Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

1.5: Parcela

  • Page ID
    102083
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    Home5.1. Tensión, Resolución y Retraso

    Tradicionalmente, pensamos en la trama como lo que sucede, su historia. Sin embargo, no podemos separar estos eventos de los personajes o del tiempo y espacio narrativos. Asimismo, no son solo los eventos individuales los que resultan importantes, sino cómo el narrador los selecciona, organiza, conecta y relata.

    Como se definió anteriormente, la trama pasa de la tensión a la resolución, pero una historia que se resuelve demasiado rápido tiene poco interés. El narrador retrasa la resolución al aumentar la tensión de diversas maneras: fallas iniciales, problemas inesperados, la dificultad de encontrar un héroe. Todo esto y más ayudan a retardar la resolución y magnificar el problema. Por lo general, surgen tensiones menores y deben ser atendidas antes de la resolución de la tensión principal.

    El retraso de la acción también crea suspenso. A menudo, el suspenso y la sorpresa juegan un papel importante en el impacto de una historia. Si bien las narrativas bíblicas tienen una primera vez para cada lector, son contadas y contadas continuamente, y así normalmente sabemos lo que va a suceder. Su poder entonces debe radicar no tanto en lo que sucederá sino en cómo y por qué se resuelven las tensiones y en las preguntas o percepciones que plantea la historia.

    Al analizar un texto, es útil dividir la historia en sus momentos básicos y trazar la acción que se desarrolla. Estas divisiones están abiertas a alguna interpretación, y diferentes preocupaciones conducirán a diferentes divisiones. Los criterios básicos incluyen el cambio de hora o ubicación y la entrada o salida de los caracteres hablantes. Las divisiones deberían ser útiles y no correctas.

    Amit destaca la importancia de reconocer el momento de cambio cuando la tensión comienza a desentrañarse. [1] En esta historia, el mandamiento del Señor para que Moisés estire la mano en 14:16, pero no lo hace hasta las 14:21, y con eso, la tensión comienza a desentrañarse a pesar de que el final de esta historia nunca ha estado en duda.

    Home5.2. Repetición: Palabra clave, motivo y tema

    Robert Alter identifica la repetición como un sello particular de la narrativa bíblica, particularmente las repeticiones literales. Otros interesados en el desarrollo de estos textos han visto la repetición como un signo de que se han combinado diferentes tradiciones. Si bien esto es posible, los relatos cananeos de Baal utilizan mucha repetición, y críticos como Alter han subrayado la función literaria de estas repeticiones más que su ser signos de diferencia. [2]

    Como es cierto para toda la literatura, cualquier cosa que se repita merece una atención especial porque los narradores utilizan la repetición para crear énfasis, diseño y tiempo. La insistencia en repetir palabras y frases proporciona una pista importante sobre lo que el narrador quiere que se concentre la audiencia. La repetición también crea ritmo y diseño. A menudo aparece en grupos de tres o tres más uno. Finalmente, la repetición le da tiempo al público; sin él, la acción se movería demasiado rápido para captar intelectual, emocional e imaginativamente.

    Las palabras o frases que se repiten se identifican como “palabras clave”. Las imágenes recurrentes se llaman” motivos”. Por lo general, los motivos reflejan ideas recurrentes, llamadas “temas”.

    La palabra clave “perseguir” aparece en 14:4, 8, 9, 23 y define la búsqueda equivocada del faraón.

    La columna de nube y fuego sirve como motivo que manifiesta el poder protector y el misterio de Dios. [3]

    El motivo de la “mano” juega un papel importante aquí. En Éxodo 14:16, 21, 26, 27, el “estiramiento de la mano” de Moisés sirve como expresión concreta para el poder divino que trabaja a través de él. La palabra hebrea para “mano” también aparece en 14:8, “con mano alta” traducida como 'audazmente”, y en 14:30 donde se omite, y en 14:31 como “palabra” en “la gran obra del Señor”. Es posible que el inglés no revele todas las instancias. La Edición Revisada de la Nueva Biblia Americana, por ejemplo, a menudo traduce la palabra hebrea para “mano” como “poder”. Si bien hay recursos para ayudar a quienes tienen poco o ningún hebreo a descubrir estas palabras ocultas, los lectores no necesitan descubrirlo todo para apreciar el poder de estas historias.

    La búsqueda de palabras clave y motivos recurrentes suele ser la forma más fácil de comenzar un análisis de una historia.

    Home5.3. Secuencia y Arreglo

    Por lo general, el narrador relata la acción secuencialmente, es decir, en el orden en que la acción se desarrolla en el tiempo. Esta progresión ordenada crea un sentido de causa y efecto aunque el narrador no pueda afirmar literalmente que A causa B. La coherencia del orden normaliza los eventos y les da un reclamo poderoso como un relato confiable sin ninguna otra corroboración. Esta confiabilidad puede ser un reclamo a la historicidad o simplemente un reclamo a la verdad. [4]

    A veces el narrador introduce un flashback para proporcionar la información necesaria del pasado. En otras ocasiones, un flashforward vincula el presente con un evento futuro. En la narrativa bíblica, las profecías pueden servir a esta función. Aquí el Señor predice en 14:3 que Faraón perseguirá y en 14:4 dice: “Recibiré gloria por medio del Faraón y de todo su ejército”. Esta historia no tiene suspenso; su resolución es clara desde el principio.

    Como señala Chatman, “cada arreglo produce una trama diferente, y se pueden hacer muchas tramas a partir de la misma historia”. [5]

    Home5.4. Duración o Tiempo Narrativo

    Como se discutió anteriormente, cuanto más tiempo narrativo recibe un elemento, mayor es su importancia. Dado que los relatos bíblicos ponen gran valor a la economía, debemos prestar especial atención a las escenas más largas. En esta historia, la resolución con la fuga de Israel y la destrucción de los egipcios ocupa casi la mitad del tiempo narrativo. El narrador deja la resolución absolutamente clara y nos da tiempo para captar su significado.

    Home5.5. Frecuencia

    La frecuencia es el nombre de Gérard Genette para la repetición de eventos. Un evento puede ser contado una vez, o varias veces; de igual manera, algo que sucedió muchas veces puede contarse solo una vez. [6] De particular interés para la Biblia es la idea de un solo evento contado varias veces. Como se señaló anteriormente en la sección 2.3, la Biblia cuenta la Historia del Mar Rojo varias veces desde puntos de vista algo diferentes. Incluso en Éxodo 13:17 — 14:31, la historia se cuenta o resume desde varios puntos de vista, y esta capa agrega complejidad a nuestra comprensión. Si bien los interesados en la composición de la historia final pueden separarlos en diferentes hilos, el texto final utiliza la frecuencia para crear una complejidad que preserva el misterio, particularmente el misterio de Dios.

    Home5.6. Brechas

    El narrador no lo cuenta todo. Si la historia es un viaje, el narrador presume que el público está familiarizado con los viajes de su propia experiencia. Por lo tanto, no hay necesidad de llenar los vacíos. Con la Biblia, también hay una brecha entre su experiencia y la nuestra. Su idea de un viaje y la nuestra pueden ser tan diferentes que necesitamos información para apreciar lo que quieren decir con “viaje” o “casa” o “gobernante”.

    El llenado de otras lagunas involucra al lector en la interpretación de la narrativa. [7] En esto, el lector debe encontrar un medio camino entre subleer y sobreleer, entre muy poca imaginación y demasiada. La sobrelectura encuentra conexiones que no están a tierra en el texto, y la sublectura no ve las pistas que proporciona el texto. A veces, nuestra comprensión de una historia gira en torno a cómo llenamos un vacío crucial. Los caracteres redondos suelen venir con huecos. El narrador aporta pistas sobre sus motivos o sentimientos pero no los afirma por completo. El público queda para llenar los vacíos de lo dicho. [8] Justo arriba en 4.3, lo he hecho argumentando que la decisión del Faraón de perseguir a Israel es una señal de su terquedad y su negativa a reconocer al Señor como Dios. El narrador no dice esto exactamente, pero he argumentado que el texto invita a esta comprensión.

    Home5.7. Parcelas Básicas

    Las historias contadas y contadas de una generación a otra llevan los valores fundamentales y la identidad de una comunidad. Estas historias tradicionales ofrecen a las personas un paradigma para enfrentar las posibilidades y fracasos que conlleva estar vivo. Christopher Booker ha argumentado que siete tramas básicas reflejan las tensiones básicas de la vida. [9]

    • Superar al monstruo o la narrativa de batalla: La amenaza física de
      un enemigo trae consigo a un héroe que triunfa. La victoria representa el mayor triunfo de los valores y la cultura de una sociedad sobre las fuerzas del caos.
    • Trapos a las riquezas:
      Un héroe comienza en la pobreza y la debilidad pero llega a poseer una gran riqueza y poder. Explora los temas de independencia y poder.
    • Journey quest:
      Un héroe va en busca de alguien o algo y no cede hasta que se encuentra. Esta trama examina lo que vale la pena desearse y su costo.
    • Viaje de viaje y regreso:
      El héroe sale de casa y se muda a un mundo diferente y desconocido antes de regresar a casa. La maduración y la transformación suelen ser temas importantes.
    • Comedia:
      Los personajes comienzan en confusión y separación pero llegan a una identidad más clara que trae unión, lo que a menudo significa matrimonio.
    • Tragedia:
      El personaje principal parece prosperar, pero por el pecado o defecto o destino, los acontecimientos giran, y la resolución trae destrucción.
    • Renacimiento:
      Alguien en una situación parecida a la muerte renace. Estas historias celebran el poder de la vida sobre la muerte.

    Booker también nombra tres subparcelas recurrentes:

    • Convocatoria y comisión:
      Alguien encarga a otro que lleve a cabo una tarea, o alguien pide y recibe una comisión o permiso. Esta subtrama suele tocar temas de deber y servicio.
    • Prueba:
      Alguien debe superar un obstáculo externo antes de proceder a lidiar con la tensión mayor. El éxito del héroe revela su valía.
    • Tentación:
      Una persona acosada por tentaciones de apetito (comida, sexo, placer, riqueza) o animus (ira, orgullo, envidia, ambición) debe ganar o mostrar el dominio propio de un héroe digno.

    Si bien una trama básica suele dominar una narrativa, las historias las combinan de diversas maneras para contar su historia particular. La capacidad del público para conectar historias individuales con estas tramas básicas cumple dos funciones. Primero, les permite seguir una historia más fácilmente porque saben qué esperar. Segundo, pueden identificar no sólo lo que es similar sino, lo que es más importante, lo que es diferente y específico en cada historia. Ofrezco un examen más completo de este tema en mi artículo “Parcelas básicas en la Biblia”.

    Home5.8. Cierre e Interpretación

    El público espera que el narrador resuelva las tensiones para que todo se junta. Esto significa no solo la trama sino también las preguntas sobre cómo funciona o no el mundo. Cuando todo está resuelto, entonces hay cierre. [10]

    Los últimos cincuenta años o más han enfatizado el papel del lector en forjar el significado de una historia. Las preguntas y entendimientos de los lectores dan forma a su capacidad para encontrar relaciones dentro y con el texto. Estos presuposiciones tienden a llevar a los lectores a conclusiones que esperan. Aún así, las narrativas plantean preguntas continuamente o desafían descaradamente nuestras presuposiciones. Voces, como las de los deconstruccionistas o los posmodernos, señalan que una resolución suele dejar atrás elementos que no encajan o que incluso socavan la coherencia “obvia” del texto. Para algunos críticos, este vuelco de coherencia se erige como el propósito principal de la narrativa, y parecen dejar poco o nada en pie. [11]

    Por otro lado, quienes llegan a estos textos con un sistema de creencias y pertenecen a una comunidad de creyentes pueden encontrar tanto afirmación como desafío. Sus creencias aportarán límites a su interpretación, y la comunidad proporcionará un contexto y una guía para generar significado. Aun así, deben protegerse de encontrar sólo lo que quieren encontrar. Como insisten los intérpretes deconstruccionistas y posmodernos, estos textos cuestionan legítimamente nuestras estrechas expectativas.

    Home5.9. Notas al pie de página para la Sección 5

    [1] Amit, Lectura Narrativa Bíblica, 47.

    [2] Alter, Arte de la narrativa bíblica , 111-117.

    [3] Éxodo 13:21 ,22; 14:19, 20, 24; cf. Propp, Éxodo, 549-550.

    [4] Abbott, Introducción, 46-52.

    [5] Chatman, Historia y Discurso, 43.

    [6] Genette, discurso narrativo, 113-116.

    [7] Meir Sternberg, La poética de la narrativa bíblica: la literatura ideológica y el drama de la lectura (Bloomington, IN: Indiana University Press, 1985) 186.

    [8] Abbott, Introducción , 86-95.

    [9] Christopher Booker. Las siete tramas básicas: por qué contamos historias (Londres, Reino Unido: Continuum International Publishing Group, 2004) 21-213.

    [10] Abbott, Introducción , 47-50.

    [11] Terry Eagleton, Teoría literaria: una introducción (Minneapolis, MN: University of Minnesota Press, 2008) 190-208.

     


    This page titled 1.5: Parcela is shared under a CC BY-NC-SA 4.0 license and was authored, remixed, and/or curated by Harry Hagan, OSB (PALNIPress) .