Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

6.9: Ottoniano

  • Page ID
    106290
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    Arte ottoniano

    Otto I presta su nombre al periodo “ottoniano”. Los reyes ottonianos estaban decididos a definirse como emperadores romanos al estilo de Constantino y Carlomagno.

    c. 936 - 1015 C.E.

    El arte ottoniano, una introducción

    por

    Después de que el legado de Carlomagno comenzara a desaparecer, las tribus guerreras en lo que hoy es Alemania (entonces Sajonia) se unieron para elegir a un rey de entre su nobleza. En 919 C.E., eligieron a Henry el Liudolfing, hijo de un duque de alto rango, un brillante estratega militar y un líder muy respetado. Henry, apodado “el Fowler” por su afición de la caza de aves, llevó a los ejércitos sajones a una serie de victorias decisivas contra los magiares y los daneses. Estas fronteras recién aseguradas marcaron el comienzo de un período de inmensa prosperidad y productividad artística para el imperio sajón.

    Detalle, Otto I presentando la Catedral de Magdeburgo, 962—968, Ottoniana, de la Catedral de Magdeburgo, probablemente hecha en Milán, norte de Italia (El Museo Metropolitano de Arte). Sobre este marfil, Otto presenta un modelo simbólico de la iglesia a Cristo para su bendición. Como humilde servidor, Otto es representado más pequeño que la compañía de santos patronos.
    Figura\(\PageIndex{1}\): Detalle, Otto I presentando la Catedral de Magdebur g, 962—968, ottoniana, de la Catedral de Magdeburgo, probablemente hecha en Milán, norte de Italia (El Museo Metropolitano de Arte). Sobre este marfil, Otto presenta un modelo simbólico de la iglesia a Cristo para su bendición. Como humilde servidor, Otto es representado más pequeño que la compañía de santos patronos.

    El hijo de Enrique, Otón I (que se convirtió en emperador en 962) presta su nombre al período “ottoniano”. Forjó una importante alianza con el Papa, lo que le permitió ser coronado el primer emperador oficial del Sacro Imperio Romano Germánico desde 924. Este contacto con Roma fue sumamente importante para el desarrollo artístico ottoniano, ya que cada rey ottoniano estaba decidido a definirse como emperador romano al estilo de Constantino y Carlomagno. Esto significó perpetuar una corte altamente intelectual y crear un extenso legado artístico.

    El arte ottoniano toma una serie de formas medievales tradicionales, incluyendo manuscritos elegantemente iluminados, lujosos trabajos en metal, tallas intrincadas e iglesias y catedrales románicas. Quizás la más famosa de las innovaciones artísticas ottonianas es el estilo arquitectónico románico sajón, que está marcado por una cuidadosa atención al equilibrio y la armonía matemática. Este enfoque en la geometría se basa en los textos de Arithmatica y Ars Geometriae del filósofo Boecio del siglo VI. Los ottonianos tenían en alta estima las ciencias matemáticas y esto se refleja en muchas de sus producciones artísticas.

    Los manuscritos iluminados producidos por la “scriptoria” ottoniana, o escuelas de pintura y escritura de monasterio, proporcionan documentación tanto de las costumbres religiosas y políticas ottonianas como de las preferencias estilísticas de la época. Los manuscritos se producían con mayor frecuencia de textos religiosos, y por lo general incluían un retrato de dedicación conmemorativo de la creación del libro. El donante real o religioso suele mostrarse presentando el libro al santo de su elección.

    Códice Uta (Uta presenta el Códice a María), c. 1020, Munich, Bayerische Staatsbibliothek, Clm. 13601, folio 2, recto
    Figura\(\PageIndex{2}\): Códice Uta (Uta presenta el Códice a María), c. 1020, Munich, Bayerische Staatsbibliothek, Clm. 13601, f. 2, recto (digitalizado)

    Aquí vemos a una poderosa abadesa, Uta, presentando su códice a Santa María. Muchos manuscritos también incluían una página que representaba al artista o escriba de la obra, reconociendo que la producción de un libro requería no sólo dinero sino también trabajo artístico.

    Hillinus Códice (Hillinus Presenta el Códice a San Pedro), c.1020, Colonia Dombibliothek, folio 16, verso, manuscrito 12
    Figura\(\PageIndex{3}\): Códice Hillinus (Hillinus presenta el Códice a San Pedro), c.1020, Colonia Dombibliothek, folio 16, verso, manuscrito 12 (digitalizado)

    En el Códice Hillinus, un monje presenta el códice que ha escrito o pintado (¡o ambos!) a San Pedro. Las obras del artista y escriba fueron a menudo una y la misma, como puede verse en muchas de las fantásticas iniciales decoradas que comienzan libros o capítulos en Manuscritos Ottonianos. Como puede ver en las imágenes de dedicación, los manuscritos en cuestión a menudo se representan tal como se mostraban frecuentemente, es decir, con el texto encerrado de forma segura entre lujosas cubiertas metálicas.

    La metalistería ottoniana tomó muchas formas, pero una de las producciones más comunes fueron las portadas de libros enjoyadas para sus preciosos manuscritos. Esta portada es una de las más caras que sobrevive; incluye no sólo numerosas joyas, sino una talla de marfil de la muerte de la Virgen María.

    Presentación de Cristo, Puertas de bronce, 1015, encargado por el obispo Bernward para Saint Michael's, Hildesheim (Alemania) (foto: Holly Hayes, con permiso)
    Figura\(\PageIndex{4}\): Presentación de Cristo, Puertas de bronce, 1015, encargado por el obispo Bernward para San Miguel, Hildesheim (Alemania) (foto: Holly Hayes, con permiso)

    A mayor escala, clérigos como Bernward de Hildesheim lanzaron sus puertas de 15 pies que representan la caída y la redención de la humanidad a partir de piezas individuales de bronce (vea el video en este tutorial). Esta fue una empresa enorme, y el proceso fue tan complejo que no se replicaría hasta el Renacimiento.

    Para un espectador moderno, el arte ottoniano puede ser un poco difícil de entender. Las representaciones de personas y lugares no se ajustan a un estilo naturalista, y el simbolismo suele ser oscuro. Al mirar el arte ottoniano, ten en cuenta que el objetivo de estos artistas no era crear algo que pareciera “realista”, sino transmitir conceptos abstractos, muchos de los cuales son de naturaleza profundamente filosófica. El enfoque en el simbolismo también puede ser uno de los aspectos más fascinantes de estudiar el arte ottoniano, ya que puedes depender de cada parte de las composiciones para significar algo específico. Cuanto más tiempo dediques a cada composición, más descubrimientos gratificantes surgirán.

    Libro del Evangelio de Otón III

    por

    Evangelios de Otto III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453), Retrato de gobernante de Otón III (f.24) y Provincias Trayendo Tributo (f.23v.)
    Figura\(\PageIndex{5}\): Apertura doble página: Provincias Trayendo Homenaje (f.23v.) y Gobernante Retrato de Otón III (f.24) Evangelios de Otón III, c. 1000, cada página 33.4 x 24.2 cm, tinta, oro, pintura, pergamino (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)
    San Lucas, Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)
    Figura\(\PageIndex{6}\): San Lucas, Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)

    La apertura de doble página del retrato gobernante de Otto III (f.24, arriba a la derecha) y la imagen acompañante de provincias trayendo tributo (f.23v, arriba a la izquierda) está tomada de los Evangelios de Otto III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453), uno de los manuscritos más magníficos para han llegado hasta nosotros desde la época medieval temprana. Se cree que se hizo alrededor del año 1000 en el monasterio benedictino de Reichenau en el lago de Constanza donde convergen Austria, Suiza y Alemania y pertenece a un grupo de manuscritos estilísticamente relacionados del monasterio conocido como el grupo Liuthar. El monje Liuthar está representado en otro libro del Evangelio hecho para Otto III que ahora se encuentra en el tesoro de la catedral de Aquisgrán (Aquisgrán, Domschatzkammer, G25). Ahora se cree que Liuthar era un escriba más que un artista, pero el escriba era generalmente la principal figura coordinadora para un proyecto manuscrito.

    Las páginas del manuscrito Evangelios de Otón III miden 334 por 242 milímetros y están hechas de pergamino. El guión está escrito a tinta, con iniciales doradas, y el manuscrito está ampliamente ilustrado con retratos de los cuatro evangelistas (los autores de los cuatro evangelios), y escenas de la vida de Cristo así como el retrato del gobernante. La portada está decorada con joyas preciosas e incrustada con un marfil bizantino que representa la dormición o muerte de la Virgen María. La doble página está cerca del inicio del manuscrito antes de los textos evangélicos.

    Carlos (detalle), Retrato gobernante de Carlos el Calvo, Códice Aureus de San Emmeram, siglo IX (Munich, Bayerische Staatsbibliothek, Clm.14000, f. 5 v.)
    Figura\(\PageIndex{7}\): Carlos (detalle), Retrato gobernante de Carlos el Calvo, Códice Aureus de San Emmeram, siglo IX (Munich, Bayerische Staatsbibliothek, Clm.14000, f. 5 v.)

    Desconocemos el nombre del artista (como es el caso de la mayoría de los pintores de esta época) pero muy probablemente perteneció a un equipo de artesanos que trabajaban en el manuscrito. Al idear la doble apertura, parece no haber trabajado desde su imaginación sino haber seguido una fuente anterior como el retrato gobernante de Carlos el Calvo en el manuscrito del siglo IX conocido como el Códice Aureus de Saint Emmeram (Munich, Bayerische Staatsbibliothek, Clm. 14000, f. 5 v.).

    En el lado derecho de la doble página, se muestra al emperador Otto III sentado frontalmente, coronado, y sosteniendo un orbe dorado y un cetro coronado por un águila. Otón III fue el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y gobernó nominalmente territorios correspondientes a la Alemania moderna, Francia y el norte de Italia. El título de emperador del Sacro Imperio Romano Germánico se remonta a Carlomagno y como este emperador anterior, Otón III fue coronado por el Papa en Roma donde Otto III pasó la mayor parte de su reinado. Otón III fue emperador del Sacro Imperio Romano Germánico de 996 a 1002, cuando falleció a la edad de 21 años.

    Otto III nos mira con ojos hipnóticos, y está vestido de verde y púrpura imperial. Era hijo de Otón II, quien murió cuando tenía tres años, y una princesa bizantina llamada Teofán, y sabemos que era un hombre educado.

    Retrato gobernante de Otón III (f.24), Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)
    Figura\(\PageIndex{8}\): Retrato gobernante de Otón III (f.24), Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)

    Está flanqueado a ambos lados por miembros de su corte: a la derecha por los que pelean (dos miembros de la nobleza que portan espada, lanza y escudo) y, a la izquierda, por los que rezan (dos miembros del clero que sostienen libros).

    La imagen colgante representa cuatro personificaciones de los territorios sobre los que gobernó Otto y que se muestran trayéndole tributo. Se identifican como: Esclavinia (este eslavo), Germania (aproximadamente Alemania), Gallia (aproximadamente Francia) y Roma (Roma). El dispositivo de la personificación (mediante el cual una idea abstracta es representada por una figura humana, generalmente femenina) se remonta al arte clásico. Existe un paralelo entre esta escena y la de la adoración de los tres magos (representados como reyes coronados, una innovación del siglo X) trayendo regalos al Cristo infantil (representado en f.29 del manuscrito), lo que subraya la naturaleza cuasi-divina del Emperador.

    Provincias Trayendo Homenaje (f.23v.), Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)
    Figura\(\PageIndex{9}\): Provincias Trayendo Homenaje (f.23v.), Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)

    Esto no es un retrato en el sentido convencional de una semejanza y nos da muy poca idea de cómo debió ser Otto III. Otto III está representado desproporcionadamente con las figuras mucho más pequeñas que lo flanquean, lo que indica su estatus. Las páginas iniciales probablemente representan un ideal de la regla de Otón III más que la realidad de su situación ya que su gobierno estaba plagado de división. El estilo de la apertura se remonta al ilusionismo antiguo tardío (nota, por ejemplo, el ornamento en forma de rombo en las fronteras, y los fondos atmosféricos que recuerdan, por ejemplo, manuscritos como el Vergilio Vaticano realizado en aproximadamente 400) pero que tiene una planitud extraordinaria como si la escena hubiera sido presionada entre dos paneles de vidrio.

    Detalle de gobernante retrato de Otón III (f.24), Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)
    Figura\(\PageIndex{10}\): Detalle del retrato gobernante de Otto III (f.24), Evangelios de Otón III (Munich, Bayerische Stattsbibliothek, Clm.4453)

    Este estilo es conocido como Ottoniano, un concepto de estilo de época que abarca tanto los reinados de los tres emperadores que llevan el nombre de Otto como de sus sucesores inmediatos hasta finales del siglo XI. A la vez precede y anticipa el estilo románico.

    Después de la muerte de Otto, el manuscrito pasó a su primo y heredero, Enrique II, quien lo entregó a la catedral de Bamberg que fundó, donde permaneció hasta 1803 cuando durante la secularización de la iglesia fue trasladado a la Biblioteca Estatal de Baviera. El manuscrito rara vez se exhibe pero se ha hecho un facsímil del mismo.

    Puertas de bronce, Saint Michael's, Hildesheim (Alemania)

    por la y la

    Video\(\PageIndex{1}\): Puertas de bronce, 1015, encargadas por el obispo Bernward para Saint Michael's, Hildesheim (Alemania)

    Interior de St. Michael's Hildesheim

    Recursos adicionales:

    Catedral de Santa María e Iglesia de San Miguel en Hildesheim de la UNESCO

    Iglesia de San Miguel en Sacred Destinations

    Tesoros medievales de Hildesheim (catálogo de la exposición del Museo Metropolitano de Arte)


    6.9: Ottoniano is shared under a CC BY-NC-SA license and was authored, remixed, and/or curated by LibreTexts.