Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

7.4: ¿Qué son las emociones?

  • Page ID
    65038
    • Anonymous
    • LibreTexts

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    Objetivos de aprendizaje

    1. Entender lo que define las emociones.
    2. Identificar los diferentes tipos de emociones que experimentan las personas.
    3. Entender el contagio de las emociones.

    Tipos de Emociones

    Los analistas financieros miden el valor de una empresa en términos de ganancias y acciones. Para los empleados, sin embargo, el valor de un trabajo también es emocional. La raíz de la palabra emoción proviene de un término francés que significa “ despertar”. Y ese es un gran lugar para comenzar nuestra investigación de las emociones en el trabajo. De manera más formal, una emoción se define como un sentimiento corto, intenso resultante de algún evento. No todos reaccionan a la misma situación de la misma manera. Por ejemplo, la forma de hablar de un gerente puede hacer que una persona se sienta motivada, otra se sienta enojada y una tercera se sienta triste. Las emociones pueden influir en si una persona es receptiva a los consejos, si deja un trabajo y cómo se desempeña individualmente o en equipo (Cole, Walter, & Bruch, 2008; George & Jones, 1996; Gino & Schweitzer, 2008). Por supuesto, como sabes, las emociones pueden ser positivas o negativas.

    Emociones positivas como la alegría, el amor y la sorpresa son el resultado de nuestra reacción a los eventos deseados. En el lugar de trabajo, estos eventos pueden incluir lograr una meta o recibir elogios de un superior. Las personas que experimentan una emoción positiva pueden sentirse pacíficas, contentas y tranquilas. Un sentimiento positivo genera la sensación de tener algo que antes no tenías. En consecuencia, puede hacer que te sientas realizado y satisfecho. Se ha demostrado que los sentimientos positivos disponen a una persona al optimismo, y un estado emocional positivo puede hacer que los desafíos difíciles se sientan más alcanzables (Kirby, 2001). Esto se debe a que ser positivo puede llevar a espirales positivas ascendentes donde tu buen humor trae resultados positivos, reforzando así el buen humor (Frederickson & Joiner, 2002).

    Figura\(\PageIndex{9}\): La investigación muestra que actuar de manera positiva en el trabajo puede ayudarte a volverte más feliz con el tiempo, ya que las emociones pueden verse influenciadas por las acciones. Pixabay.com — CC0 dominio público.

    Las emociones también son útiles para las tareas creativas, porque los individuos positivos tienden a ser más creativos y abiertos a nuevas ideas. Además de ayudar con la creatividad de los empleados, empresas como Microsoft Corporation a menudo quieren entender qué características de sus productos producen no solo altas calificaciones de usabilidad sino también altas calificaciones emocionales. Los individuos con fuertes reacciones emocionales positivas tienen más probabilidades de usar su producto y recomendarlo a otros (Weller, 2008). Esto es algo que Apple Inc. ha sido conocida por hacer bien, ya que sus productos tienden a evocar fuertes emociones positivas y lealtad de sus usuarios.

    Figura\(\PageIndex{10}\): Al crear productos a los que los usuarios sienten una reacción emocional, Apple ha revolucionado la forma en que se experimenta la música. Wikimedia Commons — CC BY-SA 3.0.

    Las emociones negativas como la ira, el miedo y la tristeza pueden resultar de eventos no deseados. En el lugar de trabajo, estos eventos pueden incluir no escuchar sus opiniones, falta de control sobre su entorno cotidiano e interacciones desagradables con colegas, clientes y superiores. Las emociones negativas juegan un papel en el proceso de conflicto, ya que quienes pueden manejar sus emociones negativas se encuentran en menos conflictos que los que no.

    Los efectos secundarios no deseados de las emociones negativas en el trabajo son fáciles de ver: Un colega enojado se queda solo para trabajar a través de la ira; un colega celoso es excluido de los chismes de oficina, que también es fuente de importantes noticias de oficina. Pero tal vez te sorprenda saber que las emociones negativas pueden ayudar a la productividad de una empresa en algunos casos. La ira ante el éxito de otra compañía, por ejemplo, puede provocar una explosión de esfuerzo positivo en nombre de un competidor. Los celos por las cifras de ventas de otra división pueden inspirar a una división rival a trabajar más duro. Si bien las emociones negativas pueden ser destructivas en el lugar de trabajo, pueden inspirar ráfagas de valiosa acción individual para cambiar situaciones que no funcionan como deberían (Jordan, Lawrence y Troth, 2006). La clave es promover las emociones positivas y trabajar para manejar las negativas para que no se difundan por toda la organización y se conviertan en la norma.

    Contagio Emocional

    Tanto las emociones positivas como las negativas pueden ser contagiosas, con la propagación de emociones negativas que duran más que las emociones positivas. [1] Como puede haber experimentado en el pasado, el contagio puede ser especialmente destacado en un entorno de equipo. La investigación muestra que las emociones son contagiosas y que los miembros del equipo se afectan entre sí incluso después de tener en cuenta el desempeño del equipo (Ilies, Wagner, & Morgeson, 2007). Una explicación de la tendencia de las emociones negativas a quedarse puede ser una conexión más fuerte con las situaciones de lucha o huida que experimentan las personas. La ira, el miedo y la sospecha son mensajes intencionalmente desagradables que nos instan a tomar medidas de inmediato. Y para asegurarnos de que obtenemos el mensaje, estas emociones se quedan por ahí.

    La investigación muestra que algunas personas son más susceptibles al contagio emocional que otras (Papousek, Freudenthaler, & Schulter, 2008). Pero en general, cuando el jefe está contento, el personal está contento (Bono & Ilies, 2006). También podemos imaginar cómo se pueden transferir las emociones negativas. Imagina que estás trabajando detrás del mostrador en un restaurante de comida rápida. Tu estado de ánimo está bien, hasta que un cliente discute contigo sobre un pedido. Usted argumenta de nuevo. El cliente se va en una bocanada. Tus emociones de ira continúan, convirtiéndose en sentimientos negativos que perduran a lo largo del día. Como puedes adivinar, es más probable que cometas errores y te molestan los desafíos ordinarios cuando experimentas emociones negativas. Sin control, tus emociones negativas pueden extenderse a quienes te rodean. Una interacción negativa con un cliente puede extenderse a las interacciones con otro cliente (Pugh, 2001; Hareli y Rafaeli, 2007).

    OB Toolbox: Practica cambiar tus emociones

    Los atletas olímpicos entrenan para obtener el máximo rendimiento estimulando sus cerebros para creer que acaban de correr una carrera récord. Puedes hacer lo mismo para experimentar diferentes estados de ánimo. Al proporcionar a tu cerebro el estímulo externo de la felicidad o la tristeza, puedes crear esos sentimientos. ¡Pruébalo!

    Lo mejor es practicar esto cuando te sientes relativamente tranquilo. Para darte un punto de partida neutro, cierra los ojos y respira lentamente. Ahora, suelte el aliento. Abre los ojos y sonríe bien. Deja que tus ojos se arrugen. Ahora sonríe un poco más.

    Los cambios que conscientemente has hecho en tu expresión están señalando a tu cuerpo que se ha producido un evento positivo. ¿Cómo te afecta esto emocionalmente?

    Responde estas preguntas para averiguarlo:

    ¿Te sientes más o menos enérgico mientras sonríes? ¿Más o menos tranquilo? ¿Más o menos optimista? ¿Cómo se compara el sentimiento resultante de tus cambios físicos con tus sentimientos un momento antes?

    Ahora, intentemos lo contrario: Cierra los ojos y respira y exhala lentamente, como se detalló anteriormente, para despejar tu “pizarra emocional”. Entonces abre los ojos. Tire hacia abajo de las comisuras de la boca. Abre bien los ojos. Acabas de señalar a tu cuerpo que algo negativo ha ocurrido.

    Anota tus sentimientos usando la lista anterior. ¿Cómo se comparan estos sentimientos con tus sentimientos de “felicidad intencional”?

    Ahora considere esto: el Dr. Aston Trice de Mary Baldwin College en Virginia encontró que el humor tiene efectos que alteran el estado de ánimo. A los sujetos se les dio una tarea frustrante. Después, a la mitad se les mostraron caricaturas. Quienes habían visto las caricaturas superaron su frustración y atacaron una nueva prueba con entusiasmo y confianza renovados, en comparación con aquellos sujetos que no habían tenido el interludio humorístico (Colino, 2006).

    Claves para llevar

    Las emociones sirven para muchos propósitos y afectan a las personas en el trabajo. Hay emociones positivas y negativas, y ambas pueden ser útiles para motivarnos a trabajar más duro. Las emociones son maleables y también pueden ser contagiosas.

    Ejercicios

    1. ¿Qué tan fácil crees que es “manejar” las emociones?
    2. ¿Qué tipos de emociones son más aceptadas socialmente en el lugar de trabajo? ¿Por qué crees que es esto?
    3. ¿Cuáles son los factores que afectan tus emociones?
    4. Comparte un ejemplo de contagio emocional positivo o negativo. ¿Cómo empezó y se detuvo?
    5. ¿Qué haces, en todo caso, para intentar cambiar cómo te sientes? ¿Qué tan efectivas son tus estrategias?

    Referencias

    Bono, J. E., & Ilies, R. (2006). Carisma, emociones positivas y contagio del estado de ánimo. Liderazgo Trimestral, 17, 317—334.

    Cole, M. S., Walter, F., & Bruch, H. (2008). Mecanismos afectivos que vinculan la conducta disfuncional con el desempeño en equipos de trabajo: Un estudio de mediación moderada. Revista de Psicología Aplicada, 93, 945—958.

    Colino, S. (2006, 30 de mayo). Esa mirada, es atrapante. Washington Post, p. HE01.

    Frederickson, B. L., & Joiner, T. (2002). Las emociones desencadenan espirales ascendentes hacia el bienestar emocional. Ciencia Psicológica, 13, 172—175.

    George, J. M, & Jones, G. R. (1996). La experiencia del trabajo y las intenciones de rotación: Efectos interactivos del logro de valor, la satisfacción laboral y el estado de ánimo positivo. Revista de Psicología Aplicada, 81, 318—325.

    Gino, F., & Schweitzer, M. E. (2008). Cegado por la ira o sentir el amor: Cómo las emociones influyen en la toma de consejos. Revista de Psicología Aplicada, 93, 1165—1173.

    Hareli, S., & Rafaeli, A. (2007). Ciclos emocionales: Sobre la influencia social de la emoción en las organizaciones. Investigación en Comportamiento Organizacional, 28, 35—59.

    Ilies, R., Wagner, D. T., & Morgeson, F. P. (2007). Explicación de los vínculos afectivos en equipos: Diferencias individuales en susceptibilidad al contagio e individualismo-colectivismo. Revista de Psicología Aplicada, 92, 1140—1148.

    Jordan, P. J., Lawrence, S. A., & Troth, A. C. (2006). Emociones y afrontamiento del conflicto: Una introducción. Revista de Gestión y Organización, 12, 98—100.

    Kirby, L. (2001). Personalidad, fisiología y desempeño: Los efectos del optimismo en el compromiso con la tarea. Recuperado el 1 de junio de 2008, de University of Pennsylvania, Positive Psychology Center Sitio web: www.ppc.sas.upenn.edu/institute2001 shortsummaries.htm #LK.

    Papousek, I., Freudenthaler, H. H., & Schulter, D. (2008). La interacción de percibir y regular las emociones al infectarse con estados de ánimo positivos y negativos. Personalidad y Diferencias Individuales, 45, 463—467.

    Pugh, S. D. (2001). Servicio con una sonrisa: Contagio emocional en el encuentro de servicio. Revista Academia de Gestión, 44, 1018—1027.

    Weller, M. H. (2008). Microsoft se emociona con la actualización de software empresarial. Semana Informativa. Recuperado el 1 de junio de 2008, de www.InformationWeek.com/News/Windows/Microsoft_News/ShowArticle. jhtml'articleid=206903128.


    1. La lingüística puede ser una pista de emociones, según la investigación de Penn State. (2005, 24 de enero). Recuperado el 1 de junio de 2008, del sitio Web ScienceDaily: www.sciencedaily.com_/release... 0123213111.htm.

    This page titled 7.4: ¿Qué son las emociones? is shared under a CC BY-NC-SA license and was authored, remixed, and/or curated by Anonymous.