfia ocurrió el 8 de marzo de 1971 durante el combate de boxeo de peso pesado entre Muhammad Ali y George Frazier liderado por Keith Forsyth y otros conspiradores. Revelaron un montón de documentos entre ellos COINTELPRO que era una operación de vigilancia secreta realizada por el FBI de J. Edgar Hoover con la intención de destruir grupos e individuos etiquetados como subversivos como los Panteras Negras, Martin Luther King. Jr, Nación del Islam y la Liga Migrante del Valle.

    [4] Colección de Registros de la Liga Migrante del Valle, Archivos OHS.

    [5] El orégano, 21 de agosto de 2008

    [6] Tom McCall Papeles MSS 625-1 Caja 3.

    [7] http://www.oregonlive.com/century/1970_index.html

    [8] Kaitlin Hakanson.

    [9] Una frase acuñada por el gobernador Tom McCall.


    This page titled 1.9: Fin del siglo XX y más allá is shared under a CC BY license and was authored, remixed, and/or curated by Athanasios Michaels (OpenOregon) .