Saltar al contenido principal
Library homepage
 
LibreTexts Español

1.2: ¿Por qué leer y escribir sobre literatura?

  • Page ID
    102205
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \) \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)\(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \(\newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\) \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\) \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\) \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)\(\newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    ¿Por qué leer literatura?

    En la era de los memes, Twitter, Youtube y los servicios de streaming de televisión, la literatura puede parecer una reliquia del pasado. En efecto, menos gente está leyendo literatura que nunca. Según un artículo publicado en el Washington Post, “en 2015, el 43 por ciento de los adultos leyó al menos una obra de literatura en el año anterior. Ese es el porcentaje más bajo en cualquier año desde que las encuestas de NEA comenzaron a rastrear la r eading y la participación artística en 1982 cuando la tasa de lectura de literatura fue de 57 por ciento” (Ingraham). Si el declive de la literatura-lectura en adultos no es el montón mortal de la literatura, la disminución en adolescentes podría serlo. Según NPR, en una encuesta realizada recientemente, “casi la mitad de los jóvenes de 17 años dicen que leen por placer no más de una o dos veces al año, si eso” (Ludden). ¿Cuántos libros has leído este año? ¿Cuántos poemas? En efecto, en un mundo de Netflix y TikTok, es difícil que los libros viejos apestosos compitan.

    Pero esto no es un problema nuevo si incluso es un problema en absoluto.

    Considera las palabras del maestro de clapbacks Sir Philip Sydney, #throwback hasta finales del siglo XVI y principios del 1600. Después de la invención de la imprenta por Johannes Gutenberg, mucha gente vio la proliferación de novelas y obras de teatro como moralmente venenosas. Los jefes parlantes de la época argumentaban que la poesía y la literatura eran una pérdida de tiempo, o “fake news” como algunos podrían llamarlo hoy en día. Cuestionaron el propósito de las obras de ficción. El poeta y diplomático Sir Philip Sydney respondió con un mordaz golpe literario a los que odian. Argumentó que el poeta tiene un talento especial para crear mundos nuevos y hermosos que ningún otro profesional puede reclamar, y que quienes cuestionan el propósito de la poesía tienen mentes “arrastradoras de la tierra” y son “momes” (AKA tontos, blockheads). Afirmó además que espera que estas momes nunca obtengan “favor” (amor) porque no saben escribir sonetos para cortejar sus intereses amorosos y que no les den un epitafio en sus tumbas, porque ese es el trabajo del poeta. Ay, duro.

    En el mundo de hoy, parece que Sidney probablemente consideraría a la mayoría de las personas momes. Después de todo, muy pocos de nosotros leemos o apreciamos la poesía regularmente. La mayor parte de nuestra lectura y escritura se realiza en internet: en forma de publicaciones de Facebook, memes, tweets, snapchats, videos de Tik Tok y noticias virales. Ante esta tendencia, muchos autores famosos y críticos literarios han afirmado que la literatura está muerta (Breuklander). En efecto, si definimos a la literatura como sólo novelas impresas y poesía, quizá esté, a todos los efectos, muerta. Pero... ¿y si tuviéramos que definir la literatura como lo hizo Sidney, una creación hecha del “zodíaco del propio ingenio [del poeta]”, mejorando la naturaleza misma a través de la invención? ¿Podrían caer algunos de los medios de internet actuales en esa definición?

    ¿Y si la literatura no está muerta después de todo... sino prosperando más que nunca? ¿Y si reconsideramos radicalmente los parámetros de la literatura? ¿Y si la literatura acaba de evolucionar de sonetos y novelas a tweets y memes? En este libro de texto, exploraremos cómo la tecnología ha difuminado las líneas entre la literatura y la literatura. Cuestionaremos y exploraremos la “utilidad” de la literatura en un mundo que fomenta períodos de atención en una fracción de segundo. Veremos cómo la literatura ha resuelto problemas en el pasado, y exploraremos cómo se puede usar para resolver problemas en el futuro. La medicina, una amenaza para el status quo, el entretenimiento, el activismo, o aburridas pilas viejas y apestosas de páginas: ¿qué es la literatura para ti?

    No importa el lector, no importa el escritor, sin importar el género, la literatura es una reliquia cultural, una manifestación de la experiencia humana. Así, puede enseñarnos cosas sobre nuestra sociedad y sobre nosotros mismos que quizás no podamos aprender de otro tipo de medios. Nos permite experimentar y discutir ideas desde la seguridad de nuestros sillones, proyectarnos sobre personajes y entornos, explorar mundos y experiencias vividas que de otra manera nunca tendríamos la oportunidad de experimentar.

    Adicionalmente, los datos sugieren que la lectura de literatura nos beneficia de manera profunda.

    Beneficios de la literatura

    Estudios muestran que leer literatura puede ayudar

    • promover la empatía y las habilidades sociales (Castano y Kidd)
    • aliviar los síntomas de depresión (Billington et al.)
    • Los líderes empresariales triunfan (Coleman)
    • prevenir la demencia estimulando la mente (Thorpe)

    Estos son solo algunos de los beneficios estudiados de la literatura. A medida que continuamos ganando complejidad creciente en términos de medir la actividad cerebral y desarrollar otras herramientas para medir la función cerebral, los científicos pueden encontrar más beneficios.

    ¿Por qué escribir sobre literatura?

    Quizás te estés preguntando por qué deberías molestarte en escribir sobre algo que has leído. Después de todo, ¿no es más divertida la escritura creativa, la redacción periodística más interesante y la escritura técnica más útil? Quizás, pero considera esto: escribir sobre literatura te permitirá ejercer tus habilidades de pensamiento crítico como ningún otro estilo de escritura lo hará. Incluso si no quieres seguir una carrera que involucre literatura, puedes usar el pensamiento crítico y el análisis en cualquier campo, desde la filosofía hasta los negocios y la física. Más que poder pensar críticamente, hay que poder expresar esos pensamientos de manera coherente. Escribir sobre literatura te permitirá practicar esta inestimable habilidad de comunicación.

    “Bien”, dices, “eso es todo bueno y bien. Pero, ¿no se ha dicho ya nada de lo que tenga que decir sobre una historia? Entonces, ¿cuál es el punto?” Cuando escribes tu trabajo, podrías terminar diciendo algo que ha sido discutido, discutido o propuesto por críticos literarios y estudiantes por igual. Sin embargo, cuando escribes algo, presentas un punto de vista a través de tu voz única. Aunque se haya dicho algo sobre un libro muchas veces, se puede agregar algo nuevo a esa discusión. Quizás puedas exponer una idea en términos más simples, o quieres estar en desacuerdo con un punto de vista popular. Incluso si estás escribiendo al aviso de un instructor, tu voz hará que el artículo sea único.

    ¿Cómo Empiezo?

    Para muchos de nosotros, escribir una respuesta a algo que hemos tenido que leer suena más que un poco desalentador. Hay tantas cosas que examinar y analizar en un libro, obra de teatro o poema. Pero antes de decidir que escribir sobre la escritura simplemente no es para usted, piense en esto, ya tiene muchas de las habilidades que necesita para escribir una buena respuesta a la literatura.

    ¿Cuántas veces has oído hablar de alguien que vio una película de terror y gritó: “¡No entres al sótano!” a la víctima potencial. O tal vez has escuchado una canción y pensado en cómo las letras describían tu vida casi a la perfección. Quizás te guste saltar y animar a tu equipo favorito aunque estés viendo el partido desde casa. Cada vez que haces una de estas cosas, estás respondiendo a algo que has visto o escuchado. Y cuando lees un libro, probablemente hagas lo mismo. ¿Alguna vez has leído algo y simpatizaste o odiaste a un personaje? Si es así, ya has dado tu primer paso para responder a la literatura.

    No obstante, los siguientes pasos son un poco más difíciles. Necesitas poder poner tu respuesta por escrito para que otras personas puedan entender por qué crees una cosa u otra sobre un libro, obra de teatro o poema. Además, escribir un ensayo basado en cómo una historia te hace pensar o sentir es solo una de las muchas formas de responder a lo que lees. Para escribir un artículo fuerte, necesitarás examinar un texto tanto subjetiva como objetivamente. Si solo escribes sobre tu reacción personal a un libro, no habrá mucho para apoyar tu argumento excepto solo tu palabra. Por lo tanto, necesitará usar algunos hechos del texto para apoyar su argumento. En lugar de tratar de evaluar cada matiz de un texto a la vez, debes comenzar con lo básico: el carácter y la trama. A partir de ahí, se puede examinar el tema de la obra y luego pasar a los puntos más finos como la propia escritura. Por ejemplo, al determinar cómo quieres analizar una pieza de literatura, tal vez quieras hacerte la siguiente serie de preguntas:

    • ¿Quiénes son los personajes?
    • ¿Qué están haciendo?
    • ¿Por qué y cómo lo están haciendo?
    • ¿Sus acciones se relacionan con temas o temas más amplios?
    • ¿Cómo transmite esto el autor a través de su escritura?

    Preguntas a considerar al escribir sobre literatura

    Por supuesto, responder a estas preguntas sólo iniciará tu análisis. No obstante, si puedes responderlas, tendrás una fuerte comprensión de los elementos básicos de la historia. A partir de ahí, se pueden pasar a preguntas más específicas, como, “¿Cómo ayuda el simbolismo a ilustrar el tema?” o “¿Qué dice el autor sobre las relaciones entre personajes a través del diálogo que les da?” Sin embargo, antes de que puedas empezar a responder preguntas detalladas como estas, debes mirar los elementos básicos de lo que estás leyendo. Algunos de los elementos más comunes en una pieza de literatura incluyen:

    • Ajuste
    • Personajes
    • Trama (historia o juego) o estructura (poema)
    • Tono/estado de ánimo
    • Temas
    • Simbolismo y Lenguaje Figurativo

    A medida que trabajas en cada género en este libro, trata de examinar cada uno de estos elementos en cada pieza de literatura que leas.

    Lectura opcional y suplementaria: Extracto de la defensa de la poesía de Sir Philip Sidney

    “No hay arte entregado a la humanidad que no tenga las obras de la naturaleza para su objeto principal, sin las cuales no podrían consistir, y del que tanto dependen ya que se convierten en actores y actores, por así decirlo, de lo que la naturaleza habrá expuesto. Entonces el astrónomo mira a las estrellas y, con eso ve, establece qué orden ha tomado la naturaleza en ellas. Así lo hacen los geométricos y aritméticos en sus buzos tipo de cantidades. Entonces el músico en tiempos te dice cuál por naturaleza está de acuerdo, cuál no. El filósofo natural sobre él tiene su nombre, y el filósofo moral se apoya en las virtudes naturales, vicios y pasiones del hombre; y “sigue la naturaleza”, dice él, “en ella, y no errarás”. El abogado dice lo que los hombres han determinado, el historiador lo que han hecho los hombres. El gramático habla sólo de las reglas del discurso, y el retórico y el lógico, considerando lo que en la naturaleza lo más pronto probará y persuadirá, al respecto dan reglas artificiales, que aún se compasifican dentro del círculo de una pregunta, según la materia propuesta. El médico pesa la naturaleza del cuerpo del hombre, y la naturaleza de las cosas útiles o hirientes para él. Y lo metafísico, aunque sea en las nociones segundas y abstractas, y por lo tanto ser contado sobrenatural, sin embargo, él, en efecto, construye sobre la profundidad de la naturaleza.

    Sólo el poeta, desdeñando estar atado a tal sujeción, levantado con el vigor de su propia invención, crece, en efecto, en otra naturaleza, en hacer las cosas mejor de lo que la naturaleza da a luz, o, de nuevo, formas como nunca estuvieron en la naturaleza, como los héroes, semidioses, cíclopes, quimeras, furias, y tales como; así como va de la mano con la naturaleza, no encerrado dentro de la estrecha orden de sus dones, sino que va libremente dentro del zodíaco de su propio ingenio. La naturaleza nunca puso la tierra en un tapiz tan rico como lo han hecho los poetas buceadores; ni con ríos agradables, árboles fructíferos, flores de olor dulce, ni de ninguna otra manera puede hacer más encantadora la tierra tan amada; su mundo es descarado, los poetas solo entregan un dorado...

    [...]

    Pero si—fie de tal pero! —naces tan cerca de la catarata torpe de Nilus, que no puedes escuchar la música planetaria de la poesía; si tienes una mente tan arrastradora de la tierra que no puede elevarse para mirar al cielo de la poesía, o más bien, por cierto desdén rustico, se convertirá en tal mome [blockhead—ed.], como para ser un Momus de poesía; entonces, aunque no te voy a desear los oídos del culo de Midas, ni ser impulsado por los versos de un poeta, como era Bubonax, para ahorcarse; ni ser timado hasta la muerte, como se dice que se hace en Irlanda; sin embargo, tanto maldición. Debo enviarte en nombre de todos los poetas: —que mientras vives enamorado, y nunca te den el favor por carecer de habilidad de un soneto; y cuando mueres, tu memoria muere de la tierra por falta de un epitafio”. — Sir Philip Sydney

    Obras Citadas

    Billington, Josie, Dowrick, Christopher, Hamer, Andrew, Robinson, Jude y Clare Williams. Una investigación sobre los beneficios terapéuticos de la lectura en relación con la depresión y el bienestar. Instituto de Investigación de Desigualdades en Salud Liverpool Universidad de Liverpool, noviembre de 2010. https://www.liverpool.ac.uk/media/livacuk/iphs/web_version_therapeutic_benefits_of_reading_final_report_Mar.pdf

    Breuklander, Joel. “La literatura está muerta (Según Straight, White Guys al menos)”. El Atlántico, 18 de julio de 2013. Web. https://www.theatlantic.com/entertainment/archive/2013/07/literature-is-dead-according-to-straight-white-guys-at-least/277906/ Accedido 12 agosto 2018

    Castano, Emanuele y David Kidd. “Leer ficción literaria mejora la teoría de la mente”. 18 Oct. 2013; 342 (6156) :377-80.

    Coleman, John. “Los beneficios de la poesía para los profesionales”. Harvard Business Review, 2012. https://hbr.org/2012/11/the-benefits-of-poetry-for-pro

    Ingraham, Christopher. “El largo y constante declive de la lectura literaria”. The Washington Post, 7 sep 2016. Web. https://www.washingtonpost.com/news/wonk/wp/2016/09/07/the-long-steady-decline-of-literary-reading/?utm_term=.ad2fa9146ec0 Accedido 2 agosto 2018.

    Ludden, Jennifer. “¿Por qué los adolescentes no leen como solían hacerlo?” NPR. 12 de mayo de 2014. https://www.npr.org/2014/05/12/311111701/why-arent-teens-reading-like-they-used-to Accedido 02 agosto 2018.

    Thorpe, J.R. “Por qué leer poesía es bueno para tu cerebro”. Bustle, 20 abr. 2017. https://www.bustle.com/p/why-reading-poetry-is-good-for-your-brain-51884

    Sidney, Sir Philip. La Defensa de la Poesía. La Fundación Poesía. 13 oct. 2009. Web. https://www.poetryfoundation.org/articles/69375/the-defence-of-poesy Accedido 2 agosto 2018.

    Colaboradores y Atribuciones


    This page titled 1.2: ¿Por qué leer y escribir sobre literatura? is shared under a CC BY-NC license and was authored, remixed, and/or curated by Heather Ringo & Athena Kashyap (ASCCC Open Educational Resources Initiative) .