Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

5: Gobernar el Estado - Autoridad, Poder e Igualdad

  • Page ID
    99857
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \(\newcommand{\avec}{\mathbf a}\) \(\newcommand{\bvec}{\mathbf b}\) \(\newcommand{\cvec}{\mathbf c}\) \(\newcommand{\dvec}{\mathbf d}\) \(\newcommand{\dtil}{\widetilde{\mathbf d}}\) \(\newcommand{\evec}{\mathbf e}\) \(\newcommand{\fvec}{\mathbf f}\) \(\newcommand{\nvec}{\mathbf n}\) \(\newcommand{\pvec}{\mathbf p}\) \(\newcommand{\qvec}{\mathbf q}\) \(\newcommand{\svec}{\mathbf s}\) \(\newcommand{\tvec}{\mathbf t}\) \(\newcommand{\uvec}{\mathbf u}\) \(\newcommand{\vvec}{\mathbf v}\) \(\newcommand{\wvec}{\mathbf w}\) \(\newcommand{\xvec}{\mathbf x}\) \(\newcommand{\yvec}{\mathbf y}\) \(\newcommand{\zvec}{\mathbf z}\) \(\newcommand{\rvec}{\mathbf r}\) \(\newcommand{\mvec}{\mathbf m}\) \(\newcommand{\zerovec}{\mathbf 0}\) \(\newcommand{\onevec}{\mathbf 1}\) \(\newcommand{\real}{\mathbb R}\) \(\newcommand{\twovec}[2]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\ctwovec}[2]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\threevec}[3]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \\ #3 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\cthreevec}[3]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \\ #3 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\fourvec}[4]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\cfourvec}[4]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\fivevec}[5]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \\ #5 \\ \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\cfivevec}[5]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \\ #5 \\ \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\mattwo}[4]{\left[\begin{array}{rr}#1 \amp #2 \\ #3 \amp #4 \\ \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\laspan}[1]{\text{Span}\{#1\}}\) \(\newcommand{\bcal}{\cal B}\) \(\newcommand{\ccal}{\cal C}\) \(\newcommand{\scal}{\cal S}\) \(\newcommand{\wcal}{\cal W}\) \(\newcommand{\ecal}{\cal E}\) \(\newcommand{\coords}[2]{\left\{#1\right\}_{#2}}\) \(\newcommand{\gray}[1]{\color{gray}{#1}}\) \(\newcommand{\lgray}[1]{\color{lightgray}{#1}}\) \(\newcommand{\rank}{\operatorname{rank}}\) \(\newcommand{\row}{\text{Row}}\) \(\newcommand{\col}{\text{Col}}\) \(\renewcommand{\row}{\text{Row}}\) \(\newcommand{\nul}{\text{Nul}}\) \(\newcommand{\var}{\text{Var}}\) \(\newcommand{\corr}{\text{corr}}\) \(\newcommand{\len}[1]{\left|#1\right|}\) \(\newcommand{\bbar}{\overline{\bvec}}\) \(\newcommand{\bhat}{\widehat{\bvec}}\) \(\newcommand{\bperp}{\bvec^\perp}\) \(\newcommand{\xhat}{\widehat{\xvec}}\) \(\newcommand{\vhat}{\widehat{\vvec}}\) \(\newcommand{\uhat}{\widehat{\uvec}}\) \(\newcommand{\what}{\widehat{\wvec}}\) \(\newcommand{\Sighat}{\widehat{\Sigma}}\) \(\newcommand{\lt}{<}\) \(\newcommand{\gt}{>}\) \(\newcommand{\amp}{&}\) \(\definecolor{fillinmathshade}{gray}{0.9}\)

    La Autoridad Política 48 describe cualquiera de los principios morales que legitiman las diferencias entre los derechos y deberes de los individuos en virtud de su relación con el Estado. La autoridad política otorga a los miembros de un gobierno el derecho de gobernar sobre los ciudadanos utilizando la coerción si es necesario (es decir, legitimidad política), al tiempo que impone una obligación para los ciudadanos de obedecer órdenes de gobierno (es decir, obligación política).

    Una cuestión central en la filosofía política es “¿Hasta qué punto es legítima la autoridad política?” Las opiniones van desde la autoridad política sin legitimidad (anarquismo filosófico) hasta la autoridad política siendo prácticamente ilimitada en su alcance (totalitarismo).

    Política (o Social) La igualdad 49 es un estado de cosas en el que todas las personas dentro de una sociedad específica o grupo aislado tienen el mismo estatus en ciertos aspectos, incluidos los derechos civiles, la libertad de expresión, los derechos de propiedad y la igualdad de acceso a ciertos bienes y servicios sociales. Sin embargo, también incluye conceptos de equidad en salud, igualdad económica y otros valores sociales. También incluye la igualdad de oportunidades y obligaciones, y así involucra a toda la sociedad. La igualdad social requiere la ausencia de límites de clase social o casta legalmente aplicados y la ausencia de discriminación motivada por una parte inalienable de la identidad de una persona. Por ejemplo, el sexo, género, raza, edad, orientación sexual, origen, casta o clase, ingresos o bienes, idioma, religión, convicciones, opiniones, salud o discapacidad no deben dar lugar a un trato desigual ante la ley y no deben reducir las oportunidades injustificadamente.

    La “igualdad de oportunidades” se interpreta como juzgada por la capacidad, que es compatible con una economía de libre mercado. Los problemas relevantes son la desigualdad horizontal, la desigualdad de dos personas de mismo origen y capacidad y diferentes oportunidades que se dan a los individuos, como en la educación o por el capital heredado.

    Las concepciones de igualdad social pueden variar según la filosofía y el individuo y, aparte del igualitarismo, no requiere necesariamente que todas las desigualdades sociales sean eliminadas por medios artificiales sino que a menudo reconoce y respeta las diferencias naturales entre las personas.

    Ontológico

    El estándar de igualdad que establece que todos son creados iguales al nacer se llama igualdad ontológica. Este tipo de igualdad se puede ver en muchos lugares diferentes como la Declaración de Independencia. Este documento temprano, que afirma muchos de los valores de los Estados Unidos de América, tiene incrustada esta idea de igualdad. Afirma claramente que “todos los hombres son creados iguales, que están dotados por su Creador de ciertos Derechos inalienables”. El enunciado refleja la filosofía de John Locke y su idea de que todos somos iguales en ciertos derechos naturales. Si bien este estándar de igualdad se ve en documentos tan importantes como la Declaración de Independencia, es “uno que no suele invocarse en los debates políticos en estos días”. Sin embargo, esta noción de igualdad se utiliza a menudo para justificar desigualdades como la desigualdad material. Dalton Conley afirma que la igualdad ontológica se utiliza para justificar la desigualdad material poniendo un foco en el hecho, legitimado por la teología, de que “la distribución del poder y los recursos aquí en la tierra no importa, porque todos somos igualmente hijos de Dios y tendremos que enfrentar a nuestro creador al morir”. Dalton Conley, el autor de You May Ask Yourself, afirma que la igualdad ontológica también puede ser utilizada para exponer la noción de que la pobreza es virtud. Luciano Floridi, autor de un libro sobre información, escribió sobre lo que él llama el principio de igualdad ontológica. Su trabajo sobre ética de la información plantea la importancia de la igualdad a la hora de presentar información. Aquí una breve muestra de su trabajo:

    La ética de la información es imparcial y universal porque lleva a término final el proceso de ampliación del concepto de lo que puede contar como centro de una reivindicación moral (por mínima que sea), que ahora incluye cada instancia de ser entendido informacionalmente, sin importar si se implementa físicamente o no. En este sentido, la ética de la información sostiene que toda entidad como expresión de ser, tiene una dignidad constituida por su modo de existencia y esencia (la colección de todas las propiedades elementales que la constituyen por lo que es), las cuales merecen ser respetadas (al menos en un sentido mínimo y anulable), y por lo tanto, colocar reclamos morales sobre el agente que interactúa y debe contribuir a la restricción y orientación de sus decisiones y comportamientos éticos.

    Floridi continúa alegando que este “principio de igualdad ontológica significa que cualquier forma de realidad (cualquier instancia de información/ser), simplemente por el hecho de ser lo que es, goza de un mínimo, inicial, anulable, igual derecho a existir y desarrollarse de una manera que sea apropiada a su naturaleza”. Los valores en sus afirmaciones se correlacionan con los mostrados en el libro de texto sociológico You May Ask Yourself de Dalton Conley. La noción de “igualdad ontológica” describe la igualdad diciendo que todo es igual por naturaleza. Todos son creados iguales al nacer. Todo tiene igual derecho a existir y desarrollarse por su naturaleza.

    Oportunidad

    Otro estándar de igualdad es la igualdad de oportunidades, “la idea de que todos tienen las mismas posibilidades de lograr riqueza, prestigio social, y poder porque las reglas del juego, por así decirlo, son las mismas para todos”. Este concepto se puede aplicar a la sociedad diciendo que nadie tiene ventaja inicial. Esto significa que, para cualquier tema de igualdad social que trate de riqueza, prestigio social, poder, o cualquiera de ese tipo, el estándar de igualdad de oportunidades puede defender la idea de que todos tuvieron el mismo comienzo. Esto ve a la sociedad casi como un juego y cualquiera de las diferencias en igualdad se debe a la suerte y jugar el “juego” a la mejor capacidad de uno. Conley da un ejemplo de este estándar de igualdad al usar un juego de Monopoly para describir a la sociedad. Afirma que “Monopoly sigue las reglas de igualdad de oportunidades” al explicar que todos tenían la misma oportunidad al iniciar el juego y cualquier diferencia fue resultado de la suerte del tirado de dados y la habilidad del jugador para tomar decisiones en beneficio de su riqueza. Comparando este ejemplo con la sociedad, el estándar de igualdad de oportunidades elimina la desigualdad porque las reglas de los juegos en la sociedad siguen siendo justas y las mismas para todos; por lo tanto, haciendo justas las desigualdades existentes en la sociedad. Lesley A. Jacobs, autora de Persiguiendo la igualdad de oportunidades: la teoría y práctica de la justicia igualitaria, habla sobre la igualdad de oportunidades y su importancia en relación con la justicia igualitaria. Jacobs afirma que

    en el núcleo de la igualdad de oportunidades... es el concepto de que en los procedimientos competitivos diseñados para la asignación de recursos escasos y la distribución de los beneficios y cargas de la vida social, dichos procedimientos deben regirse por criterios que sean relevantes para los bienes particulares en juego en la competencia y no por consideraciones irrelevantes como raza, religión, clase, género, discapacidad, orientación sexual, etnia u otros factores que puedan entorpecer algunas de las oportunidades de éxito de los competidores. (Jacobs, 10).

    Este concepto señala factores como la raza, el género, la clase etc. que no deben considerarse a la hora de hablar de igualdad a través de esta noción. Conley también menciona que este estándar de igualdad está en el corazón de una sociedad burguesa, como una sociedad capitalista moderna, o “una sociedad de comercio en la que la maximización del beneficio es el principal incentivo empresarial”. Fue la ideología de igualdad de oportunidades que los activistas de derechos civiles adoptaron en la era del Movimiento de Derechos Civiles en la década de 1960. Esta ideología fue utilizada por ellos para argumentar que las leyes de Jim Crow eran incompatibles con el estándar de igualdad de oportunidades.

    Condición

    Otra noción de igualdad introducida por Conley es la igualdad de condición. A través de este marco es la idea de que todos deben tener un punto de partida igual. Conley vuelve a su ejemplo de un juego de Monopoly para explicar este estándar. Si el juego de cuatro arrancó con dos jugadores ambos teniendo una ventaja de $5,000 dólares para comenzar y ambos ya poseyendo hoteles y otra propiedad mientras que los otros dos jugadores ambos no poseían ninguna propiedad y ambos comenzaron con un déficit de $5,000 dólares, entonces desde una perspectiva del estándar de igualdad de condición, se puede argumentar que las reglas del juego “necesitan ser alteradas para compensar las desigualdades en las posiciones iniciales relativas”. A partir de esto formamos políticas para igualar la igualdad que en resultado traen una manera eficiente de crear una competencia más justa en la sociedad. Aquí es donde entra en juego la ingeniería social donde cambiamos la sociedad para darle una igualdad de condición a todos basada en la raza, el género, la clase, la religión etc. cuando se hace justificable que los proponentes de la sociedad la hagan injusta para ellos.

    Sharon E. Kahn, autora de Libertad Académica y Universidad Inclusiva, habla también sobre la igualdad de condición en su trabajo y cómo se correlaciona con la libertad de los individuos. Afirman que para tener libertad individual necesita haber igualdad de condición “lo que requiere mucho más que la eliminación de barreras legales: requiere la creación de un campo de juego nivelado que elimine las barreras estructurales a la oportunidad”. Su trabajo habla sobre la estructura académica y su problema con las igualdades y afirma que para “garantizar la equidad... necesitamos reconocer que la estructura universitaria y su cultura organizacional tradicionalmente han privilegiado a unos y marginados a otros; necesitamos ir más allá de los conceptos teóricos de igualdad mediante eliminando las barreras sistémicas que obstaculizan la participación igualitaria de los integrantes de todos los grupos; necesitamos crear e igualdad de condición, no meramente una igualdad de oportunidades”. “Las nociones de equidad, diversidad e inclusividad comienzan con un conjunto de premisas sobre el individualismo, la libertad y los derechos que toman como dada la existencia de desigualdades profundamente arraigadas en la estructura social”, por lo tanto, para tener una cultura de la universidad inclusiva, tendría que “basarse en valores de equidad; es decir, igualdad de condición” eliminando todas las barreras sistémicas que van en contra de la igualdad.

    Resultado

    Un cuarto estándar de igualdad es la igualdad de resultado, que es “una posición que argumenta que cada jugador debe terminar con la misma cantidad independientemente de la equidad”. Esta ideología es predominantemente una filosofía marxista que se ocupa de la distribución equitativa del poder y de los recursos más que de las reglas de la sociedad. En este estándar de igualdad la idea es que “cada uno contribuya a la sociedad y a la economía de acuerdo a lo que mejor sabe hacer”. Bajo esta noción de igualdad, Conley afirma que “nadie ganará más poder, prestigio y riqueza trabajando más duro”.

    Al definir la igualdad de resultados en la educación, “los objetivos no deben ser los liberales de igualdad de acceso, sino igualdad de resultados para el número medio de cada grupo identificable no definido educacionalmente, es decir, las mujeres promedio, las mujeres, los afroamericanos o los habitantes proletarios o rurales deben tener el mismo nivel de logro educativo como el promedio masculino, blanco, suburbanita”. El resultado y los beneficios de la igualdad de la educación a partir de esta noción de igualdad promueve que todos tengan los mismos resultados y beneficios independientemente de la raza, género, religión etc. La igualdad de resultados en el punto de vista de Hewitt se supone que da como resultado “una gama comparable de logros entre un grupo desfavorecido específico —como una minoría étnica, mujeres, padres solos y discapacitados— y la sociedad en su conjunto”.


    This page titled 5: Gobernar el Estado - Autoridad, Poder e Igualdad is shared under a CC BY license and was authored, remixed, and/or curated by Noah Levin (NGE Far Press) .