Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

3.2: La Gran Mezquita (o Masjid-e Jameh) de Isfahán

  • Page ID
    104546
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    por

    Patio, La Gran Mezquita o Masjid-e Jameh de Isfahan (foto: reibai, CC BY 2.0)
    Figura\(\PageIndex{1\): Patio, La Gran Mezquita o Masjid-e Jameh de Isfahan (foto: reibai, CC BY 2.0)

    La mayoría de las ciudades con poblaciones musulmanas considerables poseen una mezquita congregacional primaria. Diversos en diseño y dimensiones, pueden ilustrar el estilo del período o región geográfica, las elecciones del patrón y la experiencia del arquitecto. Las mezquitas congregacionales a menudo se expanden en conjunción con el crecimiento y las necesidades de la umma, o comunidad musulmana; sin embargo, es poco común que dicha expansión y modificación continúen en un lapso de mil años. La Gran Mezquita de Isfahán en Irán es única en este sentido y por lo tanto disfruta de un lugar especial en la historia de la arquitectura islámica. Su configuración actual es la suma de actividades de construcción y decoración realizadas desde los siglos VIII hasta el XX. Se trata de un documental arquitectónico, encarnando visualmente las exigencias políticas y gustos estéticos de los grandes imperios islámicos de Persia.

    Vista a la calle del Gran Bazar de Isfahán con la cúpula de la Gran Mezquita a lo lejos (foto: Saif Alnuweiri, CC BY-NC-ND 2.0)
    Figura\(\PageIndex{2}\): Vista de calle del Gran Bazar de Isfahán con la cúpula de la Gran Mezquita a lo lejos (foto: Saif Alnuweiri, CC BY-NC-ND 2.0)

    Otro aspecto distintivo de la mezquita es su integración urbana. Ubicada en el centro de la ciudad vieja, la mezquita comparte muros con otros edificios colindantes en su perímetro. Por su inmenso tamaño y sus numerosas entradas (todas menos una inaccesible ahora), formó un eje peatonal, conectando la red arterial de caminos que cruzaban la ciudad. Lejos de ser un monumento sagrado insular, la mezquita facilitó la movilidad pública y la actividad comercial trascendiendo así su función principal como lugar de oración solamente.

    La estructura central de la mezquita data principalmente del siglo XI, cuando los turcos selyúcidas establecieron a Isfahán como su capital. Se hicieron adiciones y alteraciones durante la regla Il-Khanid, Timurid, Safavid y Qajar. Una mezquita anterior con un solo patio interior ya existía en la ubicación actual. Bajo el reinado de Malik Shah I (gobernado 1072-1092) y sus sucesores inmediatos, la mezquita creció a su actual diseño de cuatro iwan. En efecto, la Gran Mezquita de Isfahán es considerada el prototipo de futuras mezquitas de cuatro iwan (un iwan es un espacio abovedado que se abre por un lado a un patio).

    Plano de la mezquita de Monumentos modernes de la Perse mesurés, dessinés et décrits, éd. Morel, 1867
    Figura\(\PageIndex{3}\): Plano de la mezquita de Monumentos modernes de la Perse mesurés, dessinés et décrits, éd. Morel, 1867

    Uniendo los cuatro iwans en el centro hay un gran patio abierto al aire, que proporciona un espacio tranquilo del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Muelles y columnas de ladrillo sostienen el sistema de techado y permiten que las salas de oración se extiendan lejos de este patio central a cada lado. Las fotografías aéreas del edificio proporcionan una vista interesante; el techo de la mezquita tiene la apariencia de “bubble wrap” formado a través de la panoplia de cúpulas inusuales pero encantadoras que coronan su interior hipóstila.

    Mezquita, Isfahán, imaginería ©2014 DigitalGlobo. Datos del mapa ©2014 Google
    Figura\(\PageIndex{4}\): Gran Mezquita, Isfahán, imágenes ©2014 DigitalGlobo. Datos del mapa ©2014 Google

    Esta simplicidad del exterior de color tierra desmiente la complejidad de su decoración interna. Los plafones de cúpula (bajos) están elaborados en variados diseños geométricos y a menudo incluyen un óculo, una abertura circular hacia el cielo. Las bóvedas, a veces acanaladas, ofrecen iluminación y ventilación a un espacio que de otro modo sería oscuro. Disposición creativa de ladrillos, intrincados motivos en estuco y suntuosos azulejos (adiciones posteriores) armonizan el interior mientras deleitan simultáneamente al espectador a cada paso. De esta manera, el movimiento dentro de la mezquita se convierte en un viaje de descubrimiento y un paseo a través del tiempo.

    Vista del iwan sur desde la sala de oración (foto: Alan Cordova, CC BY-NC-ND 2.0)
    Figura\(\PageIndex{5}\): Vista del iwan sur desde la sala de oración (foto: Alan Cordova, CC BY-NC-ND 2.0)

    Dada su expansión expansiva, uno puede imaginar lo difícil que sería ubicar la dirección correcta para la oración. El qiwan de la parte sur del patio resuelve este acertijo. Es el único flanqueado por dos minaretes cilíndricos y también sirve como entrada a una de las dos grandes cámaras abovedadas dentro de la mezquita. Similar a sus tres contrapartes, este iwan luce una colorida decoración de azulejos y muqarnas o nichos tradicionales de cúspides islámicos. El interior abovedado estaba reservado para el uso del gobernante y da acceso al mihrab principal de la mezquita.

    Muqarnas, Iwan Sur (Foto: Fulvio Spada, CC BY-SA 2.0)
    Figura\(\PageIndex{6}\): Muqarnas, Iwan Sur (Foto: Fulvio Spada, CC BY-SA 2.0)

    La segunda habitación abovedada se encuentra sobre un eje longitudinal justo a través del patio de doble arco. Esta colocación opuesta y variada decoración subraya la enemistad política entre los respectivos mecenas; cada cúpula compite por la primacía a través de su posición y articulación arquitectónica. Nizam al-Mulk, visir de Malik Shah I, encargó la cúpula de la qobía en 1086. Pero un año después, cayó en desgracia con el gobernante y Taj al-Mulk, su némesis, con el apoyo de miembros femeninos de la corte, rápidamente lo reemplazó. La nueva cúpula del visir (abajo), construida en 1088, es más pequeña pero considerada una obra maestra de proporciones.

    Decoración interior de cúpula Taj-al-Mulk (norte) (foto: Matt Werner, CC BY-NC-SA 2.0)
    Figura\(\PageIndex{7}\): Decoración interior de cúpula Taj-al-Mulk (norte) (foto: Matt Werner, CC BY-NC-SA 2.0)

    Cuando el Shah Abbas I, gobernante de la dinastía safávida, decidió trasladar la capital de su imperio de Qazvin a Isfahán a finales del siglo XVI, hizo un centro imperial y mercantil completamente nuevo lejos de la antigua ciudad selyúcida. Si bien la nueva plaza y sus edificios contiguos, reconocidos por sus exquisitas decoraciones, renovaron el prestigio de Isfahán entre las primeras ciudades modernas del mundo, no se olvidó la importancia de la mezquita selyúcida y su influencia en la población. Este vínculo entre las actividades políticas, comerciales, sociales y religiosas no se enfatiza más que en el diseño arquitectónico del bazar cubierto de Isfahán. Su masiva bóveda de ladrillo y su extensa y sinuosa ruta conectan el centro safávido con el antiguo corazón de la ciudad, la Gran Mezquita de Isfahán.


    3.2: La Gran Mezquita (o Masjid-e Jameh) de Isfahán is shared under a not declared license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.