Saltar al contenido principal
LibreTexts Español

Consulta III

  • Page ID
    96387
  • \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\) \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    ( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\) \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\) \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\) \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\id}{\mathrm{id}}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\)

    \( \newcommand{\kernel}{\mathrm{null}\,}\)

    \( \newcommand{\range}{\mathrm{range}\,}\)

    \( \newcommand{\RealPart}{\mathrm{Re}}\)

    \( \newcommand{\ImaginaryPart}{\mathrm{Im}}\)

    \( \newcommand{\Argument}{\mathrm{Arg}}\)

    \( \newcommand{\norm}[1]{\| #1 \|}\)

    \( \newcommand{\inner}[2]{\langle #1, #2 \rangle}\)

    \( \newcommand{\Span}{\mathrm{span}}\) \( \newcommand{\AA}{\unicode[.8,0]{x212B}}\)

    \( \newcommand{\vectorA}[1]{\vec{#1}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorAt}[1]{\vec{\text{#1}}}      % arrow\)

    \( \newcommand{\vectorB}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vectorC}[1]{\textbf{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorD}[1]{\overrightarrow{#1}} \)

    \( \newcommand{\vectorDt}[1]{\overrightarrow{\text{#1}}} \)

    \( \newcommand{\vectE}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash{\mathbf {#1}}}} \)

    \( \newcommand{\vecs}[1]{\overset { \scriptstyle \rightharpoonup} {\mathbf{#1}} } \)

    \( \newcommand{\vecd}[1]{\overset{-\!-\!\rightharpoonup}{\vphantom{a}\smash {#1}}} \)

    \(\newcommand{\avec}{\mathbf a}\) \(\newcommand{\bvec}{\mathbf b}\) \(\newcommand{\cvec}{\mathbf c}\) \(\newcommand{\dvec}{\mathbf d}\) \(\newcommand{\dtil}{\widetilde{\mathbf d}}\) \(\newcommand{\evec}{\mathbf e}\) \(\newcommand{\fvec}{\mathbf f}\) \(\newcommand{\nvec}{\mathbf n}\) \(\newcommand{\pvec}{\mathbf p}\) \(\newcommand{\qvec}{\mathbf q}\) \(\newcommand{\svec}{\mathbf s}\) \(\newcommand{\tvec}{\mathbf t}\) \(\newcommand{\uvec}{\mathbf u}\) \(\newcommand{\vvec}{\mathbf v}\) \(\newcommand{\wvec}{\mathbf w}\) \(\newcommand{\xvec}{\mathbf x}\) \(\newcommand{\yvec}{\mathbf y}\) \(\newcommand{\zvec}{\mathbf z}\) \(\newcommand{\rvec}{\mathbf r}\) \(\newcommand{\mvec}{\mathbf m}\) \(\newcommand{\zerovec}{\mathbf 0}\) \(\newcommand{\onevec}{\mathbf 1}\) \(\newcommand{\real}{\mathbb R}\) \(\newcommand{\twovec}[2]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\ctwovec}[2]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\threevec}[3]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \\ #3 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\cthreevec}[3]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \\ #3 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\fourvec}[4]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\cfourvec}[4]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\fivevec}[5]{\left[\begin{array}{r}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \\ #5 \\ \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\cfivevec}[5]{\left[\begin{array}{c}#1 \\ #2 \\ #3 \\ #4 \\ #5 \\ \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\mattwo}[4]{\left[\begin{array}{rr}#1 \amp #2 \\ #3 \amp #4 \\ \end{array}\right]}\) \(\newcommand{\laspan}[1]{\text{Span}\{#1\}}\) \(\newcommand{\bcal}{\cal B}\) \(\newcommand{\ccal}{\cal C}\) \(\newcommand{\scal}{\cal S}\) \(\newcommand{\wcal}{\cal W}\) \(\newcommand{\ecal}{\cal E}\) \(\newcommand{\coords}[2]{\left\{#1\right\}_{#2}}\) \(\newcommand{\gray}[1]{\color{gray}{#1}}\) \(\newcommand{\lgray}[1]{\color{lightgray}{#1}}\) \(\newcommand{\rank}{\operatorname{rank}}\) \(\newcommand{\row}{\text{Row}}\) \(\newcommand{\col}{\text{Col}}\) \(\renewcommand{\row}{\text{Row}}\) \(\newcommand{\nul}{\text{Nul}}\) \(\newcommand{\var}{\text{Var}}\) \(\newcommand{\corr}{\text{corr}}\) \(\newcommand{\len}[1]{\left|#1\right|}\) \(\newcommand{\bbar}{\overline{\bvec}}\) \(\newcommand{\bhat}{\widehat{\bvec}}\) \(\newcommand{\bperp}{\bvec^\perp}\) \(\newcommand{\xhat}{\widehat{\xvec}}\) \(\newcommand{\vhat}{\widehat{\vvec}}\) \(\newcommand{\uhat}{\widehat{\uvec}}\) \(\newcommand{\what}{\widehat{\wvec}}\) \(\newcommand{\Sighat}{\widehat{\Sigma}}\) \(\newcommand{\lt}{<}\) \(\newcommand{\gt}{>}\) \(\newcommand{\amp}{&}\) \(\definecolor{fillinmathshade}{gray}{0.9}\)

    The Enquirer continúa reflexionando sobre la noción de un universo libre de valor. Ella llega a darse cuenta de que el mundo parece estar saturado experiencial y lingüísticamente de valores. Ella entretiene la posibilidad de que una raza de Destructores de la Ilusión que usan el lenguaje de manera diferente haya descubierto que los valores son irreales y que solo hay gustos y disgustos. Ella descubre sin embargo que sí conoce al menos un dato sobre lo que es bueno.

    Mi hipótesis de trabajo es que habito un universo libre de valores en el que diferentes personas perciben diferentes cualidades morales en acciones, eventos, situaciones y personas de la misma manera que perciben o no perciben el buen sabor del brócoli. El mundo como ahora lo veo contiene una enorme variedad de objetos, vivos y no vivos, así como animales y personas. Poseen muchas cualidades que se pueden descubrir y describir, pero no hay nada realmente correcto o incorrecto en este mundo y no hay obligaciones. Ninguna acción es demoníaca o santa, cobarde o heroica, pues describir acciones de esta manera es implicar que son malas o buenas, equivocadas o correctas. No hay absolutamente nada que estemos moralmente obligados a hacer o a abstenernos de hacer. Es tan absurdo decir 'Todo está moralmente permitido' como lo es decir 'Algunas acciones no están moralmente permitidas'. Nada está permitido o no permitido.

    Ahora se me ocurre que hay dos formas completamente diferentes en las que podría tratar de entender y aplicar la proposición de que el universo está libre de valores. Podría entenderlo como que es filosóficamente correcto tomar una perspectiva desapegada sobre las luchas de un joven fauno en las mandíbulas de un león, o sobre el crecimiento de un cáncer en el cuerpo de alguien, o sobre la tortura o el aborto. Podría entender la propuesta de implicar que es apropiado considerar estos eventos y situaciones como acontecimientos en el mundo que solo son, sin verlos como 'malos', y que debo suspender mis reacciones emocionales normales, mis impulsos de juicio. Pero si el mundo está realmente libre de valores, entonces no puede ser 'filosóficamente correcto' o 'apropiado' considerarlo de una manera y no de otra. Sea cual sea la forma en que lo considere, juzgando o sin juzgar, es solo la forma en que lo considero.

    Hay otra manera, sin embargo, de entender la propuesta de que el universo está libre de valores que quizás sea más libre de prescriptividad implícita. Permítanme tratar de imaginar un mundo que sea como nuestro mundo en todos los sentidos excepto que la gente en él, habiéndose dado cuenta de que no hay hechos morales y ningún conocimiento moral, nunca hacen juicios morales, y nunca le dicen a los demás lo que deben hacer o se les permite hacer. Nunca hacen afirmaciones como 'No deberías mentirle a tu madre' o 'Deberías hacer donaciones ocasionales a la beneficacia'. Sin embargo, expresan sus preferencias, esperanzas y temores. Por ejemplo, una persona perteneciente a esta especie lingüística extraterrestre podría decir “¡Odio cuando le mientes a tu madre!” o “¡Desearía que más gente hiciera donaciones a UNICEF!” Estas últimas declaraciones son afirmaciones genuinas. Son verdaderas o falsas dependiendo de si la persona que pronuncia las palabras entre comillas realmente tiene las emociones o deseos que se reportan como teniendo.

    Estos extraterrestres, supongo, ven las cosas como realmente son y sólo como realmente son. Si bien ocasionalmente cometen errores, sus errores son fácticos sobre propiedades y relaciones que podrían ser instanciadas en el mundo pero que no lo son. No están bajo la ilusión de que sus objetos de valoración moral pueden poseer en realidad propiedades tales como estar bien o mal, moralmente permitidos o prohibidos, moralmente valientes o moralmente cobardes. En efecto, niegan que los objetos y los seres vivos puedan poseer cualquier rasgo de bondad o maldad, idoneidad o inadecuación, idoneidad o inadecuación para el propósito, normalidad (en contraposición a la media) o anormalidad.

    Voy a llamar a estas personas los Ddestructores de la Ilusión Evaluativa, o los Druptores para abreviar. Ellos sostienen que la mayoría de nosotros vivimos en un mundo de ilusión, proyectando nuestros gustos, disgustos y preferencias en el mundo, que “vemos” a nuestros objetivos de valoración como poseedores de propiedades evaluativas que ellos no poseen. El lenguaje de los Destructores, podría suponer además, no contiene términos evaluativos, solo términos descriptivos. Emplean el término 'rojo' pero no el término 'bueno'. Pueden describir a una persona como 'que pesa 150 libras', pero no como 'maliciosa'. Y me parece que fácilmente puedo clasificar términos según si el lenguaje de los Destructores podría contenerlos (o equivalentes para ellos) o no. Por ejemplo:

    Encontrado en el lenguaje de los destructores

    No se encuentra en el lenguaje de los destructores

    DESCRIPTIVO

    EVALUATIVO

    oscuro

    despreciable

    húmedo

    asqueroso

    caducifolios

    duplicitous

    En mi hipótesis actual, los Ddestructores pueden saber que una habitación es oscura, un curso de agua para estar húmedo, un árbol para ser caducifolio, una barda para ser dañada, y un teorema para ser demostrable en las matemáticas clásicas, y pueden afirmar en lenguaje que estas cosas son así. Pero, al carecer de un vocabulario evaluativo, no pueden decir que una acción es 'despreciable', o una decisión política 'asquerosa', o que una persona es 'engañosa'. “Describir” acciones, políticas y personas de esta manera es implicar que deben ser de alguna otra manera, y esto es, en su opinión, una ilusión que su lenguaje purificado no sustenta.

    Pero ahora, tengo que preguntarme si mi noción de un lenguaje adecuadamente purificado realmente tiene sentido. ¿Puedo clasificar los términos como descriptivos y evaluativos? ¿Hay realmente dos categorías exclusivas que no se superponen aquí? 'Deciduo' parece ser un término puramente descriptivo, extraído de la ciencia de la botánica con su lenguaje técnico, pero muchos términos cotidianos parecen ser descriptivos pero a la vez evaluativamente 'cargados'. A la reflexión, 'húmedo' es un término que suele tener connotaciones evaluativas algo negativas. Las toallas húmedas y los techos húmedos suelen ser 'peores' que los secos. Pero el suelo del jardín tal vez podría ser 'agradable y humedad' donde se han plantado semillas. Describir una habitación como 'oscura' suele implicar que es peor que una habitación más clara, y quizás implicar que no se debe comprar una casa con un cuarto tan oscuro; mientras que describir una película como 'oscura' suele implicar que es una buena película, una que debe verse. ¿Y dónde pertenecen términos como 'picante' y 'languideciente' en el esquema descriptivo-evaluativo? El picante es de sabor picante, pero en el buen sentido, y lánguido es lento, en el buen sentido. ¿Evitan los destructores usar estos términos? ¿Nunca describen una bebida cítrica como 'picante' o un movimiento como 'lánguido? '

    Pensando más en esta línea, me doy cuenta de que muchos sustantivos ordinarios, así como adjetivos ordinarios, tienen connotaciones evaluativas o solo pueden explicarse con la ayuda de palabras como “bueno”, “incorrecto”, “debería”, “debe” o “no debe”. Toma las palabras 'criminal' y 'estrella de cine'. Decir de una persona que es criminal es implicar (¡correcta o erróneamente!) que es una malhechora, haciendo cosas que no debería hacer, y quizás para implicar también que debe ser castigada o rehabilitada, en lugar de dejarla ir sin escocés o ignorarla. Decir de una persona que es una estrella de cine es dar a entender que tiene cualidades admirables, como la belleza y el talento actoral, que son merecidas o posiblemente inmerecidas. 'Talento', normalmente supongo, es bueno tener y bueno observar en acción.

    Implicaciones de 'bueno' y 'malo' parecen permear afirmaciones que a primera vista son puramente descriptivas. Tomemos, por ejemplo, la declaración 'X golpeó a Y' Es una simple declaración de hechos, uno podría pensar, no una evaluación. Sin embargo, implica que X le hizo algo a Y que era malo para Y, aunque quizás bueno para las víctimas Y había sido bullying. Incluso la declaración 'X le dio £5 a Y' parece tener connotaciones evaluativas; aquí se hizo algo bueno o malo. Mi primer impulso al escuchar o leer esta afirmación es pensar que X hizo algo bueno por Y. Porque sé que el dinero es útil y que los regalos de dinero o el reembolso de préstamos son a menudo apreciados. Pero a la reflexión puedo ver que es posible que dar Y £5 podría haber sido malo para ellos, si Y estaba esperando o esperando más. O X pudo haber sido víctima de un atraco. El evento de dar descrito no pudo haber sido 'neutral', aunque la afirmación no implique lógicamente ya sea que se hizo algo bueno para X o para Y o que se hizo algo malo.

    ¿El mundo libre de valor de los Destructores, que supongo que es exactamente como nuestro mundo, excepto lingüísticamente, contiene 'criminales'? Seguramente debe contener a personas que apuñalan a otros en calles solitarias con cuchillos y se llevan sus billeteras, o que se meten en sus casas cuando no están en casa y se van con cosas. ¿Los destructores no ven nada malo en esto? ¿No les importan las toallas húmedas o valoran el agua por sus excelentes propiedades para calmar la sed?

    A la reflexión, puedo ver que no es necesario que estas conclusiones absurdas sigan. Quizás los Destructores, en lugar de hablar un lenguaje purificado, simplemente usan y entienden mi vocabulario habitual de una manera consistente con la hipótesis de un mundo libre de valores. Cuando uno de los destructores dice 'Esta toalla está húmeda', los demás entienden que quiere decir: 'Esta toalla está ligeramente mojada y no me gusta mucho de esta manera y predigo que a otros tampoco les gustará de esta manera'. Cuando otro de ellos describe una nueva bebida como 'picante', quiere decir: 'Esta nueva bebida es ligeramente ácida y me gusta y me gustaría que a usted y a otras personas también les gustara'. Como los imagino, los Ddestructores saben que la criminalidad no es 'mal' —porque nada está realmente mal— pero saben que a ellos y a los demás no les gusta cuando son ellos los apuñalados o cuyas posesiones se quitan. Entonces, cuando uno de ellos usa la palabra 'criminal', significan 'una persona que hace ciertas cosas que no me gustan que me hagan y que a otros no les gusta haberles hecho a ellos'. El término 'estrella de cine' en su idioma significa algo así como “una persona que actúa en la pantalla de una manera que a mucha gente le gusta”. Los Ddestructores pueden incluso entender términos como 'elección' de manera indirecta. Donde ingenuamente pensamos en una elección como una elección de la persona que se cree que es la más adecuada para alguna ocupación o tarea, estas personas saben que nadie puede realmente poseer la propiedad de ser “el más adecuado” para nada. Para ellos, una 'elección' es la elección de alguna persona a la que más le gusta cuando se imagina en una ocupación o tarea determinada. 'Smith ganó la elección para liderar partidos' para ellos significa 'Smith estaba determinado a ser la persona que más le gustaba el órgano electoral cuando se imaginaba en el papel de líder del partido'.

    Los Ddestructores, al parecer, pueden pensar y decir todo lo que podamos pensar y decir. Hay una traducción para todo, desde nuestro idioma hasta el suyo. Por ejemplo:

    'Los tigres son feroces'” 'Los tigres hacen cosas con sus dientes y garras a otros animales que a los otros animales no les gustan y que a mí y a otras personas a veces tampoco nos gusta'.

    'El hueso es resiliente'” 'El hueso tiene una cualidad flexible que a mí y a otros me gusta'

    'El agua sacia la sedad'” 'El agua cambia la condición de una persona sedienta de una que no le gusta a una que más le gusta'.

    'X moralmente agraviado Y'” 'X le hizo algo a Y que no me gusta y me gustaría que a otros tampoco les gustara'.

    Los Ddestructores entienden consistentemente tales afirmaciones por referencia a sus preferencias y las de otras criaturas vivientes en lugar de en términos de propiedades realmente poseídas por acciones, eventos, situaciones y personas. Cuando los Ddestructores describen a los tigres como 'feroces', no tienen ninguna ilusión de que el comportamiento de los tigres tiene la propiedad de ser 'malo' para su presa de la misma manera que sus abrigos tienen la propiedad de ser rayados.

    Pero cuando un niño descubre que los tigres son feroces o un estudiante de medicina descubre que el hueso es resistente, no parece implicar un descubrimiento sobre los gustos. No hay introspección, ninguna consulta de sus sentimientos, está involucrada. Más bien, el niño descubre estas cosas observando tigres en estado salvaje o leyendo sobre su comportamiento, y el estudiante de medicina las descubre estudiando hueso y quizás sometiéndolo a ciertas pruebas. Y cuando me pregunto si un curso de acción es 'moralmente aceptable', no me pregunto si me gusta o no. Supongamos que al dueño de una fábrica le 'gusta' encarcelar o albergar a sus trabajadores en sus máquinas de coser detrás de una cerca de alambre de púas durante 12 horas de trabajo; a los trabajadores no les gusta, y no me gusta que le guste. Parece que puedo investigar el reclamo 'Los arreglos del dueño de la fábrica son moralmente inaceptables', mientras que no necesito investigar el reclamo 'No me gustan los arreglos que le gustan al dueño de la fábrica que a los obreros no les gusta'. Mi pregunta se refiere a si a mí y a los demás no nos deberían gustar los arreglos o pueden gustarles. Pero estos 'oughts' y 'mays' no tienen sentido ni aplicación en un universo libre de valores.

    Admito estar tan confundida como siempre sobre la posibilidad del conocimiento evaluativo a la luz de estas reflexiones posteriores. Por un lado, creo que las afirmaciones evaluativas no morales 'Juan sabe que las alcachofas son deliciosas' y 'Marcia sabe que las cobras son peligrosas' podrían ser ciertas si cualquiera de las oraciones se pronunciara o se escribiera en un contexto particular. La primera declaración podría ser hecha por el padre de un niño con gustos sofisticados; la segunda por el padre de un niño que lee libros de naturaleza. Y si Juan sabe que las alcachofas son deliciosas, y Marcia sabe que las cobras son peligrosas, entonces las afirmaciones son ciertas, al menos en el contexto en el que se tienen los pensamientos relevantes y se pronuncian las frases relevantes. Por otro lado, no veo cómo John puede saber que las alcachofas son deliciosas, si hay culturas en las que las alcachofas son rechazadas por no comestibles, o cómo Marcia puede saber que las cobras son peligrosas si hay culturas que mantienen una cobra domesticada alrededor de la casa para comer ratas. En estos otros contextos, podría decirse que Jack sabe que las alcachofas tienen un sabor terrible y se podría decir que Miranda sabe que las cobras son útiles y amigables. Parece que las afirmaciones evaluativas son “verdaderas” o “falsas” en relación con culturas particulares y que el “conocimiento” depende de los gustos, preferencias y circunstancias humanas.

    Volviendo a las propiedades morales y al conocimiento moral, estoy igualmente desgarrado. Tengo la tentación de decir que María no sólo puede creer sino saber que los arreglos del dueño de la fábrica son moralmente erróneos. Pero los dueños de fábricas y su círculo social proceden como si supieran que no hay ningún problema con ellos, y muchos capitalistas negarían que lo que Mary cree es correcto.

    A pesar de mi continua incertidumbre y confusión, ahora he establecido una serie de cosas importantes.

    Primero, reconozco que mi vocabulario normal para describir el mundo, el vocabulario que uso cuando no lo estoy pensando en términos físicos y químicos, contiene no solo términos evaluativos como “bueno” y “incorrecto”, sino también sustantivos, verbos, adjetivos y adverbios que tienen connotaciones o implicaciones evaluativas cuando aparecen en oraciones que se utilizan para hacer declaraciones. Los Ddestructores tienen paráfrasis para todo lo que digo y escribo con este vocabulario, pero aún no he determinado si sus paráfrasis son realmente adecuadas, un problema que puedo aplazar hasta más tarde.

    Segundo, ya no veo una razón para suponer que las creencias que dependen de alguna manera de mi Constitución Neurológica y de la Transmisión Cultural son invariablemente falsas. Mi conocimiento de sentido común sobre el color de la nieve, el temperamento de los tigres, etc. depende de ambas características, y no veo razón para negar que sé que la nieve es blanca y los tigres son feroces. Miranda, viviendo en su cultura de cobras domesticadas, puede saber que son útiles y amigables, aunque Marcia, viviendo en su cultura, sepa que las cobras son peligrosas. Al mismo tiempo, estas observaciones no me ayudan a entender mejor la moralidad, pues la moralidad no parece ser simplemente una cuestión de sentido común. Y no estoy del todo satisfecha con la noción de que Miranda, viviendo en su cultura, podría saber que la tortura está mal, mientras que Marcia, viviendo en la suya, podría saber que está bien.

    En este punto, volviendo mi atención hacia adentro, encuentro en mí mismo —a pesar de estas preocupaciones— cierta convicción sobre lo que es bueno. El convencimiento es que mi existencia, al menos por el momento, es mejor para mí que mi inexistencia. En consecuencia, la siguiente declaración, al ser pronunciada por mí, es aquella en la que tengo total confianza.

    'Mi existencia continuada, al menos ahora mismo, es buena para mí'.

    También estoy razonablemente seguro de que cualquiera que no esté en terribles dolores emocionales o físicos puede hacer el mismo juicio sobre su propia existencia.

    Ahora bien, al pronunciar estas palabras, o escribirlas, o simplemente pensar esta afirmación, no he deducido el hecho de que es bueno para mí ahora que existo a partir de la premisa más general 'Para todos en el mundo, es bueno para ellos ahora que existen'. De hecho estoy seguro de que esta última afirmación es falsa —hay personas en el mundo que sufren terribles tormentos que, por el momento, estaría mejor que no existieran y que desearían que no existieran. Pero ¿y qué? Yo sólo juzgo que es bueno para mí que existo ahora.

    Tampoco estoy afirmando que mi existencia es de alguna manera absoluta algo bueno. Si alguien insistiera en que mi existencia continuada no es mejor para el universo, que el universo no es un lugar mejor para mi existencia en él, podría no tener ningún argumento en su contra. A lo mejor el mundo se vería mejorado por mi eliminación de él. Sin embargo, no puedo dudar de que para mí, la existencia ahora es mejor que la aniquilación ahora.

    ¿Podría equivocarme sobre esto aunque no pueda dudarlo?

    Los Destructores dirán que aunque sepa de mí mismo que es mejor para mí existir ahora, todo lo que significa esa declaración es 'Me gusta exister'. O 'Ahora mismo, prefiero existir antes que no'. A lo mejor tienen razón. Investigaré esta posibilidad más adelante. En tanto, su paráfrasis no implica que no sé que existir es mejor para mí.

    Sin duda, tanto mi Constitución Neurológica como la Transmisión Cultural juegan un papel en mi convicción. Un instinto de autoconservación parece ser una característica de todos los seres vivos; pocos animales que no tomaron medidas para evitar lesiones a sí mismos o la muerte se encuentran entre mis antepasados. Todos los animales tienen algún medio para evitar o defenderse de las amenazas y un instinto incorporado para hacerlo. Y constantemente me advierten sobre los peligros para mi existencia por parte de padres, amigos y autoridades y me dan consejos sobre cómo evitarlos. Estas advertencias y urgencias sin duda contribuyen a mi sensación de que mi vida justo en este momento es valiosa. En consecuencia, mi respuesta positiva al pensamiento de que sigo existiendo y mi respuesta negativa al pensamiento de mi cese de existir surgen de la interacción de mi mente con una presentación a mi conciencia en forma de pensamiento. Pero, como ya lo he establecido, todos mis pensamientos parecen surgir de esta manera y eso no me impide a veces saber cuál es el caso al menos en lo que a mí respecta.


    This page titled Consulta III is shared under a CC BY license and was authored, remixed, and/or curated by Catherine Wilson (Open Book Publishers) .