Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

1.10: Variaciones históricas y actuales del capitalismo

  • Page ID
    106933
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    Variaciones históricas y actuales del capitalismo

    Todos los países se preocupan por el crecimiento económico. En Estados Unidos y otros países de altos ingresos, la cuestión es si el crecimiento económico sigue proporcionando las mismas ganancias notables en nuestro nivel de vida que lo hizo durante el siglo XX. En tanto, ¿pueden los países de ingresos medios como Corea del Sur, Brasil, Egipto o Polonia ponerse al día con los países de ingresos más altos? ¿Deben permanecer en el segundo nivel del ingreso per cápita? De la población mundial de aproximadamente 6.7 mil millones de personas, alrededor de 2.6 mil millones están raspando ingresos que promedian menos de 2 dólares diarios. Esto no es tan diferente del nivel de vida de hace 2 mil años. ¿Se puede sacar a los pobres del mundo de su temerosa pobreza? Como señaló una vez el premio Nobel de Economía de 1995, Robert E. Lucas Jr.: “Las consecuencias para el bienestar humano involucradas en preguntas como estas son simplemente asombrosas: Una vez que uno empieza a pensar en ellas, es difícil pensar en otra cosa”.

    Generalizaciones Universales

    • A pesar de multitud de variaciones, muchos países se consideran capitalistas.

    Preguntas Orientativas

    1. ¿Qué factores significativos han contribuido al crecimiento y desarrollo económicos de un país específico (por ejemplo, el de Japón)?
    2. ¿Cuál ha sido el impacto internacional positivo creado por naciones adicionales que avanzan hacia una economía de libre mercado?

    Crecimiento Económico

    Son posibles mejoras dramáticas en el nivel de vida de una nación. Después de la Guerra de Corea a finales de los cincuenta, la República de Corea, a menudo llamada Corea del Sur, fue una de las economías más pobres del mundo. La mayoría de los surcoreanos trabajaban en la agricultura campesina. Según el economista británico Angus Maddison, cuya obra de vida era la medición del PIB y la población en la economía mundial, el PIB per cápita en 1990 dólares internacionales era de 854 dólares anuales. Desde la década de 1960 hasta principios del siglo XXI, un período de tiempo muy dentro de la vida y la memoria de muchos adultos, la economía surcoreana creció rápidamente. A lo largo de estas cuatro décadas, el PIB per cápita aumentó en más de 6% anual. Según el Banco Mundial, el PIB de Corea del Sur supera ahora los 30,000 dólares en términos nominales, colocándolo firmemente entre países de altos ingresos como Italia, Nueva Zelanda e Israel. Medido por el PIB total en 2012, Corea del Sur es la decimotercera economía más grande del mundo. Para una nación de 49 millones de personas, esta transformación es extraordinaria.

    Corea del Sur es un ejemplo destacado, pero no es el único caso de crecimiento económico rápido y sostenido. Otras naciones del este de Asia como Tailandia e Indonesia, también han experimentado un crecimiento muy rápido. China ha crecido enormemente desde que se promulgaron reformas económicas orientadas al mercado alrededor de 1980. El PIB per cápita en economías de ingresos altos como Estados Unidos también ha crecido dramáticamente, aunque en un marco de tiempo más largo. Desde la Guerra Civil, la economía estadounidense se ha transformado de una economía principalmente rural y agrícola a una economía basada en los servicios, la manufactura y la tecnología.

    La llegada relativamente reciente del crecimiento económico

    Comencemos con una breve descripción de los espectaculares patrones de crecimiento económico alrededor del mundo en los dos últimos siglos. Este período de tiempo se conoce comúnmente como el período de crecimiento económico moderno. El crecimiento económico rápido y sostenido es una experiencia relativamente reciente para la raza humana. Antes de los dos últimos siglos, aunque gobernantes, nobles y conquistadores podían permitirse algunas extravagancias y aunque las economías se elevaban por encima del nivel de subsistencia, el nivel de vida de la persona promedio no había cambiado mucho durante siglos.

    Los cambios económicos e institucionales progresivos y poderosos comenzaron a tener un efecto significativo a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Según el historiador económico holandés Jan Luiten van Zanden, las sociedades basadas en la esclavitud, la demografía favorable, las rutas comerciales globales y las instituciones comerciales estandarizadas que se propagan con diferentes imperios preparan el escenario para que la Revolución Industrial tenga éxito. La Revolución Industrial se refiere al uso generalizado de maquinaria motorizada y a los cambios económicos y sociales que resultaron en la primera mitad del siglo XIX. Ingeniosas máquinas, la máquina de vapor, el telar eléctrico y la locomotora de vapor, realizaron tareas que de otro modo habrían necesitado un gran número de trabajadores para completar. La Revolución Industrial comenzó en Gran Bretaña y pronto se extendió a Estados Unidos, Alemania y otros países.

    Los trabajos para la gente común que trabajaba con estas máquinas a menudo eran sucios y peligrosos para los estándares modernos, pero los trabajos alternativos de esa época en la agricultura campesina y la industria de los pueblos pequeños a menudo eran sucios y peligrosos, también. Los nuevos empleos de la Revolución Industrial ofrecían típicamente salarios más altos y una oportunidad de movilidad social. Comenzó un ciclo autorreforzante: Las nuevas invenciones e inversiones generaron ganancias, las ganancias proporcionaron fondos para nuevas inversiones e invenciones, y las inversiones e invenciones brindaron oportunidades para obtener mayores ganancias. Poco a poco, un grupo de economías nacionales en Europa y América del Norte emergió de siglos de lentitud a un período de rápido crecimiento moderno. Durante los dos últimos siglos, la tasa promedio de crecimiento del PIB per cápita en los principales países industrializados ha promediado alrededor de 2% anual. ¿Cómo eran los tiempos antes de entonces?

    Lea la siguiente función para obtener la respuesta.

    ¿Cómo eran las condiciones económicas antes de 1870?

    Angus Maddison, historiador económico cuantitativo, lideró la investigación más sistemática sobre los ingresos nacionales antes de 1870. Sus métodos recientemente han sido refinados y utilizados para compilar estimaciones del PIB per cápita del año 1 C.E. al 1348. El Cuadro 1 es un contrapunto importante a la mayor parte de la narrativa de este capítulo. Demuestra que las naciones pueden declinar así como elevarse. La disminución de los ingresos se explica por una amplia gama de fuerzas, como epidemias, desastres naturales y relacionados con el clima, la incapacidad de gobernar grandes imperios y el ritmo notablemente lento del progreso tecnológico e institucional. Las instituciones son las tradiciones, leyes, etc. mediante las cuales las personas de una comunidad acuerdan comportarse y gobernarse a sí mismas. Dichas instituciones incluyen el matrimonio, la religión, la educación y las leyes de gobierno. El progreso institucional es el desarrollo y codificación de estas instituciones para reforzar el orden social y, por ende, el crecimiento económico.

    Un ejemplo de tal institución es la Carta Magna (Gran Carta), que los nobles ingleses obligaron al rey Juan a firmar en 1215. La Carta Magna codificaba los principios del debido proceso, mediante los cuales un hombre libre no podía ser penalizado a menos que sus pares hubieran dictado un juicio legal en su contra. Este concepto fue posteriormente adoptado por Estados Unidos en su propia constitución. Este orden social pudo haber contribuido al PIB per cápita de Inglaterra en 1348, que quedó en segundo lugar al del norte de Italia.

    En el estudio del crecimiento económico, el marco institucional de un país juega un papel crítico. El Cuadro 1 también muestra la igualdad global relativa durante casi 1,300 años. Después de esto, comenzamos a ver una divergencia significativa en los ingresos (no se muestra en la tabla).

    Año Norte de Italia España Inglaterra Holanda Bizancio Irak Egipto Japón
    1 $800 $600 $600 $600 $700 $700 $700 -
    730 - - - - - $920 $730 $402
    1000 - - - - $600 $820 $600 -
    1150 - - - - $580 $680 $660 $520
    1280 - - - - - - $670 $527
    1300 $1,588 $864 $892 - - - $610 -
    1348 $1,486 $907 $919 - - - - -

    Estimaciones del PIB per cápita en dólares internacionales corrientes del 1 AD al 1348 (Fuente: Bolt y van Zanden. “La Primera Actualización del Proyecto Maddison. Reestimación del crecimiento antes de 1820.” 2013)

    Otro hecho fascinante y poco reportado son los altos niveles de ingresos, en comparación con otros en ese momento, alcanzados por el Imperio Islámico Califato abasí, que fue fundado en el actual Irak en 730 E.C. En su apogeo, el imperio abarcó grandes regiones de Oriente Medio, África del Norte y España hasta su gradual disminución a lo largo de 200 años.

    La Revolución Industrial condujo a una creciente desigualdad entre las naciones. Algunas economías florecieron, mientras que otras, como muchas de las de África o Asia, permanecieron cercanas a un nivel de vida de subsistencia. Los cálculos generales muestran que los 17 países del mundo con las economías más desarrolladas tuvieron, en promedio, 2.4 veces el PIB per cápita de las economías más pobres del mundo en 1870. Para 1960, las economías más desarrolladas tenían 4.2 veces el PIB per cápita de las economías más pobres.

    No obstante, a mediados del siglo XX, algunos países habían demostrado que era posible ponerse al día. El crecimiento económico de Japón despegó en las décadas de 1960 y 1970, con una tasa de crecimiento del PIB real per cápita promedio del 11% anual durante esas décadas. Algunos países de América Latina también experimentaron un auge en el crecimiento económico en la década de 1960. En Brasil, por ejemplo, el PIB per cápita se expandió en una tasa promedio anual de 11.1% de 1968 a 1973. En la década de 1970, algunas economías del este de Asia, entre ellas Corea del Sur, Tailandia y Taiwán, experimentaron un rápido crecimiento. En estos países, las tasas de crecimiento del 11% al 12% anual en el PIB per cápita no fueron infrecuentes. Más recientemente, China, con su población de 1.300 millones de personas, creció a una tasa per cápita del 9% anual de 1984 a la década de 2000. India, con una población de 1.100 millones de habitantes, ha mostrado signos prometedores de crecimiento económico, con un crecimiento del PIB per cápita de alrededor de 4% anual durante la década de 1990 y ascendiendo hacia 7% a 8% anual en la década de 2000.

    Estas oleadas de crecimiento económico de puesta al día no han llegado a todas las costas. En ciertos países africanos como Níger, Tanzania y Sudán, por ejemplo, el PIB per cápita a principios de la década de 2000 seguía siendo inferior a 300 dólares, no muy superior a lo que era en el siglo XIX y durante siglos antes de eso. En el contexto de la situación general de las personas de bajos ingresos en todo el mundo, las buenas noticias económicas de China (población: 1.3 mil millones) e India (población: 1.100 millones de habitantes) son, sin embargo, asombrosas y alentadoras.

    El crecimiento económico en los dos últimos siglos ha hecho un cambio llamativo en la condición humana. En 2000 Richard Easterlin, economista de la Universidad del Sur de California, escribió:

    Por muchas medidas, una revolución en la condición humana está arrasando el mundo. La mayoría de la gente hoy en día está mejor alimentada, vestida y alojada que sus predecesores hace dos siglos. Son más saludables, viven más tiempo y están mejor educados. La vida de las mujeres está menos centrada en la reproducción y la democracia política se ha afianzado. Si bien Europa Occidental y sus ramificaciones han sido los líderes de este avance, la mayoría de las naciones menos desarrolladas se han sumado durante el siglo XX, siendo las naciones recién emergentes del África subsahariana las últimas en participar. Si bien el panorama no es de progreso universal, es el mayor avance en la condición humana de la población mundial jamás logrado en tan breve lapso de tiempo.

    Estado de derecho y crecimiento económico

    El crecimiento económico depende de muchos factores. Entre esos factores es clave la adhesión al estado de derecho y la protección de los derechos de propiedad y derechos contractuales por parte del gobierno de un país para que los mercados puedan funcionar de manera efectiva y eficiente. Las leyes deben ser claras, públicas, justas, aplicadas e igualmente aplicables a todos los miembros de la sociedad. Derechos de propiedad, son los derechos de las personas físicas y de las empresas a poseer bienes y utilizarlos como mejor les parezca. Si tienes $100, tienes derecho a usar ese dinero, ya sea que lo gastes, lo prestes o lo guardes en un frasco. Es de su propiedad. La definición de propiedad incluye la propiedad física así como el derecho a su formación y experiencia, sobre todo porque su formación es lo que determina su sustento. El uso de esta propiedad incluye el derecho a celebrar contratos con otras partes con su propiedad. Las personas físicas o empresas deben poseer los bienes para celebrar un contrato.

    Los derechos contractuales, entonces, se basan en los derechos patrimoniales y permiten a los particulares celebrar acuerdos con otros respecto al uso de sus bienes aportando recurso a través del ordenamiento jurídico en caso de incumplimiento. Un ejemplo es el convenio laboral: un cirujano calificado opera sobre una persona enferma y espera que le paguen. La falta de pago constituiría un robo de bienes por parte del paciente; siendo ese inmueble los servicios que presta el cirujano. En una sociedad con fuertes derechos de propiedad y derechos contractuales, se cumplirán los términos del contrato paciente-cirujano porque el cirujano tendría recurso a través del sistema judicial para extraer el pago de ese individuo. Sin un sistema legal que haga cumplir los contratos, no sería probable que las personas celebren contratos de servicios actuales o futuros debido al riesgo de impago. Esto dificultaría la realización de transacciones comerciales y ralentizaría el crecimiento económico.

    El Banco Mundial considera que el sistema jurídico de un país es efectivo si defiende los derechos de propiedad y los derechos contractuales. El Banco Mundial ha desarrollado un sistema de clasificación para los sistemas jurídicos de los países basado en la protección efectiva de los derechos de propiedad y la gobernanza basada en reglas utilizando una escala del 1 al 6, siendo 1 la calificación más baja y 6 la calificación más alta. En 2012, el ranking promedio mundial fue de 2.9. Los tres países con la clasificación más baja de 1.5 fueron Afganistán, República Centroafricana y Zimbabue; su PIB per cápita fue de $1,000, $800 y $600 respectivamente. Afganistán es citado por el Banco Mundial por tener un bajo nivel de vida, una estructura gubernamental débil y falta de adhesión al estado de derecho, lo que ha impedido su crecimiento económico. La República Centroafricana sin litoral tiene escasos recursos económicos así como inestabilidad política y es una fuente de niños utilizados en la trata de personas. Zimbabwe ha tenido un crecimiento decreciente desde 1998. La redistribución de la tierra y los controles de precios han trastornado la economía, y la corrupción y la violencia han dominado el proceso político. Si bien el crecimiento económico mundial ha aumentado, aquellos países que carecen de un sistema claro de derechos de propiedad y un sistema judicial independiente libre de corrupción se han quedado muy rezagados.

    Desde principios del siglo XIX, ha habido un espectacular proceso de crecimiento económico a largo plazo durante el cual las principales economías del mundo, principalmente las de Europa Occidental y América del Norte, expandieron el PIB per cápita a una tasa promedio de alrededor del 2% anual. En el último medio siglo, países como Japón, Corea del Sur y China han demostrado el potencial para ponerse al día. El extenso proceso de crecimiento económico, a menudo referido como crecimiento económico moderno, fue facilitado por la Revolución Industrial, que incrementó la productividad y el comercio de los trabajadores, así como el desarrollo de instituciones de gobernanza y mercado.

    La diversidad de países y economías en todo el mundo

    Las economías nacionales que conforman la economía global son notablemente diversas. Utilicemos un indicador clave del nivel de vida, el PIB per cápita, para cuantificar esta diversidad. Verás rápidamente que cuantificar esta diversidad está plagada de retos y limitaciones. Como se explica en La perspectiva macroeconómica, debemos considerar utilizar la paridad de poder adquisitivo o “dólares internacionales” para convertir los ingresos promedio en unidades comparables. La paridad del poder adquisitivo, tal como se define formalmente en los Tipos de Cambio y los Flujos Internacionales de Capital, toma en cuenta que los precios del mismo bien son diferentes entre los países.

    La Perspectiva Macroeconómica explicó cómo medir el PIB, los desafíos de usar el PIB para comparar los niveles de vida y la dificultad de confundir el tamaño económico con la distribución. En el caso de China, por ejemplo, China se ubica como la segunda economía mundial más grande, en segundo lugar a sólo Estados Unidos, siendo Japón tercero. Pero, cuando tomamos el PIB de China de 9.2 billones de dólares y lo dividimos por su población de 1.4 mil millones, entonces el PIB per cápita es de tan solo $6,900, que es significativamente menor que el de Japón, con 38.500 dólares, y el de Estados Unidos, en 52.800 dólares. Dejando a un lado las cuestiones de medición, vale la pena repetir que el objetivo, entonces, es no solo aumentar el PIB, sino esforzarse por aumentar el PIB per cápita para aumentar los niveles generales de vida de las personas. Como hemos aprendido del Crecimiento Económico, esto se puede lograr a nivel nacional diseñando políticas que incrementen la productividad de los trabajadores, profundizando el capital y avanzando en la tecnología.

    El PIB per cápita también nos permite clasificar a los países en grupos de altos, medios o bajos ingresos. Los países de bajos ingresos son aquellos con un PIB per cápita de $1,025 por año; los países de ingresos medios tienen un PIB per cápita entre $1,025 y $12,475; mientras que los países de ingresos altos tienen más de 12 mil 475 dólares anuales de ingresos per cápita. Como se ve en la Tabla 2 y la Figura 1, los países de ingresos altos ganan el 68% de los ingresos mundiales pero representan apenas el 12% de la población mundial. Los países de bajos ingresos ganan 1% del ingreso mundial total pero representan 18.5% de la población mundial.

    Ranking basado en el PIB por habitante PIB (en miles de millones) % del PIB mundial Población % de la población mundial
    Bajos ingresos ($1,025 o menos) $612.7 0.8% 848.700,000 11.8%
    Ingresos medios ($1,025 - $12,475) 23,930 31.7% 4,970,000,000 69.4%
    Ingresos altos (más de $12,475) 51,090,000,000 67.5% 1,306,000,000 18.8%
    Ingresos totales mundiales $75,592,941 7,162,119,434
    Ingresos Mundiales versus Población Global

    Fuente: http://databank.worldbank.org/data/v... =series&pid=20)

    CNX_Econv1-2_C32_02.jpg

    (Fuente: http://databank.worldbank.org/data/views/reports/tableview.aspx?isshared=true&ispopular=series&pid=20)

    Los gráficos circulares muestran el PIB (a partir de 2011) para los países categorizados en ingresos bajos, medios o altos. De bajos ingresos son aquellos que ganan menos de $1,025 (menos del 1% del ingreso global). Representan 18.5% de la población mundial. Los países de ingresos medios son aquellos con ingresos per cápita de $1,025—$12,475 (31.1% del ingreso global). Representan 69.5% de la población mundial. Los países de ingresos altos tienen 68.3% del ingreso global y 12% de la población mundial.

    Una visión general de los promedios regionales del PIB por persona para los países en desarrollo, medidos en dólares internacionales comparables así como la población en 2008 (Figura 2), muestra que las diferencias entre estas regiones son marcadas. Como muestra el Cuadro 3, el PIB nominal per cápita en 2012 para los 581.4 millones de personas que viven en la región de América Latina y el Caribe fue de $9,190, lo que supera con creces al de Asia del Sur y África Subsahariana. A su vez, las personas de las naciones de altos ingresos del mundo, como las que viven en las naciones de la Unión Europea o América del Norte, tienen un PIB per cápita de tres a cuatro veces mayor que el de los pueblos de América Latina. Para poner las cosas en perspectiva, América del Norte y la Unión Europea tienen algo más del 9% de la población mundial, pero producen y consumen cerca del 70% del PIB mundial.

    CNX_Econv1-2_C32_03.jpg

    Existe un claro desequilibrio en el PIB en todo el mundo. América del Norte, Australia y Europa Occidental tienen los PIB más altos, mientras que grandes áreas del mundo tienen un PIB dramáticamente más bajo. (Crédito: modificación de obra por Bsrboy/Wikimedia Commons)

    Comparaciones regionales del PIB nominal per cápita y población en 2013 (Fuente: http://databank.worldbank.org/data/home.aspx)
    Población en millones PIB per cápita
    Asia Oriental y Pacífico 2,006 $5,536
    Asia del Sur 1,671 1,482
    África Subsahariana 936.1 $1,657
    América Latina y el Caribe 588 $9,536
    Medio Oriente y Norte de África 345.4 $3,456
    Europa y Asia Central 272.2 $7,118

    Tales comparaciones entre regiones son ciertamente ásperas. Después de todo, el PIB per cápita no puede captar plenamente la calidad de vida. Muchos otros factores tienen un gran impacto en el nivel de vida, como la salud, la educación, los derechos humanos, la delincuencia y la seguridad personal, y la calidad ambiental. Estas medidas también revelan diferencias muy amplias en el nivel de vida entre las regiones del mundo. Gran parte de esto se correlaciona con el ingreso per cápita, pero hay excepciones. Por ejemplo, la esperanza de vida al nacer en muchas regiones de bajos ingresos se aproxima a las que son más ricas. Los datos también ilustran que nadie puede afirmar tener niveles de vida perfectos. Por ejemplo, a pesar de los niveles de ingresos muy altos, todavía hay desnutrición en Europa y América del Norte.

    Las diferencias en las estadísticas económicas y otras medidas de bienestar, aunque sean sustanciales, no captan plenamente las razones de las enormes diferencias entre países. Aparte de los determinantes neoclásicos del crecimiento, cuatro determinantes adicionales son significativos en una amplia gama de estudios estadísticos y son dignos de mención: geografía, demografía, estructura industrial e instituciones.

    Diferencias geográficas y demográficas

    Los países tienen diferencias geográficas: algunos tienen extensas costas, otros no tienen salida al mar. Algunos tienen grandes ríos que han sido camino de comercio durante siglos, o montañas que han sido una barrera para el comercio. Algunos tienen desiertos, algunos tienen selvas tropicales. Estas diferencias crean diferentes oportunidades positivas y negativas para el comercio, la salud y el medio ambiente.

    Los países también presentan diferencias considerables en la distribución por edades de la población. Muchas naciones de altos ingresos se están acercando a una situación para 2020 más o menos en la que los adultos mayores formarán una proporción mucho mayor de la población. La mayoría de los países de bajos ingresos todavía tienen una mayor proporción de jóvenes y adultos jóvenes, pero hacia 2050, se espera que las poblaciones de adultos mayores en estos países de bajos ingresos también aumenten. Estos cambios demográficos tendrán un impacto considerable en el nivel de vida de los jóvenes y los ancianos.

    Diferencias en la estructura de la industria e instituciones económicas

    Los países tienen diferencias en la estructura de la industria. En las economías de ingresos altos del mundo, sólo alrededor del 2% del PIB proviene de la agricultura; el promedio para el resto del mundo es del 12%. Los países tienen fuertes diferencias en el grado de urbanización.

    Los países también tienen fuertes diferencias en las instituciones económicas: algunas naciones tienen economías que están extremadamente orientadas al mercado, mientras que otras tienen economías de mando. Algunas naciones están abiertas al comercio internacional, mientras que otras utilizan aranceles y cuotas de importación para limitar el impacto del comercio. Algunas naciones están desgarradas por conflictos armados de larga data; otras naciones están en gran parte en paz. También hay diferencias en las instituciones políticas, religiosas y sociales.

    Ninguna nación busca intencionalmente un bajo nivel de vida, altas tasas de desempleo e inflación, o un desequilibrio comercial insostenible. No obstante, las naciones diferirán en sus prioridades y en las situaciones en las que se encuentren, por lo que sus elecciones de política también pueden variar razonablemente. Los siguientes módulos discutirán cómo naciones de todo el mundo, desde altos ingresos hasta bajos ingresos, abordan los cuatro objetivos macroeconómicos de crecimiento económico, bajo desempleo, baja inflación y una balanza comercial sostenible.

    Los objetivos de política macroeconómica para la mayoría de los países se esfuerzan por lograr bajos niveles de desempleo e inflación, así como equilibrios comerciales estables. Los países se analizan con base en su PIB por persona y se clasifican como países de ingresos bajos, medios y altos. De bajos ingresos son aquellos que ganan menos de $1,025 (menos del 1%) del ingreso global. Actualmente cuentan con 18.5% de la población mundial. Los países de ingresos medios son aquellos con ingresos per cápita de $1,025—$12,475 (31.1% del ingreso global). Tienen 69.5% de la población mundial. Los países de ingresos altos son aquellos con ingresos per cápita mayores a $12,475 (68.3% del ingreso global). Tienen 12% de la población mundial. Las comparaciones regionales tienden a ser inexactas porque incluso los países dentro de esas regiones tienden a diferir entre sí.

    3553678-1555279603-1467876-65-questionsmall.png

    Responda las preguntas de autoverificación a continuación para monitorear su comprensión de los conceptos en esta sección.

    Preguntas de Self Check

    1. Entra en línea e investiga la economía japonesa. Identificar algunas de las similitudes y diferencias entre Estados Unidos y Japón. ¿Quién cree que tiene una economía más fuerte? ¿Por qué? Defiende tu respuesta.
    2. Conéctate e investiga uno de los Tigres Asiáticos (Hong Kong, Singapur, Taiwán, Corea del Sur). ¿Por qué se llaman Tigres Asiáticos? ¿Cómo se comparan sus economías con otras naciones asiáticas y Estados Unidos?

    This page titled 1.10: Variaciones históricas y actuales del capitalismo is shared under a CC BY-NC license and was authored, remixed, and/or curated by CK-12 Foundation via source content that was edited to the style and standards of the LibreTexts platform; a detailed edit history is available upon request.